Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

¿Qué es la rejilla de Amsler y para qué se usa?

Existen muchos instrumentos y métodos que se pueden usar en un la consulta del oftalmólogo y que van a permitir obtener información de la salud visual del paciente. Uno de estos instrumentos es la denominada rejilla de Amsler, un método que va a ayudar al médico a detectar algunos posibles problemas de visión, especialmente aquellos que están relacionados con la retina, como pueden ser la degeneración macular o membrana epirretiniana entre otras muchas.

New Call-to-action

Qué es la rejilla de Amsler

La rejilla de Amsler, también denominada grilla de Amsler, es un método ideado en 1945 por el médico suizo Marc Amsler. Consiste en una cuadrícula o rejilla compuesta por líneas verticales y horizontales que guardan una misma distancia entre sí y, en cuyo centro, aparece un punto que permite identificar ese espacio como el centro de la rejilla. De esta forma, se tiene una imagen perfectamente definida a la que se puede fijar la vista y, según las deformidades o alteraciones que el paciente aprecie en dicha rejilla, se podrán identificar diversos problemas o alteraciones en la salud ocular del paciente.

Oftalmóloga rubia junto a lámpara de hendidura

Para qué se usa la rejilla de Amsler

Como se ha mencionado, la rejilla de Amsler se usa en las consultas de oftalmología con el fin de detectar determinados problemas visuales en los pacientes, especialmente aquellos que están relacionados con la retina o con la mácula. Esto se consigue mediante una prueba o test, en la que el paciente deberá mirar a la rejilla y seguir las instrucciones del médico.

Cómo funciona el test

Para realizar la prueba de la rejilla de Amsler, el médico indicará al paciente que se coloque en un punto determinado que deberá ser a unos 35 centímetros de dicha rejilla. La prueba se deberá realizar de forma individual con cada ojo y, en el caso de que el paciente use gafas o lentes de contacto, deberá estar con ellas puestas.

La prueba consistirá en fijar la vista en el punto central de la rejilla y observar dicha rejilla, así como las posibles anomalías que se contemplen. Si la rejilla se observa de manera completa, es decir, sin alteraciones en la distancia de las líneas, así como si no desaparecen algunas de dichas líneas, será indicativo de que la salud visual del paciente es correcta. Por el contrario, si se observan alteraciones en la percepción de dicha rejilla o en algunos de sus componentes, podrá ser indicativo de que existen problemas visuales, especialmente aquellos relacionados con la retina y, especialmente, con la mácula.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario