Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Manchas en el iris y posibles patologías oculares

Una consulta muy común es la relativa a la aparición de manchas en el iris. Estas manchas suelen aparecer debido a un exceso de exposición a la luz solar y, aunque pueden llegar a ser peligrosas en algunos casos, la mayoría de las veces no revierten gravedad. No obstante, sí que es necesario llevar a cabo un seguimiento periódico de las mismas, del mismo modo que se hace con un lunar en la piel.

New Call-to-action

Qué es el iris del ojo

El iris es la membrana coloreada del ojo que separa la cámara anterior de la posterior del mismo. Su función es la de calibrar la cantidad de luz que penetra en el interior del ojo. Esto lo hace mediante la contracción o dilatación de la pupila, que es la abertura oscura situada en el centro del ojo y por donde la luz pasa a  su interior. 

Independientemente de sus funciones, el iris es una de las partes más llamativas y conocidas del ojo. Esto se debe a que destaca sobre el resto de las partes de la anatomía del ojo debido, precisamente, a su llamativo color y a la variedad de colores que presenta. Respecto a las manchas en el iris, hay que tener en cuenta que se dan con mayor frecuencia en los iris de colores y tonos más claros, puesto que son más propensos a verse afectados por la luz ultravioleta. Sin embargo, esto no significa que los iris de colores más oscuros estén libres de poder manifestar este tipo de manchas. 

Primer plano ojo verde de mujer

Por qué aparecen manchas en el iris

Las manchas en el iris suelen estar asociadas a la acumulación de melanina. Este proceso es similar al que sucede en la piel, o en la esclerótica del ojo, cuando alguna de estas partes del cuerpo se sobreexpone a la luz solar o a la radiación ultravioleta. Los melanocitos son células que producen melanina, que es la sustancia que aporta color a la piel, al pelo y a otras partes del cuerpo, como sucede en el caso del iris del ojo. Cuando la acumulación de estos melanocitos es elevada, esto produce un aumento de la producción de melanina, lo que implica un oscurecimiento de la zona en donde se encuentran. 

De este modo, las manchas en el iris son similares a los lunares o manchas de melanina que se dan en la piel. La principal causa que motiva su aparición, tanto en el caso de los lunares de la piel como en el caso de las manchas en el iris, es la sobreexposición a la radiación ultravioleta. Por lo general, la exposición normal no implica la aparición de este tipo de manchas. 

Sin embargo, en el caso de que estas aparezcan, significa que se ha sobrepasado la exposición considerada como normal o segura, por lo que es importante evitar nuevos episodios de exposición y, si se realizan, hacerlos con las medidas de seguridad necesarias (en el caso de los ojos, sobre todo utilizar unas gafas de sol homologadas y que protejan adecuadamente toda la zona del ojo y la zona alrededor de este, tanto en verano como en invierno). 

Cuándo acudir al médico

Hay que tener en cuenta que las manchas en iris, al igual que los lunares o manchas en la piel, son susceptibles de llegar a convertirse en melanomas. Por ello, si bien es cierto que en el caso de las manchas en el iris es un proceso que no se encuentra entre los más comunes, es importante que se lleve a cabo un seguimiento del mismo de forma periódica. De esta forma, si se observa la aparición de manchas en el iris, lo más recomendable es acudir al oftalmólogo para que lleve a cabo una evaluación de las mismas. En muchos casos, estas manchas no requieren tratamiento alguno más allá de prevenir la exposición a la radiación ultravioleta. Sin embargo, será el oftalmólogo quien deberá prescribir el tratamiento determinado, o las medidas preventivas a tener en cuenta en cada caso. 

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario