Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Qué es una campimetría?

En general, la campimetría hace referencia a una técnica que se emplea para estudiar el campo visual y para detectar sus posibles defectos. De manera más específica, llamamos campimetría a la prueba que se realiza mediante un instrumento llamado campímetro.

El principal objetivo de esta prueba es controlar la evolución del glaucoma, así como de otras enfermedades que afectan al campo visual. También sirve para detectar lesiones en el nervio óptico, ya que estas pueden llevar a pérdidas del campo visual.


Descarga la guía:

¿Qué es el campo visual?

Cuando miramos a un objeto somos capaces de apreciar otros objetos que están alrededor sin necesidad de mirar directamente a ellos. El campo visual es toda la zona que abarca nuestra vista desde un punto central, a ambos lados. Lógicamente, es en el punto al cual estamos mirando donde percibimos un mayor número de detalles. La nitidez disminuye conforme nos alejamos de este punto hacia zonas más periféricas.

A pesar de que en las zonas periféricas nuestra visión es peor – llegando a convertirse en simples sombras o colores- la totalidad del campo visual es lo que nos permite tener una mejor percepción de la realidad. Si nuestra vista se limitara a la zona de visión de mayor definición, a donde estamos “apuntando”, perderíamos mucha información necesaria en nuestro día a día. Un buen ejemplo de esto son los deportes, como el fútbol, en los que es muy importante saber dónde están los compañeros, pero también situaciones cotidianas, como conducir.

 

Campimetría: así es la prueba

La campimetría computerizada es la que se hace hoy día, aunque existen formas de hacerla mucho más primitivas. El campímetro es un aparato de forma similar a una media esfera hueca. Los ojos se examinan de manera independiente, para lo cual se tapará primero uno y después el otro. Esto es necesario para saber, en caso de que haya algún problema relacionado con el campo visual, en qué ojo está detectado.

Una vez hecho esto, el paciente apoya la cabeza en los soportes frente a la media esfera. Dentro de esta, el aparato va emitiendo unos pequeños puntos luminosos en lugares distintos. El paciente debe pulsar un botón cada vez que vea unos de esos puntos de luz. Posteriormente se repite la maniobra con el otro ojo

Esta prueba requiere, como vemos, de una participación activa por parte del paciente. Por este motivo, a pesar de ser una prueba muy utilizada, no es fiable en el caso de niños y personas de avanzada edad. Asimismo, los resultados podrían verse afectados por diversas circunstancias, tales como la duración de la prueba, la fatiga del paciente y su estado de ánimo o, incluso, el aprendizaje.

A pesar de estos inconvenientes, la campimetría es la mejor forma de detectar si existen fallos en la retina o el nervio óptico que afecten al campo visual. Los datos que aporta esta prueba son de gran interés para oftalmólogos y neurólogos,  ya que les permiten detectar depresiones en el campo visual de un solo ojo  (escotomas) o generales (que afectan a ambos ojos).

Ojo azul sobre imagen en blanco y negro

¿Qué enfermedades se pueden diagnosticar gracias a la campimetría?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la campimetría es solo una prueba más de las que el oftalmólogo puede realizar. Es decir, que, por sí sola, no será suficiente para diagnosticar un problema ocular u otro. De hecho, solo servirá para indicar los posibles problemas que pueda presentar el paciente. Una vez que se haya realizado, se podrán llevar a cabo nuevas pruebas que confirmen o no un problema en los ojos.

Por lo general, la campimetría es una buena herramienta que permite al oftalmólogo diagnosticar problemas oculares como el glaucoma, así como su proceso evolutivo, la retinosis pigmentaria o lesiones del nervio óptico. De hecho, el diagnóstico precoz de problemas oculares como el glaucoma, permite, en muchos casos, adelantarse a la presencia de otro tipos de enfermedades, como pueden ser enfermedades degenerativas, diabetes, problemas cardiovasculares como la hipertensión o, incluso, algunos tipos de cáncer.

Tipos de campimetría

Aunque el método que ya hemos mencionado es el más común de todos, es importante tener en cuenta que existen diferentes formas de realizar esta prueba.

  • Campimetría dinámica o de Goldman:

Es el sistema que ya hemos mencionado y, probablemente, uno de los más utilizados incluso hoy en día. En este caso, se requiere de la colaboración del paciente, que deberá indicar cuándo percibe un haz luminoso con cada uno de sus ojos en pruebas diferenciadas para cada uno de ellos.

  • Campimetría computerizada o estática:

Este tipo de campimetría está desarrollada a partir del anterior, de la campimetría dinámica o de Goldman. Su principal diferencia con esta es que la prueba se realiza de forma automática. Es decir, es el software del ordenador asociado el que emite los haces de luz en series concretas y determinadas. La principal ventaja de este sistema es que permite una mayor objetividad cuando se comparan los resultados, ya que los haces de luz son los mismos que el paciente experimentó en pruebas anteriores. De esta forma, se puede observar la evolución del campo visual del paciente con datos concretos y objetivos, que puedan ser comparables a las pruebas realizadas con anterioridad.

Este tipo de campimetría está ganando cada vez más espacio en las consultas oftalmológicas, y lo más probable es que termine sustituyendo a la campimetría de Goldman original.

  • Campimetría por confrontación de campos:

Se trata de una técnica básica de campimetría que no requiere de equipamiento adicional. Se realiza mediante la confrontación entre el paciente y el examinador. Para ello, se colocarán uno enfrente del otro y moverán el ojo que se esté examinando en diferentes direcciones. Si el examinador percibe más objetos que el paciente, es indicativo de una pérdida de campo de visión por parte del segundo. Como decimos, es una técnica básica, que tiende a ser sustituida por las campimetrías más avanzadas que usan equipos más desarrollados.

  • Pantalla tangente:

Este sistema utiliza una pantalla negra situada a un metro de distancia del paciente, que debe indicar el momento en el que percibe un punto blanco que se aproxima hacia el centro de la pantalla desde los extremos. Esta fase de la prueba se repite en varias ocasiones, lo que permite crear un mapa de puntos blancos que indican dónde comienza el campo visual del paciente y dónde se pierde.


¿Por qué veo mal?

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario