Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Tienes los ojos secos al despertar?

3.2/5 - (9 votos)

Si sueles despertarte con ojo seco, esto puede ser un síntoma de que sufres un problema visual conocido como  síndrome de ojo seco

Presentar ojos secos al despertar también puede estar relacionado con el simple hecho de que, al dormir, movemos menos los ojos. Lo que hace que la lágrima se distribuya peor por la superficie ocular. 

Sin embargo, si estas molestias continúan a lo largo del día, es muy probable que sufras síndrome de ojo seco, por lo que es importante complementar la lágrima natural con lágrimas artificiales.

Sigue leyendo y te damos todas las claves que debes conocer al respecto.

¿Cuáles son las causas de los ojos secos al despertar?

Las causas de tener los ojos secos al despertar son las mismas que producen el síndrome del ojo seco en cualquier situación. No obstante, hay que tener en cuenta que, mientras dormimos, el párpado permanece quieto, por lo que, si no contamos con la lágrima suficiente, esta puede tener más dificultades para lubricar el ojo en su conjunto.

Existen ciertas situaciones en las que la sequedad ocular se puede agravar. En este sentido, algunas de las causas más comunes o factores de riesgo para presentar ojos secos al despertar son las siguientes: 

  • Abusar de las pantallas (por ejemplo, justo antes de irnos a dormir). 
  • Estar en ambientes especialmente secos (puede ser por el uso de la calefacción o del aire acondicionado). Esto provoca que las lágrimas se evaporen con más rapidez, lo que empeora los síntomas. 
  • Cambios hormonales (sobre todo, en el caso de mujeres que se encuentran en la menopausia). 
  • Trastornos o enfermedades autoinmunes que pueden hacer que se reduzca la producción de la lágrima natural del ojo, como la artritis reumatoide o el síndrome de Sjögren. 
  • Polución o contaminación del aire. 
  • Ambientes con la atmósfera muy cargada. 
  • Ambientes con humo o polvo. 
  • Hacer un mal uso de las lentes de contacto. 
  • Factores genéticos (algunas personas producen más lágrimas de forma natural que otras). 

New Call-to-action

¿Cuáles son los síntomas de tener ojos secos al despertar?

Los síntomas más habituales del síndrome de ojo seco al despertar son los siguientes: 

  • Enrojecimiento de la parte blanca del ojo. 
  • Sensación de tener algo punzante o molesto en el ojo. 
  • Sensación de ardor o picor en el ojo. 
  • Sensación de abrasión en el ojo. 
  • Dificultad para abrir los párpados. 
  • Sensibilidad a la luz o fotofobia
  • Visión borrosa
  • Mucosidad fibrosa cerca del ojo. 

Estos síntomas suelen desaparecer o reducirse después de levantarse. Sobre todo, si nos aplicamos algún tipo de lubricación o hidratación extra. Por ejemplo, colirios o lágrimas artificiales.

Hombre echándose gotas en los ojos

¿Por qué son tan importantes las lágrimas?

Las lágrimas cumplen diversas funciones y permiten que el ojo se mantenga sano: 

  • Hidratan la superficie del ojo: la superficie del ojo es una mucosa que debe estar húmeda para que el párpado pueda deslizarse con naturalidad. Además, esta humedad permite que la conjuntiva (la membrana más externa del ojo) esté sana y en correctas condiciones. 
  • Lubrican la superficie del ojo: las lágrimas no solo hidratan, sino que también lubrican la superficie ocular. Es decir, aportan la grasa necesaria para que el párpado se desplace con facilidad y podamos ver correctamente. 
  • Limpian la superficie del ojo: la película lagrimal también permite que la superficie del ojo y la conjuntiva en particular se limpien de forma constante. De esta manera, se evita la proliferación de gérmenes que pudieran producir diversas infecciones.

Las lágrimas están compuestas por distintos elementos que, en el equilibrio correcto, garantizan que cumplan de forma adecuada su función: 

  • Agua: constituye la capa acuosa que representa la mayor parte de la lágrima. 
  • Compuestos lipídicos: son grasas que ayudan a que la lágrima, además de hidratar, también lubrique la superficie ocular. 
  • Minerales: garantizan un correcto equilibrio de la lágrima y una buena adherencia de la lágrima a la superficie del ojo. 

Esta composición es la que garantiza que cumplan correctamente su función. 

En el caso de que la cantidad o la calidad de la lágrima natural no sea correcta, esto puede conllevar dificultades en la hidratación, lubricación y limpieza del ojo. Entonces, es cuando pueden aparecer el síndrome del ojo seco y otros problemas asociados a este. 

¿Qué recomendaciones generales podemos seguir?

Lo primero que debemos tener en cuenta es que, tanto si tenemos los ojos secos al despertar como en cualquier otro momento del día, el tratamiento será el mismo. En este sentido, algunas de las recomendaciones que debemos seguir son las siguientes: 

  • Evitar ambientes y situaciones que puedan favorecer el síndrome del ojo seco.
  • Evitar el uso prolongado de pantallas en general y, cuando las usamos, hacer descansos de al menos 5 minutos cada 30 minutos de uso. 
  • Cuando salgamos al exterior, usar gafas de sol (incluso los días nublados). 
  • Usar colirios y lágrimas artificiales a lo largo del día siempre que sea necesario. 
  • Aplicar colirios y lágrimas artificiales antes de irnos a dormir. 
  • Acudir al oftalmólogo para que pueda hacer un chequeo y valorar si es necesario algún tratamiento adicional.

¿Cuándo acudir al médico?

En los casos en los que el síndrome de ojo seco no haya sido diagnosticado, lo más recomendable será acudir al oftalmólogo para que lleve a cabo una exploración y pueda descartar enfermedades más graves. 

Por lo general, el médico nos recomendará el uso de una lágrima artificial específica según el tipo de ojo seco que tengamos y sus características, lo que también podrá ayudar a que el tratamiento sea lo más eficaz posible.

Entre las pruebas más habituales que el oftalmólogo realiza para la detección del ojo seco cabe destacar las siguientes: 

  • Anamnesis (preguntar al paciente por los síntomas que tiene).
  • Exploración con lámpara de hendidura. 
  • Determinación del cuál es el tiempo de ruptura de la película lagrimal del paciente. 
  • Test de Schirmer. 

¿Qué tratamientos existen?

Entre los tratamientos más habituales para atajar el síndrome de ojo seco cabe destacar los siguientes: 

  • Lágrimas artificiales: las lágrimas artificiales son un producto que está formulado específicamente para imitar la calidad de la lágrima natural. Se aplican directamente sobre el ojo, lo que permite complementar la lágrima natural del paciente. 
  • Suero autólogo: se trata de un producto preparado que se utiliza en diferentes problemas y enfermedades. Se desarrolla imitando la composición de algunos elementos de la sangre, lo que le confiere una riqueza de nutrientes aún mayor que la lágrima artificial. 
  • Luz pulsada: este tratamiento está indicado cuando existe una alteración de las glándulas de Meibomio. 
  • Tapones: los tapones lagrimales se colocan en el ojo y contribuyen a mejorar la calidad de la lágrima del paciente. Tienen una vida media de tres meses, después de los cuales deben ser sustituidos. 

Artículo revisado por la Dra. Margarita Cabanás, oftalmóloga de Clínica Baviera. 

Fuentes

Academia Americana de Oftalmología (AAO) – ¿Qué es el ojo seco? 

Academia Americana de Oftalmología (AAO) – Gotas lubricantes para los ojos secos

Teresa Delgado
24/05/2022
100% recomendable, trato, profesionalidad y eficacia al mismo nivel, top
Santiago Esponda Chaux
23/05/2022
Juan Carlos Cuenca
20/05/2022
David Tores
13/05/2022
Carolina Vicent Toril
03/05/2022
Christian Martinez Garcia
20/04/2022
Sierri León Vega
06/04/2022
Marta Acero
02/04/2022
Contenta con el momento de la operación y cómo nos han tratado, aunque sí es cierto que me dijeron que iba a quedar después de la operación totalmente perfecta y que mi visión iba a ser del 100% y NO HA SIDO así. Ayer mismo me dieron el alta y avisé a mi Doctora Belén que no veía 100% bien desde mi ojo izquierdo y me dijo que me había quedado un poco de astigmatismo en ese ojo y que no hacía falta ningún retoque. Esto ha sido bastante feo para mí, porque crees que vas a quedar perfecta al 100% y te quedas viendo mal de un ojo, la verdad que ha sido un final un tanto amargo. Tengo dos amigas que se iban a operar aquí, y ya me encargaré de avisarlas por lo menos que no se quede como yo, con ese mal sabor de boca.
Flora Rascón Rascón
24/03/2022
Jorge Gallego
23/02/2022
Le pongo 5 estrellas porque no se pueden poner mas. El trato es espectacular desde que entras por la puerta, el personal muy profesional y agradable que no escatima en tiempo y dedicacion al paciente, Un 10.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario