Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Qué es la conjuntivitis folicular?

La conjuntivitis folicular es uno de los tipos de conjuntivitis que se produce cuando aparecen folículos linfoides en la conjuntiva, que es, recordemos, la membrana que cubre la cara posterior de nuestros párpados y la parte anterior del ojo.

Ojo rojo con lágrimas

Estos folículos aparecen en la zona bulbar de dicha membrana, aunque no en todos los casos es así. En realidad se pueden situar en cualquier zona o área de la conjuntiva.

New Call-to-action

¿Cómo son los folículos de la conjuntivitis folicular?

Los folículos son estructuras redondeadas, traslúcidas y rodeadas de un entramado vascular  que pueden considerarse en sí mismos como un síntoma de la conjuntivitis, que en este caso no es vírica ni bacteriana sino de tipo folicular.

Tienen un diámetro de entre 0,2 a 2 milímetros y generalmente aparecen como una respuesta a agresiones crónicas, como por ejemplo las infecciones, las irritaciones o las alegrías en la zona ocular.

No debemos confundirlas con las papilas, que son estructuras mucho más grandes, carnosas, con un eje vascular y que pueden llegar a ser vegetantes y adquirir un aspecto adoquinado propio de las conjuntivitis primaverales. En lo único en que sí se parecen es que también se ubican en la conjuntiva tarsal y fórnix.

Conjuntivitis folicular: causas y principales síntomas

Independientemente de su causa, la conjuntivitis siempre genera la inflamación de la capa que cubre la cara posterior de los párpados y la parte anterior del globo ocular, es decir, la conjuntiva.

Ahora bien, al hablar de conjuntivitis folicular, se cree que la formación de los folículos linfoides se debe a una estimulación crónica o a la exposición permanente de algún tipo de estímulo inflamatorio, muchas veces de forma inconsciente.

Cuando la conjuntivitis folicular es de tipo crónico, provoca la aparición y formación de tejido cicatricial en la conjuntiva y la córnea. De hecho, en niños menores de 10 años son comunes las infecciones de la zona ocular, especialmente si se trata de niños criados en países en vías de desarrollo o donde no hay buenas condiciones sanitarias.

A veces, la conjuntivitis folicular también es un síntoma de la conjuntivitis viral aguda. En esos casos, se presentan cuadros de quemosis, hemorragias, fotofobia y adenopatía en uno párpado y al cabo de una semana se hacen extensivos al otro.

¿Qué tratamiento existe para la conjuntivitis folicular?

El tratamiento que se suele emplear en los casos de conjuntivitis folicular es similar al que se recomienda en otros tipos de conjuntivitis. Recuerda, nuestro oftalmólogo es el único profesional capacitado para diagnosticar y tratar este tipo de problemas y no debes intentar otras soluciones caseras como la limpieza de la zona ocular con agua de manzanilla.

Por ejemplo, se suele recomendar el uso de corticoides tópicos en los casos en que las molestias de los pacientes así lo demanden.

Existen otros tratamientos más agresivos para mitigar los efectos de la conjuntivitis folicular. Uno de ellos es la supresión de los folículos linfoides gracias a una operación quirúrgica o también su raspado suave con gasas estériles. Sin embargo, hasta la fecha su efectividad no está comprobada y lo mejor es aplicar los tratamientos habituales.

Adicionalmente, debemos tener en cuenta una serie de recomendaciones como no compartir toallas o prendas de vestir y lavarnos las manos frecuentemente para evitar que las personas de nuestro entorno contraigan la enfermedad.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario