Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Bulto en el párpado: qué es y cómo actuar

Una de las causas más comunes por las que los pacientes pueden acudir al oftalmólogo es la presencia de un bulto en el párpado. Al presentar un síntoma como este, hay que tener en cuenta que el diagnóstico puede ser muy variado. En la mayoría de los casos, lo más habitual es que un bulto en el párpado esté asociado a la formación de un orzuelo. Sin embargo, existen otras posibilidades que también pueden ser causa de este tipo de bultos, por lo que es recomendable que un médico lo examine para determinar con seguridad de qué se trata.

New Call-to-action

Causas de un bulto en el párpado

Como se ha dicho, la causa más común de la aparición de un bulto en el párpado son los orzuelos, aunque también pueden desarrollarse por diferentes problemas:

  • Orzuelo: El orzuelo es uno de los problemas más comunes que afectan al párpado. Este se produce cuando uno de los folículos de los párpados (generalmente los folículos asociados a las pestañas) se infectan. Al infectarse, esta región se inflama, formando un bulto que se puede localizar tanto en el párpado superior como en el inferior. Suele ir acompañado de molestia y dolor. Los orzuelos se pueden tratar con colirios y pomadas desarrollados específicamente para mantener limpia la zona. Los orzuelos nunca deberán manipularse y mucho menos intentar explotarlos. En la mayoría de los casos, los orzuelos suelen remitir pasadas una o dos semanas, desapareciendo por sí solos sin dejar ningún tipo de cicatriz o marca.
  • Chalazión: Se conoce con este nombre a los orzuelos que, tras desarrollarse de forma normal, no han conseguido eliminarse del todo. En estos casos, suele manifestarse como un pequeño bulto en el párpado que, al tacto, suele presentar una cápsula dura en el interior. Pueden reabsorberse hasta su eliminación de forma natural por sí solos. Aunque, en aquellos casos en los que puedan ser molestos o dificultar la correcta visión, el médico puede recomendar su drenaje mediante cirugía.
  • Edema palpebral: Se produce cuando se retienen líquidos en la zona de los párpados. Aunque lo más habitual es que se manifieste como una inflamación general de la zona del párpado, en ocasiones puede mostrarse como un pequeño bulto en una zona concreta del párpado.
  • Grano en el párpado: Por otro lado, aunque no es muy habitual, hay que tener en cuenta que el párpado, aunque muy fina, es piel. Por ello, se trata de una parte del cuerpo que está sometida a los mismos problemas que el resto de la piel del cuerpo. En este sentido, un bulto en el párpado puede ser la consecuencia de un grano que se haya desarrollado en esta zona. Esto puede estar motivado por diferentes causas, desde la picadura de un insecto a la obstrucción de un poro en la zona.
  • Tumor: Finalmente, y aunque es poco común, otra posible causa de la aparición de un bulto en el párpado podría deberse a la presencia de un tumor en la zona. Estos tumores no son muy habituales. Sin embargo, también es una posibilidad y, en consecuencia, el médico deberá valorarla a la hora de hacer el diagnóstico.

Hombre con los ojos verdes con un bulto en el párpado

Diagnóstico y tratamiento

Por lo general, los bultos en el párpado suelen desaparecer por sí solos pasadas un par de semanas. Sin embargo, cuando esto no sea así o cuando el bulto en cuestión presente molestias para el paciente, lo más aconsejable será acudir al médico para que evalúe el problema y se puedan adoptar las medidas de tratamiento más adecuadas en cada caso. Como  es lógico, el tratamiento para el bulto dependerá del diagnóstico en cuestión, por lo que cada tratamiento será personalizado para cada caso en particular.

Cuándo acudir al médico

Como ya se ha mencionado, lo más habitual es que los bultos en el párpado desaparezcan pasadas un par de semanas. De hecho, en la mayoría de los casos, estos bultos serán orzuelos, cuyo tiempo de curación ronda los 15 días aproximadamente. Sin embargo, cuando se detecte un bulto en el párpado, lo más recomendable será acudir al médico para que lleve a cabo el diagnóstico de la causa y, así, iniciar el tratamiento más aconsejable en cada caso.

De hecho, hay que tener en cuenta que, incluso en aquellos casos en los que el bulto se deba a un simple orzuelo, lo más aconsejable será acudir al médico desde el principio para que se pueda iniciar un tratamiento que reduzca las molestias causadas desde el inicio de la infección. De este modo, se podrá acelerar el proceso de cura, reduciendo también las molestias en el día a día del paciente.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario