Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Operarse la vista: preguntas y respuestas para tomar la decisión

Operarse la vista sigue siendo la mejor alternativa para corregir los problemas refractivos y otras anomalías similares. La intervención quirúrgica es eficaz, indolora y no suele generar efectos secundarios significativos o que deriven en nuevas complicaciones. A su favor también está el hecho de que las nuevas tecnologías perfeccionan cada vez más los procesos quirúrgicos, aumentando la efectividad de los mismos y la calidad de la visión de los pacientes tras ser operados.

Sin embargo, los temores de muchas personas ante la posibilidad de operarse la vista son recurrentes, casi siempre por falta de la información o porque simplemente sus dudas e inquietudes al respecto no han sido resueltas de forma eficaz.

¿Están pensando en operarte la vista? [Infórmate aquí sin compromiso]

En esta ocasión queremos enfocarnos en despejar justamente algunas de las dudas más habituales que aparecen ante una operación de la vista. Si estás en dicha situación, no puedes dejar de leer el siguiente post. ¡Presta atención!

Operarse la vista: primera consulta y preoperatorio

Operarse de la vista es un proceso que se inicia con la primera consulta, aquella en la que tu oftalmólogo te da el visto bueno para que te sometas a una intervención de este tipo. Debe ser únicamente él quien valide tus opciones de pasar por el quirófano sin que esto suponga un riesgo mayor para tu salud visual.

Resultado pruebas oftalmológicas

Hay varios factores por los que un médico puede determinar la no viabilidad de que un paciente pase por el quirófano, entre ellas su historial, las características de su aparato visual o la gravedad de su problema visual. Sin embargo, se trata de casos extremos que nada tienen que ver con el grueso de las personas. Veamos algunas consideraciones que debes tener en cuenta en esta fase del proceso:

¿Por qué debemos quitarnos las lentillas antes de la primera visita?

Si quieres que la primera valoración para determinar si puedes operarte de la vista sea lo suficientemente eficaz, es importante que unos días antes te quites las lentillas. Esta sencilla acción le permitirá a tu médico apreciar la córnea en su estado real y sin que ningún objeto externo altere su forma. Si las tuyas son lentillas blandas, debes hacerlo como mínimo tres días antes de dicha consulta; si son lentillas rígidas, por el contrario, la recomendación es que te las quites una semana antes de la exploración. Recuerda que la córnea es la superficie que se trata durante una cirugía refractiva y que de la valoración que se haga de su estado dependerán tus opciones de operarte de la vista.

¿La cirugía refractiva tiene algún tipo de riesgo?

La persona que decida operarse la vista, al igual que si se sometiese a cualquier otra intervención médica, no está exenta de sufrir riesgos. La cirugía refractiva no escapa a esta lógica. Sin embargo, debes tener en cuenta que nos estamos refiriendo a una operación que se realiza específicamente sobre la superficie de la córnea, con lo cual las posibilidades de que haya una incidencia son mínimas.

¿Qué hacer y qué no hacer en la etapa preoperatoria?

 

La etapa preoperatoria no comienza el día antes de operarse la vista. En realidad se llama así al conjunto de recomendaciones, consejos y cuidados que se deben seguir a partir del día en que tu médico te da el visto bueno para que pases por el quirófano.

En función de la gravedad del problema visual, así como de las singularidades de cada caso, los plazos de espera serán más largos o más cortos. Lo importante es que estés en perfectas condiciones para cuando llegue el día indicado.

El preoperatorio suele ser fuente de numerosas dudas e inquietudes, especialmente en lo que tiene que ver con los cuidados que deben seguir los pacientes para no poner en riesgo su salud visual. Veamos algunos de ellos:

¿Puedo operarme la vista si sigo un tratamiento médico?

Una cirugía refractiva es compatible prácticamente con todos los tratamientos médicos que pueda estar llevando un paciente. Hay excepciones, claro, pero en cualquier caso es fundamental que el paciente informe al oftalmólogo de dichos tratamientos para que éste valore la situación y descarte cualquier complicación derivada de, por ejemplo, el uso de determinados medicamentos.

¿Es recomendable la operación si me sube la graduación?

Un requisito indispensable para que una persona pueda operarse la vista es que su graduación sea estable. Los especialistas consideran que esta condición se cumple cuando un paciente no ha sufrido cambios significativos en este sentido durante los doce meses anteriores a la operación.

¿El ojo vago es un impedimento para operarse la vista?

El ojo vago, que se caracteriza por una disminución de la agudeza visual aunque no exista ninguna alteración estrucutural en el ojo, no es un obstáculo insalvable para que un paciente pueda operarse de un problema refractivo. Sin embargo, lo que sí debes tener presente es que el ojo afectado por esta anomalía ofrece de por sí una visión limitada, lo cual quiere decir que aunque se quite toda la graduación con el láser, la operación no logrará que este ojo obtenga la misma calidad de visión que el ojo bueno.

Operarse de miopía: riesgos y edad idónea para ello

Uno de los problemas refractivos que más se suele tratar con la cirugía refractiva es la miopía, la cual, recordemos, tiene que ver con un defecto en la curvatura de la córnea que provoca que las imágenes visuales se formen delante de la retina y no sobre ella.

En este caso, el procedimiento se centra en corregir el defecto de la córnea gracias al láser Excímer, eliminando de esta manera las dioptrías que impiden que los objetos situados a larga distancia se vean con claridad y nitidez.

New Call-to-action

Aunque es una operación habitual y por la que cada vez optan más pacientes, no deja de suscitar preguntas e interrogantes, sobre todo en lo referido a las condiciones previas para someterse a ella y los eventuales riesgos. Repasemos algunas dudas al respecto:

¿Hay una edad idónea para operarse de la miopía?

Los protocolos actuales de la técnica refractiva permiten que una persona pueda operarse de miopía a partir de los 18 años. Eso sí, para ello debe tener el aval de su médico y cumplir con los requisitos mínimos de estabilidad de la graduación durante al menos un año, la compatibilidad con otros tratamientos médicos, el historial favorable, entre otros. Antes de esa edad no es recomendable hacerlo.

¿Cuáles son los riesgos de la operación de miopía?

Un alto porcentaje de las personas que se operan de miopía mantienen su nivel de graduación estable varios años después de la cirugía láser ocular. Sin embargo, eso no quiere decir que no exista riesgo de que algunos pacientes puedan desarrollar nuevamente graduación con el paso del tiempo. En estos casos, lo idóneo es que se haga una nueva valoración para determinar si el paciente está en condiciones de ser reintervenido y mitigar así los efectos del problema refractivo.

Operarse la vista: postoperatorio

Los pormenores del postoperatorio es otro de los temas que más interés suscita entre los pacientes que optan por una cirugía refractiva. Recordemos que de cómo se afronte este momento dependerá en gran medida la recuperación de la persona. Repasemos algunas de las preguntas más frecuentes en este sentido:

¿La cirugía refractiva genera dolor?

La cirugía refractiva suele ser un procedimiento rápido e indoloro. No obstante, es natural que los pacientes sientan molestias en las horas posteriores a la misma, como por ejemplo una sensación de presión en el globo ocular, una sensación de tener arenilla en los ojos o incluso una hipersensibilidad a la luz. Para ello, los especialistas recomiendan el uso de colirio anestésico, el cual ayuda a neutralizar el dolor y mantiene el ojo lo suficientemente hidratado hasta que recupere su funcionamiento habitual.

¿Tardaré mucho en volver a ver con normalidad tras la operación?

Es una de las principales preocupaciones de los pacientes. Los plazos dependen, entre otros factores, de la disciplina y la constancia con que cada persona lleve a cabo el tratamiento postoperatorio indicado por el oftalmólogo, por lo cual es imposible calcular un tiempo límite preciso. Por ejemplo, en el postoperatorio inmediato (las horas que siguen a la intervención) lo idóneo es permanecer en reposo y con los ojos cerrados el mayor tiempo posible, lo cual favorecerá una pronta recuperación. Es normal tener un poco de visión borrosa en esa primera etapa, la cual suele ir desapareciendo con el paso de los días hasta que la persona pueda retomar sus actividades cotidianas con total normalidad.

Hasta aquí este repaso con algunas de las preguntas más frecuentes sobre la cirugía refractiva. Esperamos que tus dudas hayan sido resueltas y, sobre todo, que toda esta información sirva para que te animes a dar el paso definitivo y decidas operarte la vista. ¿A qué estás esperando? ¡Hazlo y dile adiós a tus gafas y lentillas!

New Call-to-action

2 Comentarios

  1. 18 de mayo de 202018:47
    dijo:

    Queria informacion y cita. Gracias!!

  2. 19 de mayo de 202009:41
    Clinica Baviera dijo:

    Hola Gemma, buenos días. Puedes obtener más información y pedir tu cita en nuestro teléfono gratuito de atención al paciente 900 180 100. Un saludo y muchas gracias por tu interés

Escribe un comentario