La miopía patológica, conocida también como miopía progresiva o miopía magna, puede afectar a pacientes con  defectos miópicos superiores a las 6-8 dioptrías, y en España la padece un dos por ciento de la población. Es un factor de riesgo a la hora de desarrollar determinadas dolencias oculares, como la alteración macular miópica (maculopatía miópica), la atrofia coriorretiniana, el glaucoma y el desprendimiento de retina; además de patologías asociadas a la edad, como es el caso de las cataratas. Esta circunstancia obliga a los miopes con una graduación elevada a someterse a revisiones oftalmológicas periódicas pera evitar pérdidas de visión que, en determinados casos, pueden resultar irreversibles.

El paciente con miopía patológica suele presentar una visión de lejos borrosa o muy borrosa, con una importante disminución de la agudeza visual. Su visión próxima suele ser buena, siempre y cuando se acerquen mucho los objetos para verlos, siempre y cuando no existan problemas maculares. Es característico que estos pacientes presenten destellos luminosos y moscas volantes (opacidades vítreas móviles que se perciben cuando éstas proyectan una sombra sobre la retina y que pueden adoptar diferentes formas). Para detectar si un paciente es miope magno, en la clínica se le realiza una prueba conocida como oftalmoscopia

El ojo miope, con defecto elevado, envejece de un modo prematuro, lo que se constata en la aparición temprana de problemas como las cataratas, consistentes en la pérdida de visión por la opacidad en el cristalino. Mientras que en la mayoría de la población aparecen habitualmente a partir de los 70 años, en un miope patológico pueden presentarse de forma temprana. En este caso, se trata de una dolencia cuyos efectos pueden revertirse, lo que puede no suceder en el caso de las pérdidas de visión provocadas por algunos problemas de retina.

Según señala el Dr. Fernando Llovet, Director Médico de Clínica Baviera, “no es recomendable retrasar la visita al oftalmólogo hasta que existan problemas evidentes en la visión sino que los miopes con alta graduación han de someterse anualmente a un examen oftalmológico exhaustivo a fin de detectar posibles síntomas de alguna de ellas y evitar complicaciones futuras”.

Tener más de 8 dioptrías de miopía puede provocar el envejecimiento prematuro del ojo
1 vote, 5.00 avg. rating (89% score)