Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Granos en los ojos o en los párpados: ¿por qué te salen?

3.9/5 - (9 votos)

La aparición de un quiste de grasa o grano en el ojo, normalmente en el párpado o en la propia superficie del ojo, es una de las causas más comunes por las que muchos pacientes acuden al oftalmólogo. Este se puede presentar como uno solo o como varios al mismo tiempo.

En la mayoría de las ocasiones son benignos. Se trata de un problema que puede ser molesto y poco agradable desde un punto de vista estético. Sin embargo, también es verdad que no suele suponer un problema mayor para la salud del ojo.

New Call-to-action

¿Qué tipos de quistes de grasa o granos en los ojos existen?

Granos dentro del ojo

Los granos o quistes de grasa pueden aparecer en la conjuntiva, es decir en la parte blanca del ojo, como unas manchas amarillas y ligeramente abultadas.

Estos granos suelen ser bastante comunes y benignos y se pueden corresponder con dos tipos de lesiones:

Habitualmente, estos granos dentro del ojo no requieren tratamiento, a no ser que provoquen problemas de visión o algún tipo de molestia. En este caso se pueden eliminar mediante una sencilla cirugía que se realiza con anestesia local.

Granos en el párpado

Un grano en el párpado es un grano que se desarrolla en esta zona de la piel, del mismo modo que podría hacerlo en otras partes de la piel del cuerpo. No se debe olvidar que, el párpado, aunque esté compuesto por una piel muy fina, es piel, igual que la del resto del cuerpo. En este sentido, puede manifestar enfermedades similares a la del resto de zonas cutáneas y, los granos, son uno de estos problemas.

En la mayor parte de los casos, los granos en los párpados son, en realidad, orzuelos. Un orzuelo es una infección que se manifiesta como inflamación y molestia en el párpado del ojo, ya sea en el párpado superior o en el inferior.

Por lo general, los orzuelos se producen como consecuencia de la infección de alguna de las glándulas situadas en los bordes de los párpados. Cuando esto sucede, la glándula no puede expulsar el contenido de forma natural, lo que produce que aumente de tamaño y se endurezca, además de ir acompañado de inflamación y enrojecimiento en la zona.

grano en el ojo

El orzuelo es un problema también muy común y la mayoría de las veces, los orzuelos, aunque sean molestos, suelen curarse por sí solos o, como mucho, mediante la aplicación de una pomada con antibiótico recetada por el médico.

Sin embargo, en ciertas ocasiones, es necesaria la intervención del oftalmólogo, especialmente si el orzuelo se ha enquistado o presenta complicaciones. En estos casos, es habitual que lo que se haga sea drenar un orzuelo, lo que permite expulsar parte del contenido de su interior y así facilitar la curación.

En cualquier caso, hay que tener en cuenta que se trata de una operación que deberá llevar a cabo siempre un médico, ya que nunca se debe intentar manipular un orzuelo por el propio paciente.

La curación de la mayoría de los orzuelos se llevará a cabo de forma natural pasadas una o dos semanas. No obstante, el médico puede recomendarnos el uso de determinados medicamentos, como pueden ser suero fisiológico para lavar la zona, o pomadas con antibióticos para controlar la infección. El uso de estos medicamentos suele acelerar la curación del orzuelo, y con ello el bienestar del paciente.

¿Por qué se producen los granos en los ojos?

Habitualmente, la aparición de estos granos aparece asociada a la infección, inflamación y/o taponamiento de una glándula:

  • Glándulas de Meibomio. En este caso, cuando se infectan se produce un orzuelo y cuando se enquista provocan un quiste de grasa o un chalazion.
  • Glándulas sebáceas de la piel de los párpados. Pueden producir pequeños quistes sebáceos cuyo aspecto es más blanquecino.
  • Glándulas de Moll. Son glándulas sudoríparas que están situadas cerca de la base de las pestañas. También se pueden bloquear e infectar provocando quistes de pequeño tamaño y de un aspecto traslúcido y acuoso.
  • Quistes epidemoides. Son menos frecuentes y suelen aparecer desde el nacimiento, aunque pueden aumentar de tamaño a medida que el niño va creciendo. Son benignos y se pueden extirpar mediante una pequeña intervención quirúrgica.

¿Cómo se tratan y cuándo se debe acudir al médico por un grano en el ojo?

El tratamiento dependerá de cada caso en concreto, por lo que será necesario que, ante la aparición de un grano en el párpado, se acuda al oftalmólogo para que realice una exploración y recomiende el tratamiento más adecuado en cada caso. En algunas ocasiones, el tratamiento podrá estar asociado al uso de determinados medicamentos como pomadas con principios activos antivirales. Aunque también existen otros tratamientos más completos y efectivos, como puede ser la cirugía. En cualquier caso, será siempre el médico quien recomiende el tratamiento más efectivo según cada situación en particular.

Fuentes

Wikipedia – Glándula de Moll

Scielo – Quiste dermoide en la infancia bajo el diagnóstico de ptosis

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario