Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Qué es la dislipidemia y cómo puede afectar a la vista

La dislipidemia hace referencia al aumento de la concentración plasmática de colesterol y lípidos en la sangre. Se trata de una condición que puede tener consecuencias graves para la salud, puesto que se asocia a patologías graves y degenerativas como: hipertensión, diabetes mellitus y diversas enfermedades cardiovasculares, como el infarto agudo de miocardio.

New Call-to-action

¿Puede afectar la dislipidemia a la vista?

El ojo, y en concreto la retina, está muy vascularizado, es decir  a su interior llegan arterias y vasos capilares que además son muy estrechos, por lo que cualquier anomalía en la circulación de la sangre, por pequeña que sea, puede afectar en mayor o menor medida a la visión.

Por lo tanto, tener el colesterol alto, por encima de los 240 mg/dl puede afectar a la vista de muy diversas formas. Estos son los principales problemas de visión relacionados con este problema:

  • Disminución de la calidad de la visión cromática. Un exceso de colesterol en sangre puede llegar a producir fallos en la corteza cerebral que concentra la función visual y derivar en un pérdida progresiva de la capacidad para diferenciar los colores.
  • Bloqueo del flujo sanguíneo de la zona ocular. Este es seguramente el problema de visión más grave asociado a la acumulación excesiva de colesterol en las paredes de los vasos sanguíneos. Esta circunstancia puede reducir la oxigenación de los tejidos de venas y arterias provocando, en los casos más graves, un bloqueo del flujo sanguíneo. Cuando esta obstrucción tiene lugar en los vasos sanguíneos que riegan los ojos se puede producir desde una pérdida temporal de visión (amaurosis fugaz) hasta una pérdida total e irreversible de la vista si la oclusión se produce en la arteria central de la retina.
  • Signos estéticos: xantomas, xantelasmas y arco corneal. Se trata depósitos de colesterol en la piel, alrededor de los ojos o en la córnea que, aunque no suelen provocar problemas de visión, suponen un problema de carácter estético para algunas personas.

Alimentos buenos para la salud cardiovascular

Síntomas de la dislipidemia

La dislipidemia es sí misma no suele presentar ningún síntoma específico y eso la hace más peligrosa, ya que normalmente se detecta cuando ya se encuentra en una etapa avanzada, manifestándose los síntomas derivados de las complicaciones de la enfermedad, que pueden ser muy graves:

  • Infartos cerebrales.
  • Patologías coronarias.
  • Pancreatitis aguda.
  • Enfermedades de la vista citadas anteriormente como los bloqueos de las arterias de la retina.
  • Etc.

¿Cuáles son sus causas?

Aunque el origen de la dislipidemia puede tener un componente hereditario, casi siempre está asociado en mayor o menor grado a hábitos inadecuados y nada saludables:

  • Dieta poco equilibrada y abundante en grasas.
  • Estilo de vida muy sedentario.
  • Tabaquismo y otros hábitos tóxicos

Factores de prevención y tratamientos

Es obvio que llevar una vida saludable basada en tres pilares básicos: alimentación equilibrada, ejercicio físico en la medida de nuestras posibilidades y ausencia de hábitos tóxicos evita en gran medida la acumulación de colesterol en sangre.

Otra cuestión fundamental es el control periódico mediante los análisis de sangre correspondientes, ya que de esta forma es posible detectar estos valores anormales de colesterol antes que deriven en patologías importantes, ya sean de la vista o de otros órganos.

Los tratamientos para intentar restablecer el colesterol c-LDL, conocido como “colesterol malo” a sus valores normales son muy variados y deben individualizarse a cada paciente, en función de su historial médico y hábitos de vida. Muchas veces, para conseguir contrarrestar la dislipidemia es necesario contar con la colaboración de un equipo médico multidisciplinar formado por nutricionistas y especialistas de los ojos o de otros órganos afectados. La medicación controlada es una de las alternativas diagnósticas.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario