Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Cómo afecta el Alzheimer a la visión

El Alzheimer es una enfermedad degenerativa que afecta aproximadamente al 10% de las personas con edades superiores a 65 años, aunque cada vez se detectan casos en edades más tempranas. Esta enfermedad produce destrucción de las células del cerebro, lo que provoca problemas con la memoria, la forma de pensar y el carácter o la manera de comportarse. Recientes estudios han demostrado que esta enfermedad puede producir problemas también a nivel visual.

Una persona con Alzheimer puede sufrir cambios en el cristalino, la retina, el disco óptico o el nervio óptico como consecuencia de la enfermedad. Diversas investigaciones estudian la relación entre la pérdida de visión y el Alzheimer, con el convencimiento de que ciertos problemas de visión pueden ser indicadores de la aparición de esta enfermedad degenerativa. La razón principal de este estudio parte de una certeza que poca gente sabe: la retina es una extensión directa, aunque delgada del cerebro.

Una investigación publicada en la revista Cell Death and Disease (Muerte Celular y Enfermedades) destaca una nueva técnica que permite a los científicos seguir el progreso de la enfermedad cerebral observando la aparición en la retina de células moribundas. Según palabras de la profesora Francesca Cordeiro, quien dirigió la investigación en el Instituto de Oftalmología de la Universidad de Londres, este estudio podría ayudar también a ver cómo progresa este tipo de demencia comparando, con semanas de diferencia, la muerte de células en la retina.

Ilusión óptica de pájaros formando una cabeza

Aunque aún se está estudiando si existe una relación directa entre los problemas visuales y la enfermedad de Alzheimer, sí que se han documentado diferentes cambios en la visión que pueden sufrir las personas que padecen esta demencia:

  • Disminución de la agudeza visual.
  • Velocidad de lectura lenta.
  • Sensibilidad a la luz.
  • Pérdida de concentración al leer.
  • Problemas en la visión de colores.
  • Visión de la profundidad reducida.
  • Problemas de fijación.
  • Cambios en la respuesta pupilar.
  • Movimientos oculares anómalos.
  • Variaciones en la sensibilidad al contraste.

Las revisiones oftalmológicas son esenciales para poder detectar cualquier enfermedad lo antes posible. También el Alzheimer. Si acudimos de manera regular al oftalmólogo, cualquier cambio que se produzca en nuestra visión puede ser tratado y así mitigar los efectos de la enfermedad, también sobre la visión.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario