Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Desterrando mitos: por qué debes dejar de usar manzanilla para los ojos irritados

Tradicionalmente se nos ha dicho que la manzanilla es un buen remedio natural para la conjuntivitis, los ojos hinchados, irritados y, en general, para casi cualquier problema de los ojos. ¿Tiene esta afirmación algún fundamento científico? En este artículo lo analizaremos.

New Call-to-action

¿Tiene propiedades medicinales la manzanilla?

No todo es mito con respecto a la manzanilla. Efectivamente, se trata de una planta medicinal con propiedades calmantes y antiinflamatorias. La manzanilla se ha usado desde hace siglos como planta medicinal y, hoy por hoy, sigue estando presente en muchos medicamentos. Su uso es útil principalmente para problemas gástricos como la indigestión, náuseas  vómitos pero también para heridas y ciertas afecciones de la piel. Su ingesta también tiene efectos calmantes en la mucosa de la garganta.

Por tanto se puede determinar que efectivamente, la manzanilla tiene propiedades medicinales.

En resumen, los principales beneficios de la manzanilla son:

  • Ayuda a una buena digestión.
  • Calma y reduce la ansiedad.
  • Disminuye el estrés.
  • Ayuda a controlar la diabetes.
  • Refuerza el sistema inmunitario.
  • Ayuda a tratar heridas e  impurezas de la piel.
  • Alivia los dolores menstruales.

Dos tazas de manzanilla para los ojos y plantas

¿Quieres algunas ideas de recetas y nutrición para cuidar tu salud visual? Solicita ahora nuestra guía gratuita con vitaminas, nutrientes y recetas para tus ojos

 

Manzanilla para los ojos irritados

Limpiar los ojos con manzanilla es una costumbre muy extendida, pero no por ello es lo más acertado que podemos hacer. Debemos tener en cuenta que los ojos son una de las partes más sensibles de nuestro cuerpo y que, por esta misma razón, todos los productos que se venden para su uso en los ojos son totalmente estériles y están libres de sustancias irritantes… y, aún así, algunos son molestos.

  • Para empezar, una infusión de manzanilla no es una solución estéril. Se hace con agua que, ya sea del grifo o mineral, no están libres sustancias que podrían dañar nuestros ojos. Aunque el agua hierva para hacer la infusión, tiene muchas oportunidades de contaminarse.
  • Una infusión de manzanilla está llena de restos de la planta, por muy bien que se haya colado, que irritarán nuestros ojos si entran en contacto con ellos. Estas partículas incluyen el polen de la flor, un potencial agente alérgeno.
  • A todo esto hay que sumar que realmente no se sabe ni la cantidad, ni la temperatura a la que habría que aplicar la manzanilla para que tuviese un efecto positivo, si es que llegase a tenerlo.

Por suerte existen en el mercado muchos productos específicos para la limpieza, hidratación y desinfección de los ojos.

Higiene de los ojos para la conjuntivitis

Si se desea limpiar los ojos de legañas debido a una conjuntivitis, la mejor manera es hacerlo es con una gasa estéril y suero fisiológico o con toallitas específicamente diseñadas para ello. Es importante puntualizar que se debe usar una gasa o toallita diferente para cada ojo; de esta manera evitaremos el contagio de un ojo a otro de posibles infecciones.

Normalmente, la conjuntivitis está causada por una infección vírica o bacteriana, por lo que es probable que debamos acudir al médico para que nos proponga un tratamiento. En caso de que sea necesario, nos recetará un colirio antibiótico.

No obstante, en muchas ocasiones, estas infecciones desaparecen por sí solas en unos días sin necesidad de un tratamiento antibiótico. En este caso es importante mantener una buena higiene ocular e hidratar nuestros ojos con lágrimas artificiales en caso de que sea necesario.

El lavado de ojos tras una cirugía refractiva

Hay que tener en cuenta también una serie de consejos en el postoperatorio de una cirugía refractiva para dejar de llevar gafas o lentillas, entre ellos realizar un lavado de ojos con sumo cuidado para eliminar las secreciones que se generan en los primeros días.

  • Es muy importante lavarnos cuidadosamente las manos antes de poner cualquier colirio en el ojo o limpiarnos los ojos.
  • Limpiar muy suavemente las secreciones externas de los ojos utilizando una gasa y siempre por debajo de la mejilla.
  • Para ponernos un colirio debemos inclinar la cabeza hacia atrás, bajar el párpado inferior y, finalmente, echar una sola gota sin tocar el ojo.
  • Si el especialista nos ha prescrito dos clases de colirios al mismo tiempo (por ejemplo, un antiinflamatorio y un antibiótico) debemos esperar un minuto entre ambas aplicaciones.
  • Una vez empezado, no se debe utilizar ningún colirio durante más de 4 semanas sin comprar un nuevo frasco.
  • Algunos productos deben conservarse en la nevera (esto está siempre indicado en el envoltorio).

1 Comentario

  1. 21 de diciembre de 201802:49
    dijo:

    Esto es muy exelente buenísimo interesante y educativo

Escribe un comentario