Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

¿Es recomendable usar lentillas en la piscina?

Es evidente que llevar gafas y las lentillas es prácticamente incompatible con disfrutar del  agua en la playa o en la piscina. Ambas opciones son incómodas en el medio acuático. Además, en el caso de las lentillas, al igual que no es nada aconsejable usarlas para dormir, no se recomienda utilizarlas en la piscina. ¿Qué por qué? A continuación te contamos los problemas que pueden aparecer si se usan las lentillas en la piscina, además de algunos consejos en caso de que te sea imprescindible hacerlo y las alternativas que existen. 

New Call-to-action

Los problemas de usar lentillas en la piscina

El uso de las lentillas en el agua no está recomendado, pero en el caso de las piscinas es más concreto aún, pues además de las bacterias que hay en cualquier medio acuático, en ellas se usan cloros y otros productos químicos que ya de por sí pueden inflamar el ojo, lo que puede empeorar en caso de que algún organismo se quede pegado a la lentilla. 

El agua de las piscinas puede contaminar y distorsionar la forma de las lentillas. Por un lado, las bacterias pueden adherirse a las lentillas y luego quedarse alojadas en el ojo, como es el caso de la acanthamoeba, que puede ocasionar inflamación de córnea e incluso una infección. Por otro lado, las lentillas tienden a absorber el agua que les rodea, por lo que pueden cambiar de forma y volverse incómodas.

Qué hacer en caso de tener que usarlas

De esta manera, la recomendación es no usar lentillas en la piscina. Sin embargo, sabemos la incomodidad que supone estar sin ellas (o sin gafas), en un entorno acuático. Por lo que, si aun así decides usarlas, ten en cuenta los siguientes consejos y recomendaciones:

  • Usa preferentemente lentillas diarias, ya que reducen el riesgo de contaminación bacteriana.
  • Usa unas buenas gafas de natación que aíslen el ojo y prevengan la irritación.
  • Lávate las manos al salir de la piscina y antes de manipular las lentillas.
  • En caso de usar lentillas mensuales, no alargues su uso y enguágalas correctamente con solución única.
  • Usa lágrimas artificiales si notas que las lentillas se han resecado. 

La alternativa

Claro que también hay otra alternativa a usar lentillas en la piscina: las gafas de natación graduadas, que funcionan como las gafas de vista, aunque con algunas características específicas: están fabricadas con plástico de policarbonato y no con cristal, además de que cuentan con un sellado hermético de silicona a los lados, lo cual evita que el agua entre en el interior. 

Asimismo, las gafas de natación graduadas están fabricadas para que no haya resistencia mientras se avanza por el agua, además de que no permiten que el vaho se adhiera a la superficie de la lente, lo que evita que se empañen. Por otra parte, se pueden personalizar para adaptarse a las necesidades de cada individuo . 

Otra alternativa es corregir el problema visual que se tenga mediante diferentes técnicas de cirugía refractiva.

New Call-to-action

En conclusión, usar lentillas en la piscina no está recomendado por la posibilidad de contaminarlas y de distorsionar su forma. Sin embargo, en caso de que sea necesario su uso, es importante seguir las recomendaciones que te hemos dado más arriba para evitar al máximo cualquier tipo de problema o infección en el ojo. 

Fuentes:

El Español – Por qué jamás debes usar lentillas en la piscina: de infecciones a ceguera

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario