Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Visión borrosa de lejos: ¿a qué se debe?

4.2/5 - (11 votos)

La visión borrosa de lejos es un síntoma que puede asociarse a muchos problemas o enfermedades visuales. Por ejemplo, la miopía, que causa visión borrosa de lejos. O la hipermetropía, que causa visión borrosa de cerca. 

En cualquier caso, existen muchos factores que pueden afectar a la vista y causar visión borrosa. Si quieres saber más al respecto, sigue leyendo y te contamos las claves que debes conocer. 

¿Cuáles son las causas de la visión borrosa?

Existen diversas causas que pueden provocar visión borrosa. En este sentido, hay que distinguir la visión borrosa transitoria de la crónica. Así como si afecta a las distancias cortas, largas o a ambas. Según sea el caso, estaremos ante un problema de la vista u otro.

Las principales causas de la visión borrosa son las siguientes: 

Baja agudeza visual

La agudeza visual es la capacidad de percibir y diferenciar objetos en condiciones de buena iluminación. Aunque en parte depende de las estructuras del ojo, como la córnea, el cristalino o la retina, no sólo los problemas refractivos (miopía, hipermetropía y astigmatismo) influyen en ella. 

Hay personas que, a pesar de tener corregidos sus problemas de refracción o de no tenerlos, tienen una escasa agudeza visual. Esto ocurre porque la agudeza visual también depende del estado del nervio óptico, y de la parte del cerebro que procesa la información visual. 

Por tanto, no podemos decir que la agudeza visual mide la visión, ya que este es un proceso mucho más amplio por el que se percibe e integra la información recibida por vía visual y se analiza y procesa en el cerebro.

Astigmatismo

El astigmatismo es un problema refractivo que causa visión borrosa a todas las distancias. Se produce cuando la córnea (la capa más exterior del ojo que permite el paso de la luz desde el exterior al interior del globo ocular y protege el iris y el cristalino) tiene una forma irregular. La luz se enfoca en varios puntos de la retina, causando visión borrosa tanto de lejos como de cerca.

El astigmatismo puede aparecer solo o asociado a la miopía o la hipermetropía, pero en ambos casos causa visión borrosa a todas las distancias, aunque el problema sea más fácil de detectar al mirar a una cierta distancia.

Astigmatismo

Hipermetropía

La hipermetropía es un defecto en la curvatura del globo ocular que hace que las imágenes se refracten por delante de la retina. En consecuencia, se ve mal en las distancias cortas. Por ejemplo, al leer, escribir o mirar la pantalla de un ordenador o teléfono móvil. 

Hipermetropía

Miopía

La miopía es el defecto refractivo contrario a la hipermetropía. En este caso, debido de nuevo a la irregularidad en la curvatura del globo ocular, las imágenes se refractan por detrás de la retina. En consecuencia, se ve borroso aquello que está lejos. 

Miopía

Presbicia

La presbicia es un problema de la vista causado por el envejecimiento del cristalino. Al envejecer, el cristalino pierde su capacidad de acomodación. Es decir, pierde la capacidad de enfocar igual que lo hacía de joven. En consecuencia, se ve mal de cerca. Igual que sucede cuando se sufre hipermetropía. 

Lo más habitual es que la presbicia, o vista cansada, empiece a aparecer en torno a los 40 o 45 años aproximadamente. 

¿Por qué se produce la presbicia?

Cataratas

Las cataratas se producen cuando el cristalino pierde su transparencia, volviéndose opaco progresivamente. El principal síntoma de las cataratas es la visión borrosa, además de la fotofobia, la mala visión nocturna, la dificultad para distinguir colores e, incluso, la visión doble o diplopía.

Las cataratas suelen aparecer a partir de los 65 años, aproximadamente. Sin embargo, dependiendo de la persona, esta edad puede adelantarse o retrasarse. 

Cataratas

Diabetes

La diabetes es una enfermedad crónica que se debe a la incapacidad del páncreas de sintetizar suficiente insulina para el correcto funcionamiento del cuerpo. Esto genera alteraciones en la cantidad de glucosa en la sangre y tiene como consecuencia multitud de  síntomas que varían de un paciente a otro, incluidos problemas visuales. 

Concretamente, la diabetes es causante de dos enfermedades relacionadas con la vista:

  • Retinopatía diabética: provoca la inflamación y sangrado de las venas y arterias que se encuentran en el fondo del ojo. Debido a la falta de oxígeno, surgen nuevos vasos sanguíneos que entorpecen la visión.
  • Edema macular diabético: este problema sucede cuando esta alteración de los vasos sanguíneos sólo afecta a la mácula, el centro de la retina que se encarga de la visión de los detalles. 

Ambas enfermedades causan tanto visión borrosa de lejos como de cerca.

Retinopatía diabética

Glaucoma

El glaucoma también puede producir visión borrosa. Esta enfermedad de la vista surge como consecuencia de la tensión intraocular elevada. Esta tensión elevada puede dañar el nervio óptico y este daño es lo que produce el glaucoma.

El glaucoma es una enfermedad peligrosa para la vista, por lo que es importante que el paciente reciba tratamiento lo antes posible. 

Ojo normal y ojo con glaucoma

Sequedad ocular 

La sequedad ocular es otra de las causas más comunes que producen visión borrosa. En este caso, la visión borrosa se produce cuando el ojo no dispone de lágrima en cantidad o de calidad suficiente para lubricarse e hidratarse correctamente. Entonces, es cuando hablamos de síndrome de ojo seco, que puede tratarse con distintos tipos de lágrimas artificiales o mediante otros métodos.

Los síntomas asociados al ojo seco pueden agravarse ante ciertas situaciones, como la exposición a la calefacción o aire acondicionado, las alergias, el viento, etc. 

Pantallas electrónicas

El uso, o mejor dicho, el abuso, de las pantallas de los móviles, ordenadores, consolas de vídeojuegos, lectores de ebooks, etc., es una nueva causa de visión borrosa, tanto de lejos como de cerca. Nuestros ojos sufren mucho con el uso tan frecuente y continuado que hacemos de las mismas por los siguientes motivos:

  • Los ojos reciben el impacto constante y en gran cantidad de los rayos azul-violeta que emanan de la pantallas.
  • El cristalino tiene que redoblar los esfuerzos de acomodación para enfocar y desenfocar constantemente al alternar la visión de cerca, con la distancia media o de lejos.
  • Otro problema es que mientras usamos las pantallas tendemos a parpadear menos de lo que necesitamos. Esto se debe a que al estar muy concentrados en lo que vemos o leemos en las pantallas, evitamos el parpadeo sin darnos cuenta, de manera involuntaria.
  • Todo ello aumenta el riesgo de sufrir fatiga ocular y sus síntomas asociados: ojos rojos, irritación, dolor ocular y, también, visión borrosa.

Dolores de cabeza 

Los dolores de cabeza y las migrañas también pueden asociarse a la visión borrosa. En estos casos, la visión borrosa es uno de los síntomas más habituales que los acompañan. Se trata de un síntoma transitorio que, una vez que el dolor de cabeza o la migraña desaparece, la visión borrosa también lo hace. 

↓ Descarga la 

Chica en consulta de oftalmólogo con jersey beige

¿Cómo combatir la visión borrosa?

Esta batería de recomendaciones, consejos y buenos hábitos, pueden ayudarte a combatir la visión borrosa, siempre que no sea visión borrosa repentina que requerirá una atención médica urgente:

  • Descansa la vista al menos 5 minutos cada hora de trabajo para evitar la fatiga visual. Si llevas mucho tiempo frente a  la pantalla del ordenador, trabajando o estudiando, debes acostumbrarte a descansar y relajar la vista con los descansos y ejercicios adecuados: masajes en los ojos, cambios de mirada, parpadeos voluntarios, mirar al horizonte, etc.
  • Llevar una buena alimentación. Lo que comemos tiene una relación muy directa con todo lo relativo a nuestra salud, incluida, lógicamente, la salud visual. Si quieres tener y mantener en el tiempo una buena calidad visual es imprescindible que lleves una dieta equilibrada, rica en frutas y verduras, y limitar la ingesta de grasas saturadas y azúcares. Los alimentos ricos en vitamina A, luteína y zeaxantina reducen mucho el riesgo de contraer enfermedades asociadas a la edad como la DMAE o las cataratas.
  • Cambia el enfoque de vez en cuando. Para no tensar demasiado los músculos oculares debes acostumbrarte a relajar tu vista con cambios de enfoque, alternando el trabajo en distancias cortas con echar un vistazo por la ventana y mirar al horizonte.
  • Ajusta la pantalla de los dispositivos electrónicos. En ocasiones, tenemos el brillo del móvil, la tablet o el ordenador demasiado alto, lo que, además de gastar batería y energía inútilmente, a la larga puede ser perjudicial para nuestros ojos. También es importante que tu postura sea la correcta. Recuerda: la distancia entre tus ojos y la pantalla debe ser siempre de unos 40-50 cms.
  • Relájate. Los nervios, el estrés y la ansiedad afectan también a la vista, por lo que es importante que te tomes la vida con más tranquilidad, concédete el tiempo de ocio que necesites y descansa adecuadamente, ya que la falta de sueño también es una posible causa de visión borrosa.

Como podemos ver, existen otras causas de visión borrosa de lejos, además de la miopía, aunque en general también irán acompañadas de visión borrosa cercana y otros síntomas. 

En estos casos, es normal que nos demos cuenta de la visión borrosa antes de lejos que de cerca, ya que cuando tenemos un objeto cercano que no vemos bien es más fácil acercarlo, alejarlo o  buscar más luz sin darnos cuenta para ver mejor, mientras que de lejos no tenemos este recurso.

¿Cuándo consultar a un especialista?

Lo normal es ver bien. Por ello, siempre que veamos de forma borrosa y, sobre todo, si percibimos que esta visión borrosa se repite o se cronifica, es importante acudir a un especialista. 

Lo más recomendable es acudir al oftalmólogo para que pueda hacer un chequeo completo del estado de nuestros ojos. De esta forma, se podrá descartar cualquier problema ocular grave y, en caso de tener algún problema refractivo, valorar cómo podemos corregirlo de la forma más eficaz posible: gafas, lentes de contacto o cirugía refractiva.

Artículo revisado por el Dr. Fernando Llovet, oftalmólogo de Clínica Baviera.

Fuentes

Academia Americana de Oftalmología (AAO) – Visión borrosa

Academia Americana de Oftalmología (AAO) – Errores refractivos en los niños

Academia Americana de Oftalmología (AAO) – ¿Cómo pueden afectar las hormonas a los ojos y la visión?

Teresa Delgado
24/05/2022
100% recomendable, trato, profesionalidad y eficacia al mismo nivel, top
Santiago Esponda Chaux
23/05/2022
Juan Carlos Cuenca
20/05/2022
David Tores
13/05/2022
Carolina Vicent Toril
03/05/2022
Christian Martinez Garcia
20/04/2022
Sierri León Vega
06/04/2022
Marta Acero
02/04/2022
Contenta con el momento de la operación y cómo nos han tratado, aunque sí es cierto que me dijeron que iba a quedar después de la operación totalmente perfecta y que mi visión iba a ser del 100% y NO HA SIDO así. Ayer mismo me dieron el alta y avisé a mi Doctora Belén que no veía 100% bien desde mi ojo izquierdo y me dijo que me había quedado un poco de astigmatismo en ese ojo y que no hacía falta ningún retoque. Esto ha sido bastante feo para mí, porque crees que vas a quedar perfecta al 100% y te quedas viendo mal de un ojo, la verdad que ha sido un final un tanto amargo. Tengo dos amigas que se iban a operar aquí, y ya me encargaré de avisarlas por lo menos que no se quede como yo, con ese mal sabor de boca.
Flora Rascón Rascón
24/03/2022
Jorge Gallego
23/02/2022
Le pongo 5 estrellas porque no se pueden poner mas. El trato es espectacular desde que entras por la puerta, el personal muy profesional y agradable que no escatima en tiempo y dedicacion al paciente, Un 10.


ojos sanos todo el año

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario