Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Hábitos alimentarios malos para la vista: aprende a evitarlos

3.2/5 - (13 votos)

La alimentación juega un papel fundamental en la salud de todo nuestro cuerpo. Sin embargo, lo que no muchas personas saben, es que, en el caso de los ojos, los malos hábitos alimentarios pueden ser todavía más perjudiciales que en otros órganos. Esto se debe a la especial sensibilidad y delicadeza de los ojos, que se ven muy afectados por los problemas cardiovasculares, la resistencia a la insulina, la diabetes o, simplemente, por la falta de los nutrientes necesarios para funcionar correctamente.

Si quieres saber cuáles son los hábitos alimentarios malos para la vista y qué alimentos deberías evitar, sigue leyendo y te damos todas las claves.


¿Qué alimentos son perjudiciales para la vista?

Los especialistas en salud y nutrición, así como los oftalmólogos, lo tienen muy claro. Existen una serie de alimentos que, a la larga, son perjudiciales para nuestra vista. De hecho, su consumo prolongado a lo largo de los años está vinculado con diversas afecciones de la retina, como por ejemplo la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

Los principales alimentos que debemos evitar para no dañar nuestros ojos son los siguientes: 

  • Azúcares libres.
  • Harinas refinadas. 
  • Grasas trans. 
  • Carnes rojas. 
  • Carnes procesadas. 

Además, otro producto comestible (porque no es un alimento) que debemos evitar es el alcohol. En este sentido, es importante recordar que no existe una cantidad segura de ingesta de alcohol. Por ello, aunque siempre será mejor beber poco que mucho, lo más recomendable es evitar su consumo por completo. 

¿Qué nutrientes nos ayudan a cuidar de nuestros ojos?

Aunque los ojos, al igual que el resto de tejidos de nuestro cuerpo, necesitan gran variedad de nutrientes, algunos de los que son más importantes para su correcto funcionamiento y mantenimiento son los siguientes: 

  • Vitamina A (presente en los lácteos y el pescado azul).
  • Vitamina C (presente en frutas y verduras cuando se consumen crudas).
  • Vitamina E (muy abundante en los vegetales de hoja verde y en el aceite de oliva vírgen extra).
  • Omega 3 (lo encontramos en el pescado azul, el marisco, la yema de huevo, las nueces o las semillas de chía).

Debido a la importancia que tienen estos nutrientes para nuestra salud ocular, un mal hábito para la salud de nuestros ojos es no incluir los alimentos que los contienen. 

¿Qué hábitos son perjudiciales para la vista?

Algunos hábitos perjudiciales para la vista que debemos evitar son los siguientes: 

  • Picar entre comidas: debemos evitar alimentos como los snacks, los dulces o las chocolatinas, que solamente aportan calorías vacías. En su lugar, podemos sustituirlos por fruta fresca, frutos secos o panes elaborados con harina integral y sin azúcares libres añadidos. 
  • Abusar de las grasas saturadas y los azúcares: además del antiestético sobrepeso, estas sustancias pueden llegar a taponar venas y arterias, favoreciendo enfermedades cardiovasculares y de la vista. No se debe olvidar que las venas que llegan a los ojos son muy finas y cualquier anomalía en estos vasos puede provocar distorsiones visuales.
  • Comer demasiado rápido: otra mala costumbre que impide hacer una buena digestión, favorece el estrés y perjudica nuestro estado de salud mental y físico. Además, cuando comemos rápido, por lo general, tomamos menos buenas elecciones respecto a los alimentos que elegimos, por lo que es más probable escoger alimentos perjudiciales para nuestra salud. 
  • Beber alcohol: es otro mal hábito muy perjudicial para distintos aspectos de nuestra salud.
  • Fumar: el tabaco no solo está relacionado con el cáncer de pulmón. También es el causante de otros tipos de cáncer, así como de multitud de enfermedades cardiovasculares que pueden afectar directamente a nuestros ojos. En este sentido, debemos recordar que el tabaquismo es una enfermedad. Por ello, lo más aconsejable es que pidas ayuda a tu médico para dejar de fumar. Tu médico te dará las herramientas y el tratamiento necesario. 
  • Sedentarismo: es importante realizar ejercicio con frecuencia y, además, llevar una vida activa. El sedentarismo y la falta de actividad física se relacionan directamente con multitud de enfermedades que afectan a nuestro cuerpo y a nuestros ojos en particular. Por ejemplo, las enfermedades cardiovasculares y la diabetes. Realiza ejercicio a diario e intenta llevar una vida lo más activa posible.

Mujer con camisa a cuadros comiéndose un bollo frente al ordenador

Consejos rápidos y fáciles de aplicar para cuidar de tu salud visual

Algunos trucos que nos pueden ayudar a adoptar hábitos más saludables son los siguientes: 

  • Incluye siempre algo de verdura en tus platos. Una alimentación equilibrada fortalece el sistema inmune y puede prevenir que aparezcan enfermedades, como la diabetes. Además, esta enfermedad tiene entre sus principales complicaciones diversas patologías graves de la vista, como la retinopatía diabética.
  • Come fruta fresca antes de comer. De esta forma es más probable que te la comas, ya que, si esperas a tomarla como postre, puede que estés saciado y termines por no tomarla. 
  • Acostúmbrate a comer con agua y reserva el resto de bebidas para otras ocasiones. 
  • Si sueles tomar cerveza, cámbiala por cerveza sin alcohol. 
  • Evita los refrescos (tanto los que llevan azúcar como los que llevan edulcorantes). Favorecen la resistencia a la insulina y acostumbran al paladar a sabores extremadamente dulces. 
  • Camina siempre que puedas. Evita usar el coche si no es necesario y oblígate a caminar en los trayectos que realizas en tu día a día. 
  • Incluye algún alimento rico en omega 3 todos los días. Por ejemplo, un puñado de nueces, un puñado de chía o semillas de lino (se pueden incluir en ensaladas y otros platos), o una porción de pescado azul (por ejemplo, conservas de sardinas o caballa, filetes de salmón, etc.). 
  • Cuenta con tu médico a la hora de hacer cambios en tus hábitos de vida. Tu médico es la persona que mejor puede asesorarte a la hora de dejar el alcohol, dejar el tabaco o hacer cambios a largo plazo en tu alimentación. Contar con el asesoramiento de un nutricionista también puede ser de gran ayuda.

Acude a revisiones a la consulta del oftalmólogo no sólo cuando notes algún síntoma extraño o problema en la vista, sino también a modo de chequeo frecuente (una vez al año sería lo ideal) y rutinario simplemente para comprobar que todo está en orden.

Fuentes


Jesus Garcia Arribas
Jesus Garcia Arribas
19/12/2022
Operación de cataratas con resultado perfecto. Trato impecable. Felicidades a todo el equipo.
Javier González
Javier González
14/12/2022
jose luis jimenez diez
jose luis jimenez diez
12/12/2022
Todos encantadores y muy profesionales. Totalmente satisfecho con el trato desde el principio hasta el final. Un 10 Y 5 estrellas.
Beca MC
Beca MC
09/12/2022
Desde el primer momento, todo el personal fue muy amable y atento.
Jaime Sanz
Jaime Sanz
09/11/2022
Un trato excelente del personal de la clinica. En particular de Mar. Gracias por hacer la espera de los pacientes tan agradable
Emilio Camarero
Emilio Camarero
09/11/2022
Muy buena
Desiree Vito
Desiree Vito
21/10/2022
Muy bien todo perfecto
Mari Jose Jiménez
Mari Jose Jiménez
04/10/2022
Muy buena como siempre!!
Oscar Puerta
Oscar Puerta
30/09/2022
Desde el primer momento la atención ha sido realmente totalmente buena y la sensación inicial de profesionalidad inicial, se ha confirmado durante todo el proceso. Explicaciones claras y respuestas concisas a la multitud de dudas que uno tiene cuando va a tomar una decisión tan importante. Muy contento del trato, proceso y resultado.

 

Autor

  • Dr. Fernando Llovet

    El Dr. Fernando Llovet es oftalmólogo especialista en cirugía refractiva, cirugía de la presbicia y cataratas. Además, es co-fundador de Clínica Baviera. Desarrolla su labor asistencial en Clínica Baviera Madrid y Clínica Baviera Valencia.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario