Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Los cuidados del estuche guarda lentillas

La mayoría de personas que usan lentillas realizan una correcta higiene de las mismas. Sin embargo, no todas hacen lo propio con el recipiente que utilizan para guardarlas, lo cual es un grave error pues tan importante, e incluso mas, es limpiar muy bien las lentes de contacto como el guarda lentillas.

El estuche de lentillas es el utensilio que, normalmente, utilizamos diariamente para llevar las lentillas de un lugar a otro o para guardarlas cuando no las utilizamos, lo que durante la noche suele significar varias horas. Si dicho estuche no se mantiene bien limpio, pueden acumularse microorganismos y bacterias que acaben pasando a las propias lentillas, y de ahí transmitiéndose a nuestros ojos.

New Call-to-action

La importancia de una correcta higiene de las lentillas y su estuche

Entre otras cuestiones, las lentillas se diferencian de las gafas en que no entran en contacto directo con los ojos. Esto supone importantes ventajas a nivel estético, de comodidad y de corrección visual.

Pero también existen algunos inconvenientes. Uno de ellos es que las lentillas precisan de más cuidados, sobre todo de carácter higiénico. Y estos cuidados se trasladan también al estuche guarda lentillas donde las transportamos y guardamos.

Lentilla sobre dedo y lentillero

Un estuche sin la adecuada higiene puede provocar el deterioro de las lentillas y que se acaben convirtiendo en un nido de bacterias y virus que terminen transmitiendo infecciones a los ojos, dañando la córnea u otros componentes.

6 consejos para limpiar correctamente tu estuche guarda lentillas

Como hemos dicho, si el estuche en el que llevamos las lentillas no está bien higienizado, no es posible garantizar la correcta limpieza de nuestras lentes de contacto. Veamos algunos consejos:

  1. Antes de manipular el estuche guarda lentillas, debes lavarte muy bien las manos con agua y jabón.
  2. No permitas que el estuche entre en contacto con alguna loción, colonia, crema o aceite que pudieras llevar impregnadas en tus propias manos o se encuentren en la base (una mesa, la pica del baño…) sobre la que manipulas el guarda estuche.
  3. Diariamente, enjuaga el estuche con agua muy caliente, ya que así es más fácil eliminar los virus o bacterias que puedan encontrarse en su interior.
  4. Frecuentemente, lava tanto el interior del estuche como su cubierta con un cepillo de dientes muy bien limpio.
  5. Para lavar el estuche, utiliza jabón líquido en una cantidad que no sea excesiva, con el fin de que te sea más fácil enjugarlo y retirarlo.
  6. Para finalizar la operación, tienes que secar muy bien el estuche guarda lentillas con un paño que no tenga pelusa para que no puedan quedarse restos en su interior y, luego, pegarse a las lentillas.

Las lentillas son una alternativa a las gafas con notables ventajas estéticas y de comodidad. Por otra parte, la corrección que ofrecen de los defectos refractivos es más natural, ya que no precisan de un objeto a la vista de todo el mundo, como ocurre con las gafas. No obstante, el único método para poder corregir un defecto refractivo sin necesidad de tener que usar permanentemente elementos externos (gafas o lentillas) es operarse de la vista mediante una cirugía refractiva, un método sencillo, indoloro para el paciente y con muy buenos resultados en la mayoría de casos.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario