Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

¿Qué es el nistagmo y cómo tratarlo?

5/5 - (1 voto)

El nistagmo es un tipo de estrabismo que implica el movimiento involuntario, rápido, constante y repetitivo de los ojos. Se trata de una enfermedad de la visión poco común, pero que puede conllevar limitaciones visuales que pueden llegar a ser severas, por lo que ha de ser tratada lo antes posible.

¿Cuáles son las causas del nistagmus?

El nistagmo es una patología multifactorial. Las causas de su aparición, tanto en el caso de los niños como en el caso de ser adquirido, son muy variadas y difíciles de determinar ya que se deben contemplar todos los factores que pueden provocar el mal funcionamiento de las áreas del cerebro que controlan los movimientos oculares..

Aunque no hay unas causas concretas, el nistagmo puede estar asociado a las siguientes situaciones: 

  • Tener antecedentes familiares con este problema visual.
  • Problemas oculares relacionados con las cataratas, el estrabismo o el enfoque.
  • Enfermedades que afectan a la retina y al nervio óptico.
  • Problemas del oído interno (por ejemplo, la enfermedad de Ménière). 
  • Albinismo.
  • Aniridia.
  • Esclerosis múltiple. 
  • Accidentes cardiovasculares.
  • Tumores.
  • Lesiones en la cabeza.
  • Consumo de alcohol o drogas. 
  • Consumo de ciertos medicamentos.

¿Qué tipos de nistagmo existen y cómo se diferencian?

Además de por sus causas, podemos hablar de diferentes tipos de nistagmus en función de cómo es el movimiento de los ojos:

  • Nistagmo horizontal. El movimiento se efectúa de lado a lado. Es el más frecuente.
  • Nistagmo vertical. El movimiento se produce de arriba a abajo.
  • Nistagmo rotatorio o circular. El movimiento es de giro en uno u otro sentido.

El movimiento puede tener distintas características de intensidad, amplitud y frecuencia y, por lo general, afecta a ambos ojos.

¿Cuáles son las principales características del nistagmo horizontal?

Las principales características de este tipo de nistagmo son:

  • El movimiento de los ojos se produce de un lado a otro, en una línea horizontal que lleva los ojos del extremo derecho del ojo derecho al extremo izquierdo del ojo izquierdo, o a la inversa. 
  • Este movimiento puede producirse en un solo ojo, aunque lo habitual es que ocurra en ambos.
  • Puede variar de lento a rápido. 
  • Puede producirse sobre todo cuando se mira y se gira la cabeza hacia los lados, por lo que es posible que las personas que sufren esta anomalía visual inclinen la cabeza para ver con una mayor claridad, ya que esto ayuda a que el movimiento de los ojos sea más lento y orgánico.

Nistagmo congénito y adquirido

Otra forma de clasificar el nistagmo es dependiendo de su origen. En este sentido, podemos distinguir dos tipos de nistagmos: 

  • Nistagmo congénito: es aquel que aparece desde la infancia y que no está vinculado a ningún episodio o circunstancia concreta. 
  • Nistagmo adquirido: es aquel que aparece a partir de un evento o circunstancia concreta. Por ejemplo, un traumatismo en el ojo o en la cabeza, o una operación en la zona ocular. 

¿Qué síntomas provoca el nistagmus?

El principal síntoma del nistagmus es el movimiento involuntario de los ojos, que puede ser horizontal, vertical, rotatorio o tener componentes en los tres ejes. 

Otras señales que pueden indicar la existencia de esta enfermedad son las siguientes: 

  • Sensibilidad a la luz.
  • Mareos.
  • Dificultad para ver en la oscuridad.
  • Problemas de visión.
  • Inclinaciones de cabeza (tortícolis). 
  • Percepción de que los objetos dan vueltas o tiemblan (oscilopsia).

En el caso de los niños que presentan nistagmus congénito, el movimiento constante de los ojos impide que la imagen llegue nítida a la retina. Esta circunstancia, por tanto, altera el desarrollo normal del ojo del paciente desde los primeros meses de vida y puede provocar importantes problemas de visión.

Ojo con iris azul y amarillo

¿Cómo se diagnostica el nistagmus?

A la hora de abordar el diagnóstico y tratamiento del nistagmo, es importante tener en cuenta varios factores que determinarán cómo llevarlo a cabo. 

  1. En primer lugar, resulta fundamental valorar la situación del paciente para optar por un tratamiento u otro. En este punto, podemos destacar la aparición de modernas técnicas de registro que facilitan mucho el diagnóstico a través de videoculografía y videonistagmografía, que permiten valorar los movimientos de los ojos en los tres ejes del espacio, teniendo en cuenta otros factores como la velocidad y la amplitud del movimiento. Para ello se emplea una imagen monitorizada por ordenador a través de dos cámaras de infrarrojos y  se requiere una cierta colaboración por parte del paciente, por lo que no puede aplicarse a niños muy pequeños de menos de 5 o 6 años.
  2. En segundo lugar, al ser una enfermedad compleja en la mayor parte de los casos, el nistagmus debe ser tratado por distintos especialistas: neurólogo, oftalmólogo, otorrino, etc. El objetivo es descartar posibles lesiones en las diferentes partes del cuerpo que estén provocando los movimientos oculares.

¿Cómo es el tratamiento del nistagmus?

Una vez que se ha diagnosticado, el tratamiento suele estar orientado a la búsqueda de la mejor situación visual del paciente para conseguir la mejor visión posible y su mayor confort. En consecuencia, el tratamiento dependerá tanto de la causa del problema como de la condición del propio paciente a la hora de poder aplicarlo. 

Podemos encontrar los siguientes tratamientos: 

  • Tratamiento de la causa subyacente: por ejemplo, si el nistagmo se debe a la toma de un medicamento, deberá dejar de tomarlo. O, si el paciente tiene cataratas, deberá ser sometido a cirugía por parte del especialista en oftalmología.
  • Uso de gafas o lentes especiales: tratamiento de los problemas o enfermedades relacionadas con la vista a través del uso de gafas, cristales especiales o lentes de contacto.
  • Tratamiento farmacológico: uso de medicamentos para mejorar y reducir los síntomas. Estos fármacos , además, ayudan a controlar el movimiento involuntario.
  • Inyecciones de toxina botulínica: el uso de la toxina botulínica puede ayudar a controlar los movimientos involuntarios. Esta sustancia también se usa en el tratamiento de otros tipos de estrabismo.
  • Cirugía: el tratamiento quirúrgico se suele aplicar en pacientes que, para reducir el movimiento de los ojos, orientan su mirada a un punto determinado (denominado posición de bloqueo). Esto produce problemas adicionales, como la tortícolis. Esta cirugía, que se realiza sobre los músculos oculares que se encargan de controlar los movimientos de los ojos, consiste en modificar la posición de los ojos para evitar esos giros de cabeza y, en ocasiones, para conseguir que, al mirar al frente, disminuya la intensidad del movimiento involuntario.

En cualquier caso, el tratamiento del nistagmo siempre dependerá del caso particular de cada paciente y de la recomendación del médico que lo trate. 

¿Es lo mismo el nistagmo que el blefaroespasmo?

Es importante remarcar que el nistagmo se caracteriza por el movimiento involuntario del ojo. Es decir, del globo ocular. En este sentido, hay que remarcar que no se debe confundir con el blefaroespasmo, que es un temblor involuntario del párpado, pero no del globo ocular. 

Fuentes

MedlinePlus – Nistagmo

Academia Americana de Oftalmología – ¿Qué es un nistagmo?

Jesus Garcia Arribas
Jesus Garcia Arribas
19/12/2022
Operación de cataratas con resultado perfecto. Trato impecable. Felicidades a todo el equipo.
Javier González
Javier González
14/12/2022
jose luis jimenez diez
jose luis jimenez diez
12/12/2022
Todos encantadores y muy profesionales. Totalmente satisfecho con el trato desde el principio hasta el final. Un 10 Y 5 estrellas.
Beca MC
Beca MC
09/12/2022
Desde el primer momento, todo el personal fue muy amable y atento.
Jaime Sanz
Jaime Sanz
09/11/2022
Un trato excelente del personal de la clinica. En particular de Mar. Gracias por hacer la espera de los pacientes tan agradable
Emilio Camarero
Emilio Camarero
09/11/2022
Muy buena
Desiree Vito
Desiree Vito
21/10/2022
Muy bien todo perfecto
Mari Jose Jiménez
Mari Jose Jiménez
04/10/2022
Muy buena como siempre!!
Oscar Puerta
Oscar Puerta
30/09/2022
Desde el primer momento la atención ha sido realmente totalmente buena y la sensación inicial de profesionalidad inicial, se ha confirmado durante todo el proceso. Explicaciones claras y respuestas concisas a la multitud de dudas que uno tiene cuando va a tomar una decisión tan importante. Muy contento del trato, proceso y resultado.

Autor

  • Dr. Carlos Laria

    El Dr. Carlos Laria es oftalmólogo especialista en estrabismo y oftalmología pediátrica. Desarrolla su labor asistencial en Clínica Baviera Alicante y Valencia.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario