Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

El blog de la Oftalmología

Mancha blanca en el ojo: ¿es grave?

Tener una mancha blanca en el ojo puede ser un síntoma de una enfermedad importante de la vista, por lo que siempre debemos acudir al oftalmólogo en el caso de que la detectemos. Veamos a continuación tres patologías que cuentan entre sus síntomas con la aparición de una mancha de este tipo.

New Call-to-action

Uveítis

La uveítis se produce cuando se inflama, es decir, se enrojece y se hincha, la capa intermedia del globo ocular denominada úvea, donde hay una gran cantidad de vasos sanguíneos que se encargan de nutrir el ojo La uveítis puede dañar el tejido vital ocular, provocando una pérdida permanente de la visión.

Existen tres tipos de uveítis:

  • Uveítis anterior. La hinchazón se da en la parte delantera del globo ocular y suele comenzar de forma repentina, alargándose los síntomas durante muchas semanas. El problemas puede ser constante o se puede producir en brotes que aparecen y desaparecen.
  • Uveítis intermedia. El problema se localiza en la parte central del ojo y los síntomas tienen una duración muy variable, desde algunas semanas a muchos años, con periodos de mejoría alternados con fases de empeoramiento.
  • Uveítis posterior. La inflamación se produce en la parte trasera del ojo, se puede manifestar de forma gradual y puede durar varios años.

Las causas de la uveítis pueden ser infecciones por virus, com el del herpes zóster, el herpes simple, algunos parásitos como la toxoplasmosis o la enfermedad de Lyme. Patologías sistémicas como la artitris reumatoide o el lupus también pueden generar este problema, así como determinadas lesiones oculares.

La uveítis debe controlarse, ya que aunque en ocasiones no provoca daños importantes en la visión, en ciertos casos puede dañar el tejido vital ocular y afectar gravemente a la visión.

Ojo azul con diagrama blanco

Queratitis 

La queratitis o úlcera corneal es una herida en la córnea producto de una infección ocular, ojo seco, quemaduras y lesiones  u otros trastornos de la vista. Uno de sus síntomas puede ser la aparición de un punto blanco en la propia córnea, que puede ser más o menos visible. Dicho síntoma, normalmente va acompañado de otros como: enrojecimiento, dolor y molestias en el ojo, visión borrosa o sensibilidad a la luz.

La infecciones que producen queratitis pueden ser de varios tipos: bacterianas, virales, micóticas o parasitarias y el tratamiento varía en función de la causa que la provoque la enfermedad . Se puede tratar con medicamentos antivirales de uso tópico u oral o antibióticos. En los casos más graves, cuando el problema no se ha detectado a tiempo o ya se ha producido daños irreparables en la córnea se puede optar por un trasplante de córnea.  

Retinoblastoma 

El retinoblastoma es un tipo de cáncer de ojo que comienza en la retina cuando las células de este crecen en tamaño y cantidad. Estas tienen tendencia a diseminarse en el ojo y a su alrededor, pudiendo propagarse a otras partes del cuerpo, como el cerebro o la columna vertebral.

Afecta más a niños pequeños que a adultos y uno de sus síntomas principales es que la pupila se ve blanca cuando se ilumina el ojo, así como  enrojecimiento e inflamación ocular.

Fuente:

Academia Americana de Oftalmología – Mancha blanca u opaca en el ojo

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario