Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Beneficios de hacer step en el gimnasio

Es posible que hayas oído hablar de lo relajadas que se sienten las personas que acuden a clases de step en el gimnasio después de terminar esta actividad. Al hablar de step nos referimos a la plataforma o escalón que se utiliza para esta práctica. El step tiene una superficie de 110 x 40 cm., apoyos antideslizantes y una altura variable entre 10 y 20 cm. Además, el step se puede regular en función del nivel de dificultad que queramos practicar, lo que facilita que sea una actividad que todo el mundo puede realizar independientemente de su edad o condición física.

New Call-to-action

Un poco de historia

El step, que es el nombre con el que se conoce tanto al aparato como a las clases que giran alrededor del mismo, fue creado por una monitora de aerobic llamada Gin Miller a finales de los años 80. Al parecer, tras lesionarse la rodilla practicando aerobic (muy de moda en aquellos tiempos), esta monitora empezó a utilizar el step a modo de recuperación, consiguiendo resultados excelentes.

¿En qué consiste el step?

Se trata de un ejercicio aeróbico que se basa en subir y bajar a dicha plataforma (step), siguiendo el ritmo de la música y realizando, al mismo tiempo, una serie de pasos o coreografías. Es una práctica deportiva que se puede adaptar a la edad y a la condición física de cada practicante, lo que permite que pueda ser realizado por una gran mayoría de personas independientemente de sus características particulares.

Una sesión de step dirigida por un monitor con experiencia supone un entrenamiento de fitness muy completo. Estas clases no solo permiten trabajar la fuerza y la flexibilidad, sino también nuestra capacidad de coordinación y resistencia.

¿Qué beneficios nos puede aportar hacer step en el gimnasio?

Practicar step implica tener que movernos a un ritmo bastante rápido y de alta intensidad durante toda la clase o sesión, cuya duración suele ser de una hora aproximadamente. Esto implica los siguientes beneficios para nuestro organismo:

  • Mantener en forma nuestro sistema cardiovascular
  • Mejorar la capacidad de absorción de oxígeno
  • Ayuda a perder peso y evitar aumentarlo
  • Previene el colesterol alto
  • Tonifica especialmente nuestras piernas y glúteos
  • Mejora nuestra coordinación espacial
  • Ayuda a mantener una postura correcta y mejora la estabilidad
  • Ayuda a eliminar el estrés y la ansiedad
  • Mejora la autoestima y el bienestar mental

¿Puede la práctica del step en el gimnasio mejorar nuestra salud visual?

Lo cierto es que sí. Todo ejercicio cardiovascular, incluido el step, sirve para trabajar de forma muy eficiente el corazón y todo el sistema circulatorio en su conjunto. De hecho, mejora la circulación sanguínea y sirve para mantener el colesterol en unos niveles adecuados, así como también ayuda a controlar la tensión arterial.

Llegados a este punto, es importante recordar que el buen estado de nuestro sistema sanguíneo es fundamental para nuestra vista, ya que al interior de nuestros ojos llegan vasos sanguíneos muy finos y delicados.  Debido a esto, el buen estado de nuestro sistema cardiovascular es uno de los elementos más importantes a la hora de asegurarnos la buena salud de nuestros ojos, puesto que ambas partes del cuerpo están íntimamente relacionadas la una con la otra.

Grupo de mujeres practican step en el gimnasio frente a un espejo

¿Por qué el step está especialmente recomendado a la hora de ayudar a la salud de nuestro sistema cardiovascular?

En realidad, son muchas las actividades y deportes que pueden contribuir a la buena salud de nuestro sistema circulatorio. Sin embargo, antes de realizarlas, es importante tener en cuenta que existen actividades que exigen una mayor fuerza y resistencia por parte del practicante. Es decir, se trata de actividades positivas para el sistema circulatorio, pero que, a pesar de ello, no todas las personas pueden realizarlas debido a la alta intensidad que implican.

En este sentido, actividades como el running o la natación son estupendas a la hora de ayudar a la salud de nuestro sistema cardiovascular. Sin embargo, requieren de mayor fondo físico y resistencia. Por el contrario, el step es una actividad que se adapta perfectamente a las condiciones físicas del practicante. De hecho, a medida que se vaya entrenando, será el propio practicante quien podrá ir aumentando la velocidad y la fuerza de cada uno de los ejercicios ejecutados. Por ello, se trata de una actividad que fomenta la salud cardiovascular sin exigir una condición física excelente pero, al mismo tiempo, lo suficientemente intensa como para que sus resultados puedan repercutir positivamente en nuestro cuerpo.

Ejercicio y dieta: las claves de una salud de hierro

Por otro lado, más allá de la práctica del step en el gimnasio como una de las actividades más completas a la vez que fáciles de realizar para cuidar nuestra vista y nuestro cuerpo, uno de los elementos que tenemos que tener en cuenta es la importancia de llevar una vida saludable en todos los aspectos. En este sentido, tanto el ejercicio como la dieta van a constituir los dos pilares fundamentales de una vida sana.

Está demostrado que las personas que practican ejercicio de forma habitual (sin necesidad de que se trate de ejercicio de alta intensidad, de hecho, es preferible que sea un ejercicio moderado ya que el impacto oxidativo en el cuerpo es menor) están más sanas. Cualquier tipo de ejercicio que podamos llevar a cabo será positivo para nuestra salud. Lo más recomendable es optar por opciones que combinen tanto actividades aeróbicas (como por ejemplo el step) con actividades anaeróbicas (por ejemplo el levantamiento de pesas), ya que este tándem será la combinación perfecta a la hora de ejercitar y mantener sano y joven nuestro cuerpo en su conjunto.

Por otro lado, junto al ejercicio regular, una dieta equilibrada constituye el otro elemento fundamental de una vida sana. Con dieta regular nos referimos a una dieta que sea completa (que contenga todos los macro y micronutrientes necesarios), así como basada en alimentos saludables. En este sentido, tan importante es escoger alimentos buenos (frutas, verduras, legumbres, etc.), como evitar aquellos alimentos insanos (fritos, aceites refinados, productos procesados, etc.), ya que se tratan de la principal fuente de productos potencialmente peligrosos para la salud (sal, azúcar, grasas saturadas, etc).

Finalmente, acudir al médico con frecuencia para realizar los chequeos rutinarios, será otro de los elementos que tendremos que incorporar a nuestra rutina para asegurarnos de tener una salud de hierro y mantenernos jóvenes y sanos por mucho tiempo.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario