Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Tienes los ojos secos al despertar?

El síndrome de ojos secos es una de las molestias más habituales con las que llegan muchos pacientes a la consulta. Se trata de una dolencia causada por una secreción insuficiente de lágrima por parte de los ojos, tanto si se trata de una insuficiencia respecto a la cantidad como a la calidad de la lágrima. Este síndrome puede afectar a personas de todo tipo. Sin embargo, ciertas situaciones, pueden favorecer que se agrave y, en ocasiones, esto puede hacer que nos levantemos con los ojos secos al despertar.

New Call-to-action

Causas de los ojos secos al despertar

Las causas de tener los ojos secos al despertar son las mismas que producen el síndrome del ojo seco en cualquier situación. No obstante, hay que tener en cuenta que, mientras dormimos, el párpado permanece quieto, por lo que, si no contamos con la lágrima suficiente, además esta puede tener mayores dificultades para lubricar el ojo en su conjunto.

Por otro lado, existen ciertas situaciones en las que el síndrome de ojo seco se puede agravar. Tanto el uso de calefacciones como de aires acondicionados reduce la humedad presente en el ambiente. Esto puede conllevar una mayor evaporación de la lágrima de los ojos, lo que contribuye a su empeoramiento. Asimismo, ambientes con humo o en el que puede haber partículas de polvo, también contribuyen a agravar el cuadro del síndrome de ojo seco. La combinación de todos estos elementos, puede afectar a la calidad y cantidad de la lágrima del ojo, lo que, unido al hecho de permanecer dormidos durante mucho tiempo, facilitará que nos levantemos con los ojos secos al despertar y que los síntomas sean más molestos que de forma habitual.

Hombre con camiseta azul echándose gotas en los ojos

Recomendaciones generales

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que, tanto si tenemos los ojos secos al despertar como en cualquier otro momento del día, el tratamiento será el mismo. Lo primero que deberemos hacer es evitar aquellas situaciones que puedan afectar de forma más negativa a la sequedad del ojo, tales como los ambientes antes mencionados o el uso de pantallas a poca distancia y durante tiempo prolongado. Además, en el caso de hacer uso de pantallas, se deberá llevar a cabo con la debida protección para los ojos. Así mismo, cuando salgamos al exterior, es recomendable usar gafas de sol que protejan los ojos del exceso de luz, incluso los días nublados.

Finalmente, de forma paralela a estas precauciones, se recomienda el uso de lágrima artificial para mantener la lubricación de los ojos en su estado correcto. Estas lágrimas artificiales se comercializan en farmacias, y se pueden usar tantas veces como sea necesario a lo largo del día. De hecho, si notamos los ojos secos al despertar, lo más recomendable será aplicar la lágrima artificial siempre antes de irnos a dormir. Además de tantas veces a lo largo del día como sea necesario.

Cuándo acudir al médico

En los casos en los que el síndrome de ojo seco no haya sido diagnosticado, lo más recomendable será acudir al oftalmólogo para que lleve a cabo una exploración y pueda descartar enfermedades más graves. Por lo general, el médico nos recomendará el uso de una lágrima artificial específica según el tipo de ojo que tengamos y sus características, lo que también podrá ayudar a que el tratamiento sea lo más eficaz posible.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario