New Call-to-action

Causas principales de la visión borrosa transitoria

La visión borrosa es una pérdida de agudeza visual que, en mayor o menor grado, puede incidir en la capacidad para percibir adecuadamente los pequeños detalles, definir de manera óptima los contornos, ver con claridad la distancia entre objetos o diferenciar los colores.

Cuando la visión borrosa es transitoria significa que únicamente tiene lugar durante un espacio de tiempo relativamente corto, siendo sus principales causas:

  • La fatiga ocular producida por forzar la vista de manera intensa durante un periodo prolongado de tiempo y sin descansar lo suficiente. En la actualidad, esta fatiga casi siempre se produce por fijar la vista durante mucho tiempo en pantallas electrónicas: móviles, tablets, ordenadores, videoconsolas, televisión, etc.
  • Migrañas o cefaleas. Si son muy intensas, pueden ir acompañadas de visión borrosa.
  • Cansancio crónico producido por exceso de trabajo o de estudio o por falta de sueño.
  • Factores ambientales, como el exceso de ruido o la exposición prolongada a la luz del sol, claridad abundante, mucho viento, etc.

vision borrosa transitoria

¿Qué ocurre si la visión borrosa se vuelve recurrente o permanente?

Cuando los episodios de visión borrosa son frecuentes, recurrentes o permanentes es necesario acudir al especialista lo antes posible, ya que puede ser un síntoma de diversas patologías, algunas de ellas graves:

Factores de prevención

Los ojos son unos de los órganos más sensibles de nuestro organismo y por este motivo el exceso de estrés, la mala gestión de la ansiedad, el nerviosismo o el no tener un descanso suficiente o de calidad puede afectar muy negativamente a nuestra vista, provocando situaciones de visión borrosa transitoria.

¿Qué podemos hacer? Básicamente potenciar la prevención contra el estrés, la ansiedad y el cansancio crónico siguiendo unos consejos tan sencillos como:

  • Establecer pausas de unos 5 ó 10 minutos como mínimo cada 2 horas de trabajo, sobre todo si este se realiza frente a una pantalla electrónica. Aprovechar las pausas para relajar la vista y la mente mirando a lo lejos a través de un balcón o una ventana.
  • Dormir al menos 8 horas diarias, intentado que se trate de un sueño profundo y reparador.
  • Tratar de olvidarnos de nuestras tensiones diarias practicando deporte o algún hobbie que nos motive y relaje.
  • Otra buena práctica es hacer a diario sencillos ejercicios visuales como: parpadear, enfocar y desenfocar de forma voluntaria o mirar de derecha a izquierda, de arriba y abajo y de forma circular.

Esperamos que este artículo te haya servido de ayuda para aclarar tus dudas en relación a la visión borrosa de carácter transitorio, diferenciándola de la permanente. No obstante, si algo no te ha quedado claro sobre esta cuestión, no dudes en preguntárnoslo a través de la sección de comentarios.

New Call-to-action

0.00 avg. rating (0% score) - 0 votes