Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Pseudofaquia, ¿qué es?

Los pacientes que sufren cataratas, presbicia o problemas refractivos como la miopía pueden recurrir a una intervención quirúrgica. Uno de los procedimientos para corregir estos problemas visuales consiste en la sustitución del cristalino natural por una lente intraocular. Cuando se realiza esta intervención se puede producir una situación que se conoce con el nombre técnico de pseudofaquia.

New Call-to-action

¿Qué entendemos por pseudofaquia?

La pseudofaquia no es una enfermedad ni una patología, sino simplemente la condición que se genera en el paciente que, por una cirugía de cataratas o presbicia , entre otros tratamientos, se le extrae el cristalino, siendo sustituido normalmente por una lente intraocular que cumple las mismas funciones.

Los avances médicos y tecnológicos han hecho posible que a los ojos intervenidos para mitigar los efectos de las cataratas se les pueda poner una lente intraocular, algo que cada día es más habitual entre los pacientes.

No obstante, esto no siempre fue así. Hasta hace relativamente poco, el ojo que se había intervenido quedaba sin cristalino, una situación que se denomina afaquia.

¿En qué consiste, entonces, la pseudofaquia? No es, por supuesto, una situación que surja de forma espontánea, sin embargo, sí que es necesario tener la información precisa para saber cómo en qué consiste exactamente.

El origen de la palabra quizá pueda ayudarnos a entender el significado con el que la empleamos en la actualidad. La raíz ‘facos’ significa cristalino, con lo cual es lógico que a la persona que ha sido operada y que no tiene el cristalino en su lugar se le denomine ‘afáquica’, que quiere decir ‘sin lente’.

Al mismo tiempo, si a esa persona se le sustituye el cristalino por una lente intraocular artificial, lo más correcto es afirmar que se le ha implantado una ‘falsa’ lente, para lo cual usamos el prefijo ‘pseudo’, lo que da nombre a la pseudofaquia.

Se trata, en esencia, de la situación que se genera cuando el cristalino ha sido sustituido por la lente intraocular artificial, bien sea para tratar defectos como las cataratas, la presbicia o incluso los defectos de refracción como  la miopía, la hipermetropía o el astigmatismo.

 

Puzzle de un ojo azul

Consecuencias de la pseudofaquia

La intervención mediante la cual se extirpa el cristalino y se sustituye por una lente intraocular artificial lleva muchas décadas realizándose, por lo que, la experiencia acumulada sumada a las mejoras tecnológicas, hace que hoy en día sea una intervención muy perfeccionada y segura.

Todo ello ha conducido a que, en la gran mayoría de pacientes, las consecuencias de una pseudofaquia sean positivas, siendo estas sus principales ventajas:

  • La mayoría de pacientes logran una óptima agudeza visual desde todas las distancias.
  • En muchos casos, se elimina la necesidad de tener que usar gafas y lentillas.
  • Previene la aparición de otras patologías visuales.

En definitiva, tras una operación de este tipo las personas mejoran su vista y, en consecuencia, su calidad de vida. Además, por lo general, el paciente operado solo tiene que acudir al oftalmólogo de forma rutinaria una o dos veces al año, simplemente para verificar que la lente intraocular sigue correctamente y que ninguna otra estructura ocular presenta ningún problema . No suelen ser necesarias más intervenciones ni cuidados adicionales.

Sin embargo, aún cuando es un procedimiento bastante sencillo, debe ser realizado en manos de un médico oftalmólogo con experiencia en el área.

Pseudofaquia o cataratas, ¿es lo mismo?

Muchas personas suelen confundir la situación de pseudofaquia con las cataratas, dos anomalías que si bien están relacionadas por un procedimiento quirúrgico, no son exactamente lo mismo. En ese sentido, lo que habría que decir es que la primera es la consecuencia que se suele generar tras la cirugía que se emplea para corregir la segunda.

¿En qué consiste la intervención para eliminar las cataratas?

Como hemos dicho antes, la intervención quirúrgica para corregir las cataratas busca la sustitución del cristalino por una lente intraocular. Esta lente está elaborada a base de silicona o material acrílico que es biocompatible y permite al paciente recuperar un rango de visión bueno y su vida normal habitual, especialmente si esta lente intraocular es multifocal.

El procedimiento consiste básicamente en la implantación de la lente dentro del ojo para mejorar el enfoque del cristalino, el cual sufre alguna disfunción severa, o para corregir el sistema de acomodación o la forma de la córnea.

Sin duda alguna, es la operación más frecuente en el ámbito de la oftalmología, pero también una de las más recurrentes de la medicina en general. Hay evidencias que señalan que era un procedimiento que se realizaba desde la Antigüedad, como por ejemplo en algunos períodos del Antiguo Egipto.

Hasta hace relativamente poco, la intervención quirúrgica consistía en la extracción completa de la cápsula y el cristalino. En la técnica actual, por el contrario, se realiza una incisión pequeña y, en vez de sacar todo el cristalino, lo que se hace es trocearlo dentro del ojo con un novedoso sistema de ultrasonidos y luego aspirarlo (facoemulsificación). Finalmente, se implanta la lente intraocular que ha de reemplazar al cristalino.

New Call-to-action

3 Comentarios

  1. 8 de junio de 201919:24
    dijo:

    Felicitó a la doctora por la claridad de sus explicaciones, justo me estoy por operar de cataratas, sacó el temor que es normal, gracias Dios la bendiga

  2. 15 de julio de 201917:52
    dijo:

    Excelente la explicación sobre pseudofaquia quede plenamente informado

  3. 10 de enero de 202008:34
    dijo:

    precisa y concisa la definicion. y que bien que estos saberes sean compartidos.

Escribe un comentario