Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

El blog de la Oftalmología

Principales enfermedades visuales en los niños

Si la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo son los tres problemas visuales más recurrentes en la población mundial, los niños no escapan a esta tendencia. De hecho, un buen número de casos se diagnostican en los primeros años de vida, concretamente antes de los 3 años. ¿Has vivido una experiencia de este tipo?

La importancia de los 3 primeros años en la salud visual

La Academia Americana de Oftalmología calcula que al menos uno de cada cinco niños en edad escolar necesita un tratamiento para corregir sus problemas visuales, algo que exige un mayor compromiso y cuidado por parte de los padres y tutores.

New Call-to-action

Sin embargo, lo más importante de todo es detectar a tiempo los síntomas de este tipo de enfermedades, pues no sólo está en juego el rendimiento escolar y el sano desarrollo y crecimiento de los pequeños, sino también su salud visual para el resto de la vida.

Numerosos especialistas coinciden en que a los 3 años se deben realizar los primeros exámenes oculares y que a partir de ese momento las valoraciones deben repetirse al menos cada año o, como mucho, cada dos. También señalan que las causas genéticas y las ambientales, son las que más frecuentemente provocan enfermedades visuales en los niños.

Niña con camiseta rosa durante una revisión oftalmológica

Enfermedades visuales más recurrentes en los niños

En principio, los niños no están más expuestos que los adultos a sufrir enfermedades visuales. Son muchos los factores que entran en juego para que surjan estas alteraciones, entre ellos la genética, y por lo tanto no se puede calcular a priori.

Lo que sí es posible y necesario conocer son las enfermedades visuales que más afectan a los niños en el mundo. Veamos cuáles son:

  • Estrabismo: lo vemos claramente cuando los niños bizquean. Es decir, hay una desviación ocular que consiste en la pérdida del paralelismo natural en los ojos. La detección y corrección temprana evitará que esta situación derive en otros problemas visuales más complejos.
  • Ojo vago (ambliopía): cerca de uno de cada 100 niños en España sufren este problema visual, que consiste en la pérdida parcial de visión en uno de los dos ojos. En este caso, es importantísimo detectarla antes de los 7 años, pues de ello dependerá si el déficit de visión puede ser corregido.
  • Miopía: se presenta cuando los niños ven borrosos los objetos o las personas que están lejos. El síntoma más recurrente es que suelen apretar los ojos, casi hasta cerrarlos, para tratar de enfocar mejor y tener una mejor imagen de su campo visual. Los niños miopes suelen preferir las actividades que requieran una visión de cerca, pues sólo así se sienten del todo seguros.
  • Hipermetropía: pestañeo, lagrimeo y dolores de cabeza son los síntomas más habituales de esta enfermedad, que se presenta cuando los pequeños no pueden enfocar los objetos de cerca. Al contrario que los niños miopes, en este caso sí que prefieren las actividades al aire libre.
  • Astigmatismo: en este caso, los niños presentan una visión deformada de los objetos, tanto si están lejos o cerca. Al igual que en los adultos, esta enfermedad puede presentarse con miopía o con hipermetropía (aunque nunca con las dos).

Conocer las enfermedades visuales más comunes entre los niños puede ayudarnos a tomar medidas para detectarlas a tiempo y prevenirlas.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario