Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Cuáles son las mejores lentillas para ojos secos

El síndrome de ojo seco es un problema común a muchas personas y, cuando este se combina con la utilización de lentillas, suele darse una situación muy molesta, ya que las lentillas empeoran los síntomas de esta patología visual. En este artículo te contamos cuáles son las mejores lentillas para ojos secos y cómo puedes minimizar las molestias que genera este tipo de corrección óptica de forma fácil y rápida. 

New Call-to-action

¿Qué es el síndrome de ojo seco?

El síndrome de ojo seco es un problema ocular que se da cuando el ojo no es capaz de producir la cantidad suficiente de lágrima como para hidratar y lubricarlo correctamente o, en otros casos, produce la cantidad de lágrima deseable, pero esta es de una calidad insuficiente como para cumplir correctamente su función. 

En estos casos, se experimentan molestias continuas como picor y escozor en los ojos, sensación de tener arenilla, enrojecimiento, falta de hidratación, fotofobia o fatiga visual, entre otras. Cuando esto sucede, la persona que sufre  síndrome de ojo seco necesita parar su actividad y descansar la vista unos minutos hasta que se calmen las molestias. 

¿Cómo afecta el ojo seco a los pacientes que usan lentillas?

El principal problema que presenta la utilización de lentillas cuando se sufre síndrome de ojo seco es que, al usar lentillas, la hidratación y lubricación del ojo disminuye. Esto, combinado con los síntomas propios del ojo seco, hacen que la sensación de molestia sea todavía mayor. 

En muchos casos, lo más aconsejable en esta situación será retirar las lentillas y utilizar gafas en su lugar. Sin embargo, si el paciente prefiere el uso de lentillas, es importante que escoja modelos que reduzcan la deshidratación que se produce en los ojos con este problema. De esta forma, aunque no se solucionarán por completo las molestias, sí que se podrán reducir de forma considerable. 

Primer plano de un paciente poniéndose una lentilla

¿Cuáles son las mejores lentillas para ojos secos? 

Lo primero que hay que tener en cuenta es que, actualmente, no existen lentillas para ojos secos propiamente dichas. Es decir, todas las lentillas disponibles hoy en día van a favorecer la aparición de los síntomas propios del síndrome de ojo seco. Esto se debe a que las lentillas constituyen una barrera artificial colocada directamente sobre el ojo. Por ello, no son la opción más aconsejable si se padece ojo seco. 

No obstante, además de que las lentillas constituyan una barrera artificial sobre el ojo, su composición también va a determinar la forma en que se relacionan con la lágrima y, en este aspecto, sí que es importante escoger lentillas que minimicen la necesidad de agua. Es decir, habrá que evitar las lentillas hidrófilas.

¿Qué son las lentillas hidrófilas?

Las lentillas hidrófilas son un tipo de lentillas que se caracterizan por la necesidad de hidratarse para mantener su forma natural, la que permite que cumplan su función de corregir la visión del paciente. Las lentillas hidrófilas actúan como esponjas, absorben el agua presente en la solución para las lentillas y, de esta forma, conservan su forma y tamaño. Sin embargo, una vez puestas sobre el ojo, toman la humedad que necesitan para mantener este estado de la lágrima. 

Es decir, al contrario de lo que se suele pensar, las lentillas con mayor cantidad de agua en su composición son las menos indicadas para pacientes con síndrome de ojo seco, ya que estas lentillas contribuyen a secar la lágrima del paciente. Por ello, las lentillas hidrófilas no son las lentillas más recomendables para los ojos secos. En su lugar, será mejor decantarse por lentillas fabricadas con otro material. Por ejemplo, las lentillas de hidrogel de silicona. 

¿Qué son las lentillas de hidrogel de silicona?

Una de las mejores opciones de lentillas para ojos secos son las lentillas de hidrogel de silicona. Estas lentillas cuentan con agua en su formulación. Sin embargo, la cantidad de agua que necesitan para mantener su forma es menor que en el caso de las lentillas hidrófilas. En consecuencia, no facilitarán la sequedad ocular con tanta rapidez como sucede con los modelos hidrófilos. Por ello, son una opción recomendable en el caso de pacientes que sufren síndrome de ojo seco y que, aun así, quieran utilizar lentillas en lugar de gafas. 

Lágrimas artificiales: el complemento perfecto

Otro aspecto importante que conviene tener en cuenta a la hora de hablar de lentillas para ojos secos, es la importancia que tienen las lágrimas artificiales. Las lágrimas artificiales son una solución que imita la formulación natural de la lágrima del ojo. Se administra directamente sobre ese, igual que si fuera un colirio, y permite hidratar y lubricar el ojo (y la lentilla) al instante. Las lágrimas artificiales constituyen uno de los tratamientos más comunes en el caso de pacientes con síndrome de ojo seco y, como se pueden administrar tantas veces como sea necesario, constituyen el complemento perfecto en el caso de aquellas personas con este problema.

De este modo, en el caso de utilizar lentillas y sufrir de síndrome de ojo seco, contar con lágrimas artificiales a mano es la mejor recomendación para minimizar los síntomas de este problema. Tanto si se utilizan lentillas como si no.

Fuentes

MedlinePlus – Síndrome del ojo seco

Academia Americana de Oftalmología – ¿Qué es el ojo seco?

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario