Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Conjuntivitis en niños: ¿cómo tratarla?

3.7/5 - (6 votos)

La conjuntivitis en niños, al igual que en adultos, no suele revestir ninguna gravedad y suele ser muy frecuente, especialmente en niños pequeños. Básicamente se trata de una inflamación de la conjuntiva, una membrana mucosa que recubre la cara interior de los párpados y la cara anterior del globo ocular. 

La causa más común de la conjuntivitis es un virus, aunque también puede estar producida por una infección bacteriana o por una reacción alérgica.

Si bien, en la mayoría de ocasiones, no es necesario aplicar ningún tratamiento, ya que el problema remite solo, en función de la causa de la conjuntivitis, el médico puede recetar medicamentos antihistamínicos o antibióticos o dar determinadas pautas para paliar los síntomas.

¿Cuáles son los síntomas de la conjuntivitis en niños?

Los síntomas de la conjuntivitis en niños suelen ser muy visibles y característicos:

  • Enrojecimiento de los ojos y del interior de los párpados.
  • Legañas en los ojos o pestañas.
  • Párpados inflamados.
  • Picor de ojos (los niños se frotan los ojos).
  • Lagrimeo (especialmente si estamos hablando de conjuntivitis alérgicas).
  • Secreción ocular clara o amarillenta de una especie de lágrimas, aunque más espesas, que se expulsan a consecuencia de la infección.

Algunos síntomas menos frecuentes son:

 

¿Qué tipos de conjuntivitis existen?

Básicamente, se puede hablar de los siguientes tipos de conjuntivitis:

¿Qué tipos de conjuntivitis existen?

¿Qué tratamiento se aplica a la conjuntivitis infantil?

En la mayoría de casos, las conjuntivitis en niños son leves y desaparecen por sí solas al cabo de pocos días, aunque el tratamiento específico dependerá del tipo de conjuntivitis de que se trate:

  • En las conjuntivitis víricas no suele ser necesario ningún tipo de tratamiento.
  • En las causadas por una bacteria, el pediatra suele prescribir algún tipo de antibiótico, normalmente en forma de colirios.
  • Si la causa de la conjuntivitis es una alergia es posible que el niño tenga que tomar algún antihistamínico por vía oral o bien en forma de colirio.
  • En todos los casos se puede recomendar la limpieza de las legañas con suero fisiológico siguiendo unas estrictas pautas higiénicas.

Niña con blusa de flores a la que le están echando un colirio

¿Es contagiosa la conjuntivitis?

El problema de la conjuntivitis causada por virus y de la conjuntivitis bacteriana en niños (conjuntivitis infecciosas) es que son muy contagiosas. Por este motivo, el niño afectado no debe ir al colegio o a la guardería hasta que el médico determine que su problema visual no puede ser transmitido a otros menores. La conjuntivitis alérgica y la conjuntivitis irritativa no son  contagiosas.

Para evitar el contagio al resto de miembros de la familia se deben tomar unas medidas higiénicas básicas y simples como:

  • Tratar de no tocarse o frotarse los ojos.
  • Tanto el niño como los padres (que suelen ser los encargados de aplicarles el tratamiento) han de lavarse muy bien las manos.
  • No compartir toallas, fundas de almohadas ni otros elementos higiénicos.

¿Puede llegar a ser grave?

Aunque es muy inusual, la conjuntivitis pediátrica pueden llegar a comprometer seriamente la salud visual del niño en algunos casos en los que va acompañada de otros síntomas como:

  • Dolor en los ojos.
  • Visión borrosa.
  • Excesiva sensibilidad a la luz (fotofobia).
  • Ojos rojos con elevada intensidad.
  • La existencia de infecciones previas en los ojos.

En el caso de detectar alguno de estos síntomas o si los signos comunes prevalecen durante demasiados días, es necesario acudir cuanto antes al especialista en oftalmología o al pediatra.

¿Se puede prevenir la conjuntivitis infantil?

Como hemos comentado, las conjuntivitis infecciosas son muy contagiosas. Por esta razón, debemos tomar ciertas medidas para evitar que nuestros hijos se contagien:

  • Debemos enseñarles a lavarse las manos con agua y jabón, en conciencia y con frecuencia.
  • También es necesario que sean conscientes de que no deben compartir con otras personas pañuelos de papel, toallas o fundas de almohadas.

Una vez el niño tenga la conjuntivitis será necesario:

  1. Lavarse bien las manos después de tocarles los ojos.
  2. Desechar cualquier objeto (gasas, algodón…) que se haya utilizado.
  3. Lavar por separado las toallas y fundas de almohadas que haya usado la persona infectada para evitar la contaminación.
  4. Si el niño es propenso a las conjuntivitis alérgicas, evitar el contacto con el agente que provoca la inflamación. Por ejemplo, debemos mantener las puertas y ventanas bien cerradas durante los días en que hay mucha cantidad de polen en el ambiente, limpiar el polvo con frecuencia o pasar la aspiradora.

¿En qué consiste la conjuntivitis en los recién nacidos?

Los recién nacidos son particularmente susceptibles de padecer conjuntivitis y son más propensos a desarrollar complicaciones graves  relacionadas con este problema ocular si este se deja sin tratar o si se trata de forma tardía. 

Un bebé que presenta  síntomas de conjuntivitis debe ser examinado de inmediato por un especialista. Esta evaluación ayudará a identificar las causas del problema, que pueden ser tan variadas como:

¿Cuándo acudir al médico?

Es recomendable acudir a un oftalmólogo si se tiene conjuntivitis y, de repente, empiezan a aparecer alguno de estos otros síntomas:

  • Dolor en el ojo, ya se trate de uno o ambos.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Visión borrosa que no mejora cuando se limpia la secreción del ojo.
  • Enrojecimiento intenso del ojo y/o la zona circundante.

Las recomendaciones del especialista tras el examen permitirán que mejoren o desaparezcan los síntomas y evitarán consecuencias negativas para el sistema visual.

¿Cuánto tiempo dura la conjuntivitis en niños?

La duración es diferente en función de cada caso,  ya que depende de las causas que hayan provocado la conjuntivitis. 

  • Las conjuntivitis provocadas por alergias y agentes irritantes duran, al menos, mientras el agente causante esté presente. 
  • Las conjuntivitis bacterianas desaparecen en unos pocos días una vez que empiezan a administrarse las gotas antibióticas para los ojos. 
  • Las conjuntivitis virales puede, durar hasta dos semanas.

En los dos últimos casos, la persona que  sufre el problema sigue siendo contagiosa  durante varios días o hasta que los síntomas comienzan  a desaparecer.

Mientras se sigan experimentando síntomas de una infección ocular bacteriana o viral,  el paciente seguirá siendo contagioso. Una vez que los síntomas comienzan a desaparecer, generalmente ya no lo será. 

Fuentes


Karelys Asencio Torres
Karelys Asencio Torres
05/03/2024
Esta clínica sin duda es la mejor !! El trato en recepción y de los médicos es excepcional. Estoy muy contenta con los resultados. Muchas gracias !
Vanesa Delgado Arcos
Vanesa Delgado Arcos
01/03/2024
Muchísima profesionalidad por parte de todo el equipo desde recepción y por supuesto si doctor.Estoy totalmente complacida por el resultado de la operación y posteriores seguimientos.100%recomendable.
Jorge Carnicero
Jorge Carnicero
27/02/2024
Me operé ya hace un mes con laser de miopía y no pude tomar mejor decisión, buen asesoramiento desde el principio, un equipo maravilloso que están disponibles para cualquier consulta y unos resultados óptimos, sensación inmejorable poder ver otra vez perfectamente sin necesidad de gafas.
Carlos Ángel Pérez
Carlos Ángel Pérez
27/02/2024
Atención muy buena de la doctora y de las auxiliares
Virginia Jimenez
Virginia Jimenez
22/02/2024
He recibido un trato espectacular por parte de todos los trabajadores de la clínica de Móstoles. La operación me la realizó el doctor Rafael, y salió todo muy muy bien me operado de miopía y astigmatismo, y el mismo día por la noche ya podía ver y hacer vida normal. Lo recomiendo 100 por 100. Llegue con miedo por que la vista es algo muy delicado y a día de hoy la mejor decisión que tomé fue quitarme las gafas y hacerlo con ellos. Gracias
Isidro Hoyas
Isidro Hoyas
20/02/2024
Buenos profesionales y las chicas muy amables y atentas

 

Autor

  • Dra. Ángeles Giménez-Almenara

    La Dra. Ángeles Giménez-Almenara es oftalmólogo especialista en cirugía refractiva, cirugía de la presbicia, cirugía de cataratas, estrabismo y oftalmología pediátrica y oculoplastia. Desarrolla su labor asistencial en Clínica Baviera Córdoba.

    Ver todas las entradas

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario