Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Es recomendable ducharse con lentillas?

El uso de lentillas conlleva una serie de recomendaciones y cuidados que no podemos obviar. Por lo general, todo pasa por saber adaptarlas a las situaciones cotidianas, como por ejemplo hacer ejercicio, leer, consultar dispositivos digitales o ducharnos.

En concreto, una de las preguntas más habituales que se hacen los pacientes es si las pueden usar a la hora de darse una ducha o un baño. La duda tiene sentido, pues en el entorno médico u oftalmológico circulan muchas hipótesis en contra o a favor de esta práctica. En este post intentaremos responderte.

 

New Call-to-action

Ducharse con las lentillas puestas, ¿sí o no?

Lo más normal es que los pacientes que usan lentillas oculares no se las quiten cuando van a darse una ducha o un baño. Consideran que es suficiente con evitar que éstas entren en contacto con el agua.

Sin embargo, los especialistas recomiendan lo contrario. Es decir, si tenemos la opción de decidir si nos duchamos o no con las lentillas puestas, lo mejor es hacerlo sin ellas, pues el agua, aunque cristalina y debidamente depurada, nunca está exenta de llevar  bacterias y otros agentes que pueden causar infecciones en los ojos.

Ahora bien, también es preciso señalar que las posibilidades de que esto suceda son mínimas. Por eso, si eres de los que definitivamente prefiere ducharse con las lentillas puestas, evita frotarte los ojos y mantenlos cerrados para que no entren en contacto con el agua ni con el jabón o el gel de ducha.

 

Mujer morena en la ducha

Lentillas oculares: otros cuidados cotidianos

Además de evitar ducharse con las lentillas puestas, los pacientes que las usan deben ser conscientes de que existen numerosas actividades diarias, hábitos y costumbres que pueden ser fuente de infecciones o efectos negativos:

  • Tampoco es conveniente llevar puestas las lentillas cuando vas a nadar en la piscina o en el mar. En un principio puede parecer una gran idea, pero en realidad se trata de un riesgo que no debemos correr. Es probable que el agua salpique tus ojos y las lentillas se muevan hasta provocar que la visión se vuelva borrosa. Además, en ese caso la córnea tiene una alta probabilidad de infectarse.
  • Por el contrario, las lentillas son idóneas para la práctica de deportes, por ejemplo el fútbol, el tenis, el baloncesto, el balonmano, entre otros. No sólo minimizan el riesgo de sufrir daños severos, sino que nos garantizan una visión clara para competir en buenas condiciones.
  • Dormir con las lentillas es otro de los errores más comunes en los que caen algunos pacientes, en especial cuando se trata de períodos de sueño cortos, como la siesta. Lo ideal es quitarse las lentillas incluso cuando sólo quieres pegar una breve cabezadita. Recuerda que si te olvidas de quitarte las lentillas para dormir la siesta puedes sufrir diferentes problemas.
  • En los aviones, ten en cuenta las horas de viaje. Si es demasiado largo, las lentillas pueden ser una molestia a la hora de dormir; pero si es corto, puedes llevarlas durante todo el trayecto. Eso sí, al hacer la maleta asegúrate de que has preparado las suficientes lentillas en caso de recambio y los líquidos para seguir las medidas higiénicas recomendadas.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario