Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿El uso excesivo de dispositivos móviles es causa directa de miopía?

Los dispositivos móviles que usamos a diario nos han cambiado la vida. Qué duda cabe de ello. Sin embargo, sería impropio reconocer que también han supuesto (y suponen) numerosos retos y riesgos, especialmente cuando se trata de la salud.

Por ejemplo, en lo que tiene que ver con la salud visual, el uso excesivo de teléfonos móviles, tabletas, ordenadores y otros tantos dispositivos electrónicos se ha convertido en una de las causas directas de problemas visuales en el mundo, en especial entre las generaciones que han nacido o se han adaptado a la era de las nuevas tecnologías.

Salud visual y dispositivos: algunos datos generales

Ojo, antes de seguir es importante dejar clara una cosa: el riesgo no está en el uso en sí mismo de estos dispositivos, sino más bien en el exceso de horas que permanecemos al día en contacto con ellos. ¿También te pasa a ti?

Recientes investigaciones han demostrado que en los últimos años han ido apareciendo enfermedades propias de la sobreexposición de los ojos a la luz que emiten aparatos de estas características y al rápido avance de otras más tradicionales.

Según un estudio realizado el año pasado por la firma IAB Spain, en España pasamos una media de tres horas y 23 minutos al día frente a la pantalla de nuestro teléfono móvil, a lo que habría que añadirle el tiempo que muchos de nosotros permanecemos delante de una pantalla de ordenador.

En reiteradas ocasiones, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha llamado la atención sobre el excesivo uso de estos dispositivos y sigue animando a las personas a reducir el contacto con éstos para que no se convierta en un hábito perjudicial.

Mujer mirando el móvil en la oscuridad

Enfermedades propias del uso excesivo de dispositivos

Aparte de acelerar la degeneración que suponen enfermedades como la presbicia, que cada vez aparece a más temprana edad entre los pacientes, el uso excesivo de móviles, tabletas u ordenadores puede provocar anomalías visuales como:

  • Fatiga visual: al sobrepasar el límite de horas recomendadas para estar frente a la pantalla de un dispositivo de este tipo, es normal que los ojos se resientan más de lo normal y que la calidad de la visión disminuya.
  • Dolores de cabeza o migrañas: recuerda que la luz que emiten estos dispositivos no es demasiado beneficiosa para tus ojos. De ahí que si pasas demasiadas horas frente a una pantalla puedas sufrir dolores de cabeza e incluso migrañas, las cuales, recordemos, es mejor atajar de forma precoz antes de que abran el camino a mayores complicaciones.
  • Ojos rojos: también puede suceder que la hidratación de tus ojos disminuya a causa de esta sobreexposición a las pantallas y que, por consiguiente, uno de los síntomas más recurrentes sean los ojos rojos.
  • Disminución de la capacidad visual: hablamos de que la calidad de nuestra visión puede reducirse si no controlamos las horas que permanecemos en contacto con estos dispositivos.

El uso excesivo de los dispositivos electrónicos también ha derivado en un significativo aumento de casos de hipermetropía, astigmatismo y miopía, entre otras anomalías, que también puede afectar a los menores de 18 años y a los niños en edades tempranas.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario