Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Los mejores ejercicios para relajar la vista

Las nuevas formas de trabajo y ocio, caracterizadas por el uso constante y prácticamente ininterrumpido de las pantallas electrónicas (ordenador, teléfonos móviles, tablets, consolas de videojuegos…) están provocando que los síntomas propios de la fatiga ocular sean cada vez más frecuentes e intensos: picor de ojos, lagrimeo, visión borrosa, etc.

Por este motivo, hoy en día es más importante que nunca descansar nuestros ojos con una serie de trucos, técnicas y ejercicios específicos para relajar la vista.

4 trucos sencillos para descansar la vista

Afortunadamente, existen una serie de hábitos y recomendaciones muy sencillos para dar descanso a nuestros ojos. Son tan básicos que, en realidad, cuesta encontrar excusas para no llevarlos a cabo:

  1. Acostumbrarse a cerrar los ojos cada 2o minutos. Es importante realizar descansos de unos 5 minutos cada 20 ó 25 minutos de actividad intensa delante de una pantalla electrónica. De esta forma, además de descansar la vista rendiremos más y aumentaremos nuestra productividad.
  2. No dejar de parpadear. El parpadeo es un acción normalmente refleja e involuntaria que se realiza cada 5 segundos aproximadamente. Pero también lo podemos hacer de manera consciente, acortando estos tiempos, con el fin de mantener mejor hidratados los ojos y retrasar la fatiga visual provocada por los sequedad ocular.
  3. Mirar a la lejanía. La cuestión es desviar la vista del ordenador a menudo y fijarla en un punto más lejano, asomándonos al balcón o simplemente mirando por la ventana. Es una forma natural de relajar tanto nuestra vista como nuestra mente, y sirve también para ordenar nuestros pensamientos.
  4. Mantener unas condiciones de luz óptimas. Siempre que estemos realizando una actividad que precise enfocar la vista en objetos cercanos, como leer o escribir ya sea en papel o en una pantalla electrónica, es fundamental contar con una fuente de luz  suficiente, mejor natural durante el día, y por la noche se deben evitar lámparas o focos que apunten directamente a los ojos.

Mujer con jersey gris se frota los ojos frente al ordenador

Ejercicios visuales

La mejor forma de complementar las medidas anteriores es realizar una serie de ejercicios visuales sencillos pero frecuentes. Estos son algunos ejemplos:

  • Darse un masaje. Podemos aprovechar las pausas en el trabajo para hacernos un automasaje y, de esta forma, incrementar la relajación. Un masaje sencillo y efectivo consiste en cerrar los ojos, colocar la punta de los dedos más o menos un centímetro sobre las cejas e ir haciendo círculos suaves durante unos segundos. Podemos proseguir el masaje estirando las cejas con las manos de dentro hacia fuera.
  • Palming. Este ejercicio consiste en colocarse sobre una mesa, apoyar los codos y luego juntar los dedos de la mano, flexionándolos de forma que simule un caparazón. Con los ojos cubiertos por las manos, el ejercicio consiste en mover las manos muy suavemente, en forma de círculos y sin ejercer presión.
  • Forma de ocho. Se trata de relajarte mientras observas, con la cabeza inmóvil, como tu dedo índice dibuja un ocho imaginario en el aire. Es importante realizar este ejercicio de una manera muy lenta, al mismo tiempo que tratamos de relajar la respiración.

La clave del éxito de estos ejercicios se encuentra en la constancia ya que hay que convertirlos en un hábito diario que nos va a ayudar a mantener una buena salud ocular, disminuir la fatiga visual y equilibrar nuestra mente.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario