Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Zumo de apio: propiedades para cuidar la salud visual

Zumo de apio: propiedades para cuidar la salud visual
5 (100%) Total: 3

El zumo de apio (y, por supuesto, el apio en su forma natural) es un ingrediente al que se le atribuyen muchas propiedades. Entre ellas, el cuidado y la conservación de nuestra salud visual. ¿Lo has probado alguna vez?

 

New Call-to-action

Zumo de apio: ¿es realmente malo para la vista?

Existe una creencia bastante extendida entre la población mundial según la cual el apio sería un elemento perjudicial para nuestros ojos. Sin embargo, ¿qué hay de cierto en todo esto? ¿Es realmente tan malo como algunos afirman?

La respuesta a estas preguntas es solo una: no. De hecho, es todo lo contrario. El apio es una planta de la familia de las umbelíferas (la misma que la del perejil, el hinojo y otros alimentos similares) que aporta beneficios para mantener una buena visión y una buena salud visual.

Se cree que estos beneficios del apio ya eran conocidos desde los tiempos de la antigua Grecia. De hecho, algunos historiadores e investigadores creen que esta planta es la misma que menciona el poeta Homero en La Odisea, el poema épico por excelencia donde se le llama “selenion”, término que luego derivó en el francés “celeri”.

Crudités de apio, zanahoria, pepino y pimiento

¿De qué forma ayuda el apio a nuestros ojos?

El apio es una hortaliza a la que se atribuyen propiedades para mantener una buena salud visual, tal y como pasa con otros alimentos como la zanahoria y determinadas frutas (la frambuesa, la piña, el melón y el plátano, entre otras).

No es que sus propiedades vayan dirigidas específicamente a la protección de nuestros ojos. Más bien se trata de que casi todas sus ventajas nutricionales influyen directa o indirectamente en esta materia. ¿Te gustaría saber de qué forma?

  • Reduce el colesterol en la sangre. Al hacerlo, disminuye las posibilidades de que suframos de obesidad y que, por tanto, se favorezca la aparición de anomalías visuales derivadas del sobrepeso y el colesterol alto.
  • Disminuye los niveles de glucemia en nuestro fluído sanguíneo. Es decir, la sangre que irriga la zona ocular es de mejor calidad cuando consumimos apio en cualquiera de sus variantes, incluido el zumo de apio.
  • Depura el organismo. Si lo consumimos, las probabilidades de que suframos enfermedades como la diabetes son menores, algo que, al mismo tiempo, nos ayuda a prevenir las anomalías visuales causadas por esta disfunción, como por ejemplo algunos tipos de glaucoma o la misma ceguera.
  • Es una fuente importante de vitaminas y minerales. Al igual que la mayoría de las verduras, el apio constituye una buena fuente de minerales y vitaminas fundamentales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, por lo que su consumo habitual ayuda a proteger nuestra salud, incluida la de nuestros ojos. De hecho, el apio es una importante fuente de vitamina C, un potente antioxidante presente en multitud de procesos de nuestro cuerpo, incluida la regeneración celular y de los tejidos. Sin embargo, para aprovechar al máximo esta vitamina, es necesario consumir el apio crudo, ya que cuando esta vitamina se calienta se degrada. 
  • Ayuda a mantener una buena digestión y a la salud de nuestro intestino. Esto se debe a que el apio es una importante fuente de fibra vegetal, la cual ayuda a nuestro tubo digestivo a realizar mejor las funciones de evacuación de las heces. Esto permite tener un colon saludable, lo que repercute positivamente en el conjunto de nuestra salud. 

Consejos prácticos para preparar el zumo de apio

Una forma sencilla, nutritiva y rápida de consumir el apio es preparando un rico batido o un zumo de apio que podamos tomar en cualquier momento.

Para potenciar su efecto positivo en la salud visual, puedes combinarlo con ingredientes como la zanahoria u otras verduras como el pepino, la espinaca, el perejil y cualquier tipo de col. Al hacerlo, no solo tendrás un zumo más sabroso, sino también mucho más nutritivo y rico en micronutrientes, fundamentales para disfrutar de una correcta salud y prevenir enfermedades. 

La textura del batido o zumo de apio dependerá tanto de los ingredientes como del procedimiento de licuado. Si lo haces en una licuadora o batidora, suele recomendarse pasarlo luego por un colador para retirar el exceso de fibras. Sin embargo, es importante recordar que toda esa fibra es muy saludable para nuestro organismo, por lo que se recomienda usar un colador que no la elimine por completo. De esta forma, se podrá aprovechar al máximo todas sus propiedades. 

Además, si se combina con ciertas especias como la pimienta o un ligero toque picante, se conseguirá potenciar el sabor del zumo de apio. De esta manera, además de ser una bomba de vitaminas y minerales baja en calorías, también se convertirá en un aperitivo perfecto para cualquier ocasión, tanto para recuperar líquidos después del gimnasio como para tomar algo fresco en una reunión con amigos. 

Más allá del zumo de apio: crudités de apio

Por otro lado, aunque el zumo de apio es una de las formas más habituales y cómodas de consumir esta hortaliza, existen otras formas sencillas y muy sabrosas de hacerlo. Una de ellas son los crudités de apio, que se preparan de forma sencilla y gustan a todo el mundo. 

Para preparar crudités de apio basta con cortar el apio en tiras finitas que puedan ser cogidas directamente con los dedos. A continuación, se utilizan estas tiras de apio para mojarlas en diferentes salsas, lo que le aportará el sabor al bocado. Existen muchas opciones para ello, aunque las más comunes suelen ser el humus y la crema agria. En ambos casos, se trata de salsas que aportarán un contenido interesante en proteínas, pero bajas en calorías. Lo que, combinado con las vitaminas y minerales de los crudités de apio, lo convertirá en el aperitivo saludable perfecto. 

Por otro lado, a la hora de preparar los crudités de apio, lo más recomendable es escoger las partes más tiernas del apio. Esto se debe a que, como se ha mencionado, el apio tiene mucha fibra, lo que puede hacer que las partes más duras sean algo más costosas de masticar. Sin embargo, seleccionado las partes tiernas para los crudités, se podrán reservar las duras para preparar zumo de apio, lo que servirá para aprovechar al 100% todas las partes de la planta.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario