Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Nistagmo horizontal: qué es, causas y posibles tratamientos

El nistagmo es un tipo de estrabismo que implica el movimiento involuntario, rápido, constante y repetitivo de los ojos. Se trata de una enfermedad de la visión poco común, pero que implica limitaciones visuales que pueden llegar a ser severas, por lo que ha de ser tratada lo antes posible. Los hay de varios tipos: horizontal, vertical y rotatorio. En este artículo nos vamos a centrar en el nistagmo horizontal, así como en sus síntomas, causas y posibles tratamientos. 

¿Qué es el nistagmo?

El nistagmo es el término utilizado para describir la enfermedad que provoca que los ojos hagan movimientos involuntarios y rápidos, los cuales pueden ser de un lado a otro (nistagmo horizontal), de arriba abajo (nistagmo vertical) y rotatorio o circular (nistagmo rotatorio o de torsión). Puede aparecer en un ojo o en ambos, y es posible que afecte a la vista, al equilibrio y a la coordinación. 

¿Cuáles son las principales características del nistagmo horizontal?

En el caso del nistagmo horizontal, el movimiento de los ojos se produce de un lado a otro, en una línea horizontal que lleva los ojos del extremo derecho del ojo derecho al extremo izquierdo del ojo izquierdo, o a la inversa. Este movimiento puede producirse en un solo ojo, aunque lo habitual es que ocurra en ambos, además de que puede variar de lento a rápido. 

El nistagmo horizontal puede producirse sobre todo cuando se mira y se gira la cabeza hacia los lados, por lo que es posible que las personas que sufren esta anomalía visual inclinen la cabeza para ver con una mayor claridad, ya que esto ayuda a que el movimiento de los ojos sea más lento y orgánico. 

¿Cuáles son sus síntomas y causas?

El cerebro es el encargado de controlar el movimiento de los ojos, los cuales se mueven de manera automática para ajustarse a los movimientos de la cabeza y estabilizar así la imagen que se está viendo. Sin embargo, esta parte del cerebro no funciona de manera correcta en las personas con nistagmo horizontal. 

Aunque no hay unas causas concretas, el nistagmo puede estar asociado con: 

  • Tener antecedentes familiares.
  • Problemas oculares relacionados con las cataratas, el estrabismo o el enfoque.
  • Problemas del oído interno. 
  • Albinismo.
  • Esclerosis múltiple. 
  • Accidentes cardiovasculares.
  • Lesiones en la cabeza.
  • Consumo de alcohol o drogas. 
  • Tener antecedentes familiares de nistagmo

El principal síntoma de nistagmo horizontal es el movimiento rápido e involuntario de los ojos de un lado a otro. Sin embargo, pueden aparecer otros síntomas, como:

  • Mareos.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Problemas de visión.
  • Dificultad para ver en la oscuridad.
  • Tener la necesidad de mantener la cabeza inclinada y dolor de cuello (tortícolis). 

¿Qué tratamientos existen?

Hay personas que nacen con nistagmo horizontal, o de otro tipo (vertical o rotatorio), por lo que en estos casos no es posible curar esta afección. Sin embargo, si es adquirido, sí es posible hacerlo desaparecer si está asociado a otras enfermedades, así como al consumo de drogas y alcohol. 

En muy pocas ocasiones se opta por la cirugía, pues tan solo reposiciona los músculos de los ojos que provocan que se muevan, pero no corrige ni cura el nistagmo horizontal. 

Fuentes

MedlinePlus – Nistagmo

Academia Americana de Oftalmología – ¿Qué es un nistagmo?

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario