Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Ojos oblicuos, ¿qué tratamiento debo seguir?

Los llamados ojos oblicuos constituyen una de las formas de parálisis oculomotoras más frecuentes. Su característica principal es la presencia de un déficit parcial o total de los movimientos del globo ocular.

La lesión, que tiene distintos niveles de gravedad, puede presentarse en cualquier parte del denominado sistema oculomotor, por ejemplo el tronco cerebral, la corteza cerebral, los nervios, la placa neuromuscular o el músculo.

New Call-to-action

Principales tipos de parálisis u ojos oblicuos

Como sucede con casi todas las anomalías visuales, los ojos oblicuos tienen niveles de gravedad e impacto que es preciso valorar en la consulta con nuestro especialista. El tipo de lesión no es siempre el mismo y por ello cada paciente debe seguir unas indicaciones propias para su caso.

Este tipo de lesiones o parálisis pueden tener dos causas: las congénitas y las de tipo neuronal, craneoencefálico o de lesión directa del músculo.

La anomalía más frecuente es la que afecta al músculo oblicuo superior (OS), la cual se diferencia de los otros trastornos de su tipo por presentar un cuadro de hipertropía, que aumenta la visión lateral del ojo hipertrópico y disminuye la visión lateral del otro ojo.

 

Mujer morena con gafas para graduarse la vista

Opciones de tratamiento para corregir los ojos oblicuos

Para empezar, es bueno dejar claro que todos los pacientes que presenten síntomas de parálisis u ojos oblicuos deben someterse a una valoración clínica realizada por un profesional para determinar la gravedad de la lesión y sus características.

La valoración debe seguir el patrón de los 7 tipos o también conocida como método de clasificación de Knapp, el cual combina la exploración sensorial con la exploración motora. Es uno de los procedimientos más completos en la antesala de cualquier tipo de intervención quirúrgica en la zona visual.

Tras esto, el especialista indicará cuáles son los pasos a seguir para cada paciente.

El tratamiento que generalmente se recomienda es de tipo quirúrgico, el cual debe adaptarse al cuadro clínico y a las condiciones de cada paciente. En general, este procedimiento debe tener en cuenta factores como el grado de hipertropía (estrabismo en el que el eje visual se desvía hacia arriba), los déficits de movilidad ocular y el grado de exciclotorsión (movimiento hacia arriba y hacia afuera).

En ese sentido, la intervención puede realizarse en distintos puntos de la zona ocular y enfocarse en acciones concretas como las siguientes:

  • Intervenir más de un músculo de acción vertical.
  • Debilitar el recto superior ipsilateral.
  • Debilitar el músculo oblicuo inferior ipsilateral.
  • Acortar el tendón del músculo oblicuo superior.

 

Cirugía de los ojos oblicuos: efectos secundarios

Al igual que cualquier intervención quirúrgica en la zona ocular, la cirugía de los ojos oblicuos puede tener algunas complicaciones o efectos secundarios si no se tienen en cuenta los cuidados establecidos por el especialista.

Una de las complicaciones más habituales en los pacientes es la que se conoce con el nombre de síndrome de antlelevación, que se caracteriza por presentar un patrón de movilidad parecida a una hiperfunción del músculo oblicuo inferior.

New Call-to-action

1 Comentario

  1. 11 de abril de 201814:52
    dijo:

    ¡Excelentes artículos sobre los ojos!

Escribe un comentario