Xantelasmas

Los xantelasmas palpebrales son lesiones benignas o levantamientos grasos que surgen a modo de placas o nódulos blanco-amarillentos y que están situados alrededor del párpado, sobre todo en la zona cercana al lagrimal (cerca de la nariz, en el denominado canto medial). Estas lesiones benignas, que no se malignizan, se sitúan en las capas superficiales y medias de la piel y no suelen afectar a la órbita del ojo.

¿Qué son?

Los xantelasmas son pequeñas acumulaciones de grasa que se forman en la capa superficial y media de la piel del párpado superior o del párpado inferior, especialmente en la zona que se encuentra cerca del lagrimal. Suelen tener un color amarillento y, por lo general, no afectan a la órbita del ojo.

¿Dónde aparecen los xantelasmas?

Los xantelasmas pueden estar presentes tanto en el párpado inferior como en el párpado superior y es habitual que surjan en los dos ojos a la vez (suelen ser bilaterales). Cuando aparecen en otras áreas de la piel fuera de las proximidades del ojo se denominan xantomas.

Es importante establecer una diferencia entre los xantelasmas y otro tipo de lesiones de la piel que pueden aparecer alrededor de los párpados, como los quistes o los siringomas.

Causas de los xantelasmas

  • Habitualmente, la aparición de los xantelasmas en un paciente se suele asociar a trastornos de tipo metabólico, como la hipercolesterolemia (colesterol alto), la diabetes y la cirrosis biliar.
  • También pueden detectarse en jóvenes que han heredado el problema de la hipercolesterolemia (hipercolesterolemia familiar).
  • Sin embargo, también pueden aparecer en individuos con índices de colesterol normales y se manifiestan exclusivamente como acumulaciones de sustancias lipídicas (grasa) en uno o ambos ojos. En este caso, el médico deberá buscar otras posibles causas del problema.

¿Por qué aparecen?

No existe una sola causa asociada directamente a la aparición de un xantelasma. Son, por lo general, varias de ellas las que confluyen ante un diagnóstico de esta naturaleza.

Repasemos brevemente algunas de ellas:

  • En un buen número de casos, el xantelasma surge por una predisposición genética, lo cual explica que ciertos pacientes sean más propensos a sufrir este tipo de tumores o manchas, incluso después de haber sido operados con el fin de eliminarlos.
  • Otras personas desarrollan un xantelasma debido a la mala alimentación o al sedentarismo. Los altos niveles de colesterol en el organismo constituyen la principal causa de aparición de esta anomalía, aunque bien es cierto que también la pueden padecer personas con niveles óptimos de grasas. De hecho, varios estudios afirman que sólo una pequeña parte de pacientes con niveles altos de colesterol son propensos a un xantelasma

Síntomas de los xantelasmas

Los xantelasmas no suelen provocar ningún tipo de síntoma, salvo las consecuencias puramente estéticas: en general, los pacientes con estas lesiones suelen tener aspecto de cansados.

¿Cuáles son las opciones para su tratamiento?

Existen diferentes alternativas de tratamiento, que el médico recomendará al paciente en función de sus características personales. Además del tratamiento para la consecuencia estética de los xantelasmas, es importante conocer su causa y, en su caso, tratar el problema que los generó.

Es relativamente frecuente que los xantelasmas vuelvan a aparecer después de ser extirpados.

  • Cirugía. Este procedimiento se suele emplear cuando las lesiones aparecen en los párpados superiores, ya que resulta más sencillo ocultar las cicatrices y hay más piel disponible. Es una intervención breve y relativamente sencilla que se realiza con anestesia local y de forma ambulatoria (sin ingreso). Existen diferentes tipos de intervenciones quirúrgicas para eliminar los xantelasmas en función de la forma y tamaño de la lesión, pero habitualmente consisten en eliminar la piel donde está situada la lesión y en dar unos puntos de sutura que se retiran a los siete días.
  • Tratamientos con láser y peelings. Habitualmente, este tipo de tratamientos se emplean cuando las lesiones no son muy importantes.

¿Se puede prevenir su aparición?

En los pacientes que tienen un nivel alto de colesterol en sangre se deben controlar estos valores, tanto para prevenir la aparición de los xantelasmas como por el riesgo cardiovascular que provocan.

En los pacientes en los que los xantelasmas surgen por una causa desconocida no existen medidas de prevención posibles.

¿Sabías que...?

Curiosidades de los xantelasmas

En el 50% de los casos, la aparición de xantelasmas se asocia a niveles de colesterol en sangre altos en pacientes que tienen hipercolesterolemia familiar. El otro 50% son de causa desconocida.

Cuando un paciente sospecha de la presencia de un xantelasma debe acudir de inmediato a un médico oftalmólogo. La subespecialidad de la oftalmología que trata este tipo de problemas es la cirugía plástica ocular.

Los xantelasmas suelen aparecer de forma totalmente indolora y sus síntomas son exclusivamente estéticos.

Preguntas frecuentes

Una de las zonas de la piel de la cara en donde más se materializa la acumulación de grasa son párpados, que, recordemos, se caracterizan por estar conformados por un tejido hasta 10 veces más fino que la piel del resto de zonas de la cara.

A la hora de llevar a cabo los procesos de diagnóstico y tratamiento de esta anomalía debemos tener en cuenta lo siguiente:

  • Si las manchas o bultos de grasa aparecen en otras zonas del rostro no se les considera un xantelasma; el nombre científico por el que se conocen es el de xantoma.
  • Los xantomas están localizados en la dermis en cualquier parte del cuerpo. Por lo tanto, se podría decir que el xantelasma es un tipo particular de xantoma.

Habitualmente después de la extirpación del xantelasma no suele requerirse un estudio anatomo-patológico del tejido, aunque en determinados casos sí se realiza una biopsia para determinar si se trataba o no de una acumulación de grasa.

Desafortunadamente, el nivel de recurrencia de reaparición de los xantelasmas es bastante elevado, incluso si los niveles de colesterol del paciente son normales.

Si el xantelasma vuelve a aparecer, será necesario un nuevo tratamiento para eliminarlo.