Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Suero autólogo: una medida eficaz para tratar el ojo seco

El suero autólogo se elabora a partir  de la sangre del propio paciente, lo que aporta una serie de ventajas en relación a los colirios tradicionales. Con este tipo de suero se logra la biocompatibilidad, es decir, se trata de un líquido con unas características muy parecidas a la propia lágrima, reduciéndose mucho el riesgo de inflamación, alergia o dolor ocular.

New Call-to-action

Muy eficaz para combatir la sequedad ocular

Además de la eliminación y reducción de los efectos colaterales o contraindicaciones de su uso, el suero autólogo presenta otras ventajas como:

  • Favorece el crecimiento y la regeneración celular.
  • Fortalece el sistema inmunológico, evitando infecciones e inflamaciones.
  • Contiene plasma y plaquetas que ayudan a la regeneración de tejidos, por ejemplo los de la córnea.

Por todo ello, este tipo de sueros es muy eficaz para combatir el ojo seco, una alteración de la superficie de la córnea como consecuencia de un déficit de producción de lágrimas, o que estas sean de insuficiente calidad. Esto provoca que la superficie del ojo no se encuentre bien lubricada, provocando desde síntomas leves como molestias oculares a lesiones de gravedad en la córnea y la conjuntiva y otros problemas visuales en los casos más persistentes y severos.

Aunque su uso principal en oftalmología es el tratamiento del ojo seco, el suero autólogo está también indicado para:

  • Úlceras de la córnea.
  • Erosiones corneales.
  • Queratoconjuntivitis.
  • Para el postoperatorio del transplante corneal.

Preparación del suero

Este es el proceso habitual de extracción y preparación del suero autólogo:

  • En primer lugar, se extrae sangre sin anticoagulante.
  • A continuación, esta sangre se centrifuga.
  • El resultado es un suero autólogo esterilizado.
  • Tras su obtención, el suero autólogo se mezcla o diluye con suero fisiológico y se envasa.

Aplicación y administración

El oftalmólogo es el que debe establecer tanto la cantidad que debe aplicarse como la duración del tratamiento, según la patología o problema visual de que se trate y su severidad o nivel de recurrencia. Por lo general, este tipo de colirios se suelen aplicar entre 6 y 10 veces al día, colocando una sola gota cada vez.

Consejos para su correcta administración

  • Una vez abierto, el envase tiene que conservarse en la nevera y solamente puede usarse durante una semana.
  • Lavarse muy bien las manos antes de abrir el frasco y procurar no tocar el extremo del dispensador de las gotas.
  • Los frascos solamente pueden usarse durante una semana. Pasado este tiempo, se tienen que tirar y usar unos nuevos.

El suero autólogo se ha mostrado como un producto de gran eficacia que, además de lubricar como harían las lágrimas, aporta otros componentes. Anteriormente, se habían utilizado otros productos tales como suero fetal bovino y el suero extraído del cordón umbilical, pero además de ser menos eficaces, existía el riesgo para los pacientes de sufrir alergias e infecciones. Esto se ha solucionado con el uso de fluidos propios, principio en el que se basa el suero autólogo.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario