Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Sabes cómo usar los colirios?

Los colirios son la forma en que se presenta la mayor parte de la medicación para los ojos. Casi todas las personas los van a utilizan en algún momento de su vida, por eso vale la pena revisar como usarlos adecuadamente.

Al igual que con cualquier otro medicamento, hay que asegurarse de comprobar siempre fecha de caducidad  y de leer el prospecto. De igual manera, el colirio adecuado para cada paciente en cada momento debe ser el que le recete el médico. No use un colirio por el simple hecho de que alguien se lo recomiende o porque anteriormente lo haya usado y le haya ido bien. Aunque los síntomas que sufra en este momento sean parecidos a los que tenía cuando usó el medicamento, es el oftalmólogo quien debe tomar la decisión.

Descarga la guía:

Evitar la contaminación de los colirios

Los colirios pueden contaminarse con facilidad, por eso hay que extremar las precauciones al usarlos y evitar que nos causen un daño mayor del que intentábamos solucionar. Algunas recomendaciones para su adecuado uso son:

  • Aunque lo hayamos cerrado bien, no se recomienda usar un colirio que ha permanecido abierto más de un mes. Los fabricantes suelen indicar cuánto tiempo puede usarse un colirio abierto, así como las recomendaciones para su conservación.
  • No se deben compartir los colirios con nadie, aunque sea una persona de confianza. Las probabilidades de contagio de infecciones – especialmente de conjuntivitis- son muy altas.
  • Antes de usar el colirio debemos lavarnos las manos a conciencia para evitar pasar gérmenes al recipiente que lo contiene.
  • Aún con las manos limpias, se debe evitar el contacto con la punta del frasco; también debe evitarse el contacto con el ojo.
  • Debe tener especial cuidado con la higiene si está usando colirios como parte de un tratamiento postoperatorio de cirugía refractiva o de cualquier otro tipo de cirugía ocular. Después de la operación, sus ojos están especialmente expuestos a infecciones.

 

Hombre con camiseta blanca se echa un colirio en los ojos

Cómo administrar los colirios

Dependiendo del tipo de colirio que estemos utilizando, es posible que sea necesario agitarlo antes de usarlo para mezclar homogéneamente el producto. De nuevo, es el fabricante quien nos indicará esto en el prospecto. Por lo demás, la forma óptima de administrar un colirio es la siguiente:

  • Bajar el párpado inferior con un dedo e inclinar la cabeza un poco hacia atrás.
  • Apretar el bote y dejar caer cuantas gotas nos haya indicado el médico o, en su defecto, el prospecto del medicamento en el espacio que hemos abierto entre el párpado y el ojo.
  • Para que el colirio se distribuya bien por el ojo y evitar que se “escape”, es conveniente cerrar el ojo durante unos minutos. Mientras tanto, presionar suavemente con el dedo índice el saco lagrimal -situado entre la nariz y el ojo).

Es posible que su tratamiento incluya varios colirios. En este caso, debe esperar al menos cinco minutos entre una aplicación y otra, aunque es recomendable esperar incluso más, al menos diez minutos.

Efectos del colirio

A los pocos instantes de aplicarnos los colirios, es normal notar una serie de efectos que no deben preocuparle:

  • Muchos colirios producen escozor o irritación durante un momento tras su aplicación. Esto es bastante común, pero si el escozor o la irritación se prolongan debe consultar con su médico.
  • Es normal sentir el sabor del colirio en la boca. El lagrimal drena hacia el interior de la nariz y ésta está comunicada con la garganta.
  • La visión se puede volver borrosa durante unos momentos.


¿Por qué veo mal?

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario