Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Cómo mejorar la vista siguiendo nuestros consejos y claves


La vista, como el resto de sistemas de nuestro organismo, puede deteriorarse con motivo de alguna enfermedad, pero también simple y llanamente por el propio paso del tiempo. En este post te vamos a dar la respuesta a la pregunta cómo mejorar la vista, y a minimizar los efectos del paso del tiempo sobre la misma, con una serie de consejos y factores de prevención.

New Call-to-action

Rostro de mujer con diagrama en blanco

Cuida tu alimentación

Para tener más posibilidades de que tus ojos permanezcan sanos por mucho tiempo es importante que tu dieta habitual sea rica en los siguientes nutrientes:

    1. Vitaminas A, C y E.
    2. Minerales como el cobre y el zinc.
    3. Antioxidantes como los betacarotenos, la luteína y algún derivado de las xantinas. Son imprescindibles para proteger correctamente la mácula de los daños producidos por los rayos del sol y se encuentran en alimentos como la yema de los huevos, los pimientos amarillos, la calabaza, el boniato o las zanahorias.
    4. Aminoácidos como la cisterna y lecitina, los cuales nos protegen de la aparición de cataratas. Para conseguirlos debemos consumir ajo, cebolla y alcaparras, por ejemplo.
    5. Cianina, una sustancia antioxidante y antiinflamatoria, que también ha demostrado eficacia en la protección ocular, y que se encuentra en arándanos, uvas y bayas.
    6. Ácido graso omega 3, también es esencial para la vista y podemos encontrarlo en el salmón, las sardinas, la caballa y el bacalao.

Haz ejercicio

El ejercicio físico es fundamental para gozar de una buena salud general y, particularmente, de una buena salud visual. Una buena dieta y practicar ejercicio físico con regularidad es la mejor garantía para tener una correcta tensión arterial y una circulación sanguínea óptima y fluida. Esta cuestión es especialmente importante en los ojos, puesto que las venas que los riegan son muy estrechas y, por lo tanto, especialmente sensibles ante cualquier mal funcionamiento, lo que puede derivar en diversas enfermedades, algunas de ellas graves.

Hidrátate muy buen

La hidratación es también muy importante, especialmente para mantener la flexibilidad de las diversas membranas intraoculares. En este sentido, es recomendable beber entre 6 y 8 vasos de agua cada día.

Evita los factores externos perjudiciales

En esta cuestión te recomendamos seguir los siguientes consejos:

  1. Mantente alejado de los alérgenos ambientales.
  2. Protégete, con las gafas adecuadas, del cloro de las piscinas.
  3. Modera tu exposición al aire acondicionado y a la calefacción.
  4. Evita leer con luz demasiado tenue.
  5. No te rasques los ojos de forma constante o compulsivamente.
  6. Protégete del sol (y de la nieve) con las gafas adecuadas.
  7. Practica deporte con seguridad con las gafas y protecciones necesarias.
  8. Descansa la vista. Además de dormir las horas necesarias (un mínimo de 8 al día), es importante dar respiro a nuestros ojos, sobre todo si trabajamos habitualmente delante del ordenador. Se recomienda realizar pausas de, al menos 5 minutos, cada hora de trabajo, despegando la vista de la pantalla y mirando al horizonte.
  9. Mantente lo más alejado posible del humo de tabaco y de otros agentes contaminantes.

Acude al especialista con regularidad

Nuestro último consejo, pero no por ello menos importante, es realizar visitas periódicas al oftalmólogo para poder detectar cualquier patología o problema visual a tiempo y, en el caso de usar gafas o lentillas, llevarlas siempre bien graduadas.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario