Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Psoriasis en los ojos: síntomas y tratamiento

La psoriasis es una enfermedad de la piel muy común que causa manchas rojas y escamosas y que tiende a aparecer en brotes que duran unas semanas para luego desaparecer. Las zonas más afectadas suelen ser el tronco, las rodillas, los codos, las piernas, las plantas de los pies, las palmas de las manos y el cuero cabelludo, aunque también puede aparecer psoriasis en los ojos y en la cara en general. Los síntomas pueden remitir con algunos productos y tratamientos específicos, además de manteniendo unos hábitos de vida saludables. 

New Call-to-action

¿Qué es la psoriasis en los ojos?

En el caso de la psoriasis en los ojos, esta enfermedad afecta de igual manera que al resto del cuerpo, con la aparición de manchas rojas o zonas escamadas, además de que los párpados pueden inflamarse, hincharse, irritarse, secarse o enrojecerse. 

Primer plano de ojos mirando hacia un lado

¿Cuáles son sus síntomas?

Esta enfermedad crónica provoca la inflamación y descamación de la piel debido a que la renovación celular se produce más rápido de lo que debería, por lo que se acumulan esas células en la superficie. Las manchas que provoca la psoriasis pueden adquirir forma de escamas (similares a la caspa) o bien tratarse de erupciones que ocupan grandes zonas de la piel

En general, los síntomas de la psoriasis en los ojos son:

  • Manchas rojizas cubiertas de escamas gruesas y blanquecinas. 
  • Pequeñas zonas escamadas. 
  • Piel seca y agrietada que puede sangrar o picar.
  • Picazón, ardor o irritación. 

¿Qué causas la provocan?

Existen algunos factores que pueden provocar un brote de psoriasis:

  • Estrés.
  • Clima frío y seco.
  • Falta de cuidados de la piel.
  • Heridas y lesiones en la piel, como cortes o picaduras de insectos.
  • Infecciones, como amigdalitis o faringitis.
  • Consumo excesivo de tabaco y alcohol.
  • Alimentación no saludable.
  • Tomar ciertos fármacos, como antiinflamatorios no esteroideos o contra la hipertensión arterial. 

Por lo tanto, pese a tratarse de una enfermedad crónica, es importante prestar atención a ciertos hábitos que pueden empeorarla o provocar brotes repentinos, como no llevar una dieta saludable, no cuidar la piel o consumir mucho alcohol o tabaco. El estrés tampoco ayuda a evitar la psoriasis en los ojos. 

¿Qué tratamientos se aplican?

Aunque no existe una cura para esta enfermedad, sí que hay ciertos tratamientos con los que se pueden reducir los síntomas e, incluso, hacerlos desaparecer durante un largo periodo e tiempo, como son:

  • Pomadas, cremas, polvos, geles y champús: se aplican de forma tópica y ayudan a reducir la inflamación y el enrojecimiento, así como a mejorar el aspecto y el tacto de la piel. 
  • Medicamentos por vía oral: puesto que se trata de una enfermedad inmunológica, en ocasiones pueden ser necesarios fármacos en comprimidos o inyecciones. 
  • Fototerapia: en ocasiones, el médico puede recetar un tratamiento basado en luz ultravioleta del sol, luz ultravioleta artificial o la combinación de luz UV con un medicamento que sensibiliza la piel a la luz. 

La psoriasis en los ojos, pese a que es posible que no desaparezca por  completo, sí que puede remitir con cuidados que empiezan por una alimentación saludable, un cuidado exhaustivo de la piel y el no consumo de tabaco y alcohol. Y en caso de que aparezca un brote, los tratamientos pueden ayudar a hacerlo desaparecer o disminuir su intensidad. 

Fuentes

Clínica Mayo – Psoriasis

IntraMed – Hallazgos oculares en pacientes con psoriasis

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario