Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Causas y tratamientos de la conjuntivitis papilar

La conjuntivitis papilar es un síndrome inflamatorio no infeccioso que está asociado al uso de lentes de contacto, en especial blandas, y que se caracteriza principalmente por la aparición de secreciones mucosas, visión borrosa, picor y lagrimeo.

New Call-to-action

¿Por qué se produce?

No se conoce con exactitud su mecanismo de producción, pero al tratarse de una infección prácticamente exclusiva de algunos usuarios de lentes de contacto, se considera que se trata de una respuesta alérgica a algún componente de las mismas.

Los cuatros estadios de la conjuntivitis papilar

Una persona aquejada de esta reacción alérgica suele pasar por cuatro fases o estadios:

  1. En primer lugar se nota, en la zona cercana al lagrimal, una secreción viscosa.
  2. En el segundo estadio de la infección la secreción mucoide se incrementa.
  3. En la tercera fase se producen molestias como ardor y prurito.
  4. Finalmente, en el último estadio aparecen las papilas, se intensifican las molestias y se suman nuevos síntomas como: dolor ocular, fotofobia y, en los casos más graves, visión borrosa.

Mujer con los ojos rojos se limpia con un pañuelo

La existencia de cuatro fases posibles no significa que todos los pacientes tengan que pasar obligatoriamente por todas ellas. Todo depende de la intensidad de la reacción, siendo muchos los afectados que solo notan las secreciones, sin que apenas se produzcan molestias ni otros síntomas asociados.

De hecho, los síntomas más graves que llegan a afectar a la vista, como por ejemplo la visión borrosa, están relacionados con una versión más grave de la enfermedad conocida como conjuntivitis papilar gigante. En estos casos, la inflamación es más notable, hay mucha irritación y picor y el paciente suele notar un movimiento excesivo de las lentes de contacto dentro del ojo.

Tratamiento de la conjuntivitis papilar

La primera y más importante medida es suspender temporalmente el uso de lentes de contacto, al menos hasta que la inflamación remita. Se trata de una medida totalmente lógica, puesto que, como hemos comentado, parece que este tipo de conjuntivitis está directamente relacionada con el uso frecuente de lentillas.

Relacionadas con el uso de lentillas, se pueden tomar otra serie de medidas de carácter preventivo como: reducir las horas de uso de las mismas o tener más cuidado en el proceso de manipulación e higiene.

En función de la gravedad de la infección, el médico puede optar por la receta de gotas oftálmicas. El uso de lágrimas artificiales para lubricar mejor el ojo puede también ayudar a mitigar sus efectos.

Queremos remarcar que la medicación debe estar prescrita siempre por un oftalmólogo o facultativo con el fin de que nos recomiende la medicación adecuada y su posología. Este tipo de coliriros mal utilizados pueden llegar a subir la tensión del ojo y, por lo tanto, causar daños en el nervio óptico.

Esperamos que este artículo te haya resultado clarificador en lo que respecta a la conjuntivitis papilar, pero si tienes cualquier duda estaremos encantados de mantener un feedback contigo en la sección de comentarios.

New Call-to-action

1 Comentario

  1. 25 de diciembre de 201722:36
    dijo:

    Es bueno

Escribe un comentario