Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Posibles consecuencias del desprendimiento de retina

Las consecuencias de un desprendimiento de retina pueden ser irreversibles si no actuamos a tiempo, ya que incluso podemos perder la visión. Así, estamos ante un grave problema visual en el que la retina se separa del tejido que le sirve de soporte. Esta circunstancia impide el correcto funcionamiento del área afectada y lleva a que acabe rompiéndose.

Un caso de desprendimiento de retina exige una actuación urgente, dado que los daños pueden llegar a ser irreversibles e, incluso –como adelantábamos– causar la ceguera. Lo cierto es que este problema ocular cursa sin dolor, pero ciertos síntomas como moscas volantes en la visión pueden ser sintomáticos de un desprendimiento de retina.

New Call-to-action

No obstante, los síntomas más alarmantes y más inequívocos de que estamos ante un problema de este tipo son los siguientes:

  • Se observan destellos luminosos.
  • Distorsión en las imágenes.
  • Cortina negra. En concreto, el paciente observa una sombra oscura en el campo de visión que le afecta a la visión parcial e incluso total de uno de los ojo.

Oftalmólogo usando linterna para revisar a un hombre

Posibles causas de un desprendimiento de retina

Ciertas causas pueden derivar en un desprendimiento de retina. Las vemos enseguida.

  • Un traumatismo sobre el globo ocular.
  • Aquellas personas que presenten miopía magna tienen mayor probabilidad de padecerlo. La recomendación en estos casos de riesgo es realizarse revisiones periódicas aunque no se observen síntomas. Los datos indican que el 40 % de los desprendimientos de retina se da en ojos miopes
  • La diabetes puede originar este problema. Así, quienes presentan retinopatía diabética no controlada deben estar atentos a su posible desarrollo.
  • También puede deberse a complicaciones de una cirugía ocular previa como sería una operación de cataratas.
  • Ciertas personas pueden tener una predisposición familiar o genética a sufrir un desprendimiento.
  • Algunas enfermedades de carácter general entrañan un mayor riesgo.

¿Qué soluciones tenemos ante un desprendimiento de retina?

Si queremos evitar las consecuencias del desprendimiento de retina, debemos actuar cuanto antes. Así, el diagnóstico no debe demorarse y el paciente debe adoptar ciertos cuidados como reposar para impedir la progresión del desprendimiento.

Existen diferentes vías quirúrgicas para abordar un desprendimiento de retina:

  • Retinopexia neumática: Aquí se emplea una una burbuja intravítrea de gas expansible para adherir la retina y cerrar la rotura retiniana. Esta técnica únicamente se aconseja realizar en casos donde los desgarros, además de pequeños, se encuentren localizados en la parte superior del globo ocular.
  • Cirugía escleral o extraescleral: Este método permite recolocar la retina mediante el cierre desde el exterior del agujero retiniano causante del desprendimiento. Dicha cirugía tiene un porcentaje de éxito que ronda el 85 o el 90 % de los casos. Además, no suele tener complicaciones postoperatorias.
  • Vitrectomía vía pars plana: Es una delicada operación donde el oftalmólogo elimina el humor vítreo y lo reemplaza por otras sustancias semejantes como el gas. Dicha técnica solo se practica en las casos de gran complejidad, además es preciso que el cirujano que la realiza tenga gran pericia. Por lo tanto, el instrumental empleado es de gran sofisticación.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario