Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Qué es la neuromielitis óptica?

La neuromielitis óptica es una enfermedad rara que afecta al sistema nervioso central y que se caracteriza por la afectación tanto del nervio óptico como de la médula espinal. Sigue leyendo y te contamos todo lo que necesitas saber al respecto.

Neuromielitis óptica o enfermedad de Devic

La neuromielitis óptica, o enfermedad de Devic, es una enfermedad rara desmielinizante que afecta al sistema nervioso. En concreto, al nervio óptico y a la médula espinal. 

Se trata de una enfermedad con una mayor incidencia en personas caucásicas y en mujeres. Es más común en personas con edades en torno a los 40 años, aunque también puede darse en niños o en personas mayores.

¿Cuáles son las causas de la neuromielitis óptica?

Las causas concretas que favorecen la aparición de la neuromielitis óptica se desconocen. No obstante, se ha establecido cierta correlación entre el desarrollo de la enfermedad y haber padecido previamente alguna infección. Así mismo, también se vincula con pacientes que sufren algún tipo de enfermedad autoinmune. 

Consulta médico-paciente

¿Cómo se suele desarrollar la enfermedad?

Esta enfermedad se origina cuando el sistema inmunitario del organismo reacciona contra sus propias células del sistema nervioso central. El sistema inmunológico ataca y destruye la mielina, que es la sustancia grasa que envuelve las fibras nerviosas para protegerlas. Esto sucede, sobre todo, en los nervios ópticos y la médula espinal. Sin embargo, a veces también se han observado sus efectos directamente en el cerebro.

La neuromielitis óptica es una enfermedad que, en ocasiones, suele confundirse con la esclerosis múltiple. De hecho, hasta hace poco tiempo se consideraba a la neuromielitis óptica como una variante de la esclerosis múltiple. Sin embargo, a partir de descubrimientos recientes, se ha demostrado que se tratan de enfermedades distintas a pesar de sus similitudes. 

¿Cuáles son los síntomas de la neuromielitis óptica?

Entre los efectos más comunes de la neuromielitis óptica cabe destacar los siguientes:

  • Ceguera en uno o en ambos ojos.
  • Debilidad o parálisis en las piernas o en los brazos.
  • Espasmos dolorosos.
  • Pérdida de la sensibilidad.
  • Hipo y vómito incontrolables.
  • Funcionamiento anormal de la vejiga o de los intestinos motivado por el daño en  la médula espinal.
  • Parálisis de los brazos y las piernas.
  • En el caso de los niños, estos pueden experimentar desorientación, convulsiones e, incluso, coma.

¿Cómo se diagnostica la neuromielitis óptica?

El diagnóstico de esta enfermedad requiere documentar la historia clínica de la persona y sus síntomas. Además, también se llevan a cabo diversas pruebas como el estudio de fondo de ojo o una resonancia magnética nuclear del cerebro y la médula espinal. 

¿Cuál es el tratamiento para la neuromielitis óptica?

A día de hoy no existe una cura para la neuromielitis óptica. No obstante, sí que existen diversas terapias que ayudan a paliar los síntomas de los ataques, así como prevenir las posibles recaídas. En este sentido, se suelen emplear medicamentos inmunosupresores, así como corticoides para controlar la sintomatología. 

El pronóstico para la mayoría de pacientes con neuromielitis óptica resulta difícil de predecir, ya que cada caso evoluciona de forma particular. Por lo general, suele ser reincidente con ataques que pueden variar en intervalos de varios meses o, incluso, años. No obstante, lo más habitual es que la discapacidad vaya extendiéndose y progresando con el paso del tiempo. 

En algunos casos se puede llegar a perder la visión en ambos ojos, así como la movilidad de los brazos y piernas. En la mayoría de los casos, los afectados aseguran sentir un grado moderado de debilidad permanente en las extremidades.

Esta debilidad muscular puede comportar dificultades respiratorias, lo que puede llevar al paciente en cuestión a necesitar ventilación artificial en las fases más avanzadas de la enfermedad. 

Actualmente existe un compromiso de la ciencia para seguir investigando para encontrar mejores formas de prevenir y tratar los síndromes neurológicos raros. Incluida también la neuromielitis óptica.

Fuentes

MSD Manuals – Trastorno del espectro de la neuromielitis óptica (TENMO)

National Institute of Neurological Disorders and Stroke – Neuromielitis óptica

 

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario