Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Colirio para combatir la alergia, ¿cuál usar?

¿Sufres de alergia durante la primavera? ¿Tus ojos no toleran fácilmente los cambios de temperatura o la transición de un ambiente a otro? Quizá debas informarte sobre los tipos de colirio que existen para mitigar los efectos de la alergia.

New Call-to-action

¿Por qué se produce la alergia ocular?

Una buena parte de la población mundial sufre de alergia ocular, una reacción de los ojos ante ambientes que, por diversas causas, le resultan incómodos o irritantes. Sus principales síntomas son el enrojecimiento del ojo, el lagrimeo abundante y los picores.

Dicha reacción se produce generalmente ante agentes inofensivos como el polvo, la caspa, el moho o el humo. Una persona que no sufra alergia podrá convivir con este tipo de sustancias; en cambio, quienes son excesivamente sensibles o cuyas defensas registren valores bajos, las rechazarán de forma inmediata.

Mujer echándose un colirio al aire libre

¿Cómo combatir la alergia ocular?

Para poder combatir  eficazmente la alergia ocular es imprescindible conocer el motivo de la misma, para ello pueden ser necesarias visitas conjuntas al alergólogo y al oftalmólogo.

Una vez conocido el agente o factor que provoca la alergia, la mejor forma de prevenir este problema es tratar de minimizar el contacto con el mismo con medidas como: mantener las puertas y ventanas de casa cerradas, reducir las actividades al aire libre o  usar gafas de sol de calidad.

También es importante tomar las medidas profilácticas e higiénicas generales: lavarse con frecuencia las manos o ducharse por la noche para asegurar una limpieza de la dermis después de que, probablemente, haya estado durante todo el día expuesta al polen u otros agentes alérgenos.

Por otro lado, en esta estación las plantas que más problemas generan a los alérgicos son las gramíneas: el olivo, el ciprés, salsola, el plátano de sombra y la parietaria. Para prevenir los síntomas de la conjuntivitis alérgica, lo mejor es evitar el contacto con estas plantas.

El uso de suero fisiológico o, siempre bajo prescripción médica, tomar antihistamínicos o corticosteroides puede ayudar a contrarrestar los síntomas de diversas alergias. En este sentido, los descongestionantes oculares que llevan antihistamínicos sirven para reducir la comezón  en los ojos. Pero siempre se deben seguir las indicaciones del médico, ya que la prescripción médica para su uso prolongado puede provocar el efecto contrario: es decir, incrementar los síntomas de irritación. Para quienes sufran un cuadro médico más severo de alergia ocular unas gotas de esteroides, adquiridas siempre con receta médica, puede disminuir el enrojecimiento e hinchazón.

A continuación, hablaremos de los distintos tipos de colirios, que es otro de los remedios contra las alergias.

Tipos de colirio para plantar cara a la alergia

La forma más eficaz de combatir la alergia ocular es a través de colirios. Sin embargo, no cualquier tipo de colirio puede ser recetado para tal fin. Nuestro oftalmólogo será quien se encargue de determinar cuál es el más útil en cada caso.

El mundo de los colirios es más amplio de lo que creemos. Prueba de ello son los muchos tipos de colirios que existen para mitigar los efectos de la alergia ocular y aliviar dolores o molestias asociadas. Veamos algunos:

  • Lágrimas artificiales:

Es el colirio más conocido de todos. Aplicado en tratamientos de alergia ocular, nos ayuda a limpiar los alérgenos del ojo y alivia la sequedad e irritación provocada por agentes externos como el polvo o el polen. Si bien su uso no requiere una receta médica tradicional, es conveniente que antes de aplicarlas consultemos a nuestro oftalmólogo para saber si son realmente convenientes.

  • Estabilizadores de mastocitos:

Se trata de gotas específicas para aliviar la comezón, el enrojecimiento, el escozor, el lagrimeo y el ardor. Además, ayudan a estabilizar los mastocitos, que son células que almacenan las sustancias que provocan las reacciones alérgicas.

  • Antihistamínicos orales:

Son ideales para aliviar la comezón. Sin embargo, a la vez aumentan la probabilidad de desarrollar sequedad en los ojos o incluso pueden llegar a empeorar los síntomas de algunas alergias. Antes de su uso, conviene consultar con nuestro oftalmólogo.

  • Corticosteroides:

En este caso, se trata de gotas elaboradas a base de esteroides que ayudan a tratar los síntomas de algunas alergias, especialmente aquellas de carácter crónico y con síntomas graves como la hinchazón de la zona ocular.

  • Antiinflamatorios no esteroides:

Los más conocidos son el ketorolaco 0,5% y el pranoprofeno 0,1%. Aunque un buen número de especialistas los prefieren para tratamientos contra las conjuntivitis de tipo alérgico, otros los recomiendan para mitigar los efectos de una alergia normal. No obstante, su composición lo hace idóneo para tratamientos preventivo, siempre bajo supervisión médica.

En los últimos años han aparecido otras alternativas de colirios para tratar los síntomas de la alergia ocular. Se denominan antihistamínicos de última generación y su nivel de eficacia ha sido mayor que el de los antihistamínicos tradicionales. La Azelastina (o también llamada Afluón) y la Levocabastina son algunos ejemplos.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario