Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Por qué tengo los ojos vidriosos?

Los ojos vidriosos, también conocidos como ojos llorosos, se producen cuando tiene lugar un exceso de producción de lágrimas en los ojos. Aunque las lágrimas suelen ser beneficiosas para nuestros ojos, puesto que ayudan a mantenerlos bien hidratados y sirven para protegerlos de infecciones e eliminar partículas y cuerpos extraños, un lagrimeo excesivo debe ser controlado para descartar que sea un síntoma de alguna patología o problema visual.

¿Es una enfermedad la producción en exceso de lágrimas?

Lo cierto es que no. Los especialistas denominan epífora a un exceso de lagrimeo y no lo consideran una patología, pero sí una anomalía de carácter transitorio que puede ser síntoma de diversos problemas como: alergias, presencia de un cuerpo extraño en el interior del ojo, infecciones y ciertas enfermedades del globo ocular.

Esta circunstancia se pueden dar en uno o ambos ojos y, aunque puede presentarse a cualquier edad, es mucho más frecuente en adultos mayores.

New Call-to-action

Principales causas de los ojos vidriosos

Los ojos vidriosos suelen ser, como hemos señalado, una condición leve y transitoria, que desaparece espontáneamente a los pocos días, normalmente al eliminarse (o mitigarse) la causa que lo origina. Estos son los principales motivos por los que nos pueden llorar los ojos:

  • Contaminación ambiental.
  • Presencia de un cuerpo u objeto extraño en el ojo.
  • Conjuntivitis bacteriana.
  • Alergias oculares.
  • Uso excesivo de pantallas electrónicas: ordenadores, móviles, tablets, consolas, televisión, etc.
  • Fatiga visual.
  • Determinadas enfermedades como el glaucoma.
  • Abuso o higiene inadecuada de las lentes de contacto.

Por su frecuencia como principal causa del exceso de lagrimeo, queremos citar aparte a la sequedad ocular. Aunque suene extraño, muchas veces los ojos secos provocan una sobre estimulación del organismo y que este llegue a producir un superávit de lágrimas.

Mujer rubia con ojos verdes llorando

Factores de prevención de los ojos llorosos

En función de las causas del problema, podemos poner en marcha una serie tratamientos o medidas preventivas:

  • Lagrimas artificiales si el motivo del exceso de lágrimas en la sequedad de los ojos.
  • Medidas profilácticas, higiénicas  o tratamientos de diversos tipos (siempre bajo prescripción médica) cuando es una alergia (a la contaminación, al polvo, a polen, a las mascotas…) el desencadenante del problema.
  • Descansar lo suficiente y hacer pausas en el trabajo o en las actividades de ocio cuando nos lloran los ojos por un tema de fatiga visual.

 ¿Cuando tengo que acudir al médico?

El lagrimeo es, casi siempre, un problema leve que no precisa de atención médica urgente, salvo si va acompañado de otros síntomas como:

  • Dolor intenso.
  • Sangrado en el interior del ojo.
  • Pérdida de visión.
  • Alteraciones visuales.
  • Ojos rojos.
  • Secrección abundante procedente del ojo.
  • Sensibilidad alrededor de la nariz.

También deberías acudir al especialista si los ojos vidriosos se han producido porque les haya entrado, accidentalmente, algún producto químico o por una lesión producida por un objeto. Asimismo, conviene que visites a un especialista en cuanto puedas si, pese a no ir acompañado de los síntomas o circunstancias anteriores, el lagrimeo es excesivo o no desparece ni remite en unos días.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario