Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Daltonismo: cómo vivir sin poder distinguir los colores

El daltonismo es un defecto genético que consiste en una dificultad para distinguir los colores, en especial el rojo y el verde, aunque puede afectar también a otros. Se tata de un defecto genético de los conos de los ojos bastante común, especialmente entre la población masculina: se calcula que 1 de cada 10 hombres tiene un cierto grado de daltonismo, mientra que las mujeres afectadas no llegan al 1%.

¿Es preocupante ser daltónico?

Para la mayoría de personas daltónicas su condición no les supone demasiadas dificultades. Esto lo corroboran la gran mayoría de afectados, como por ejemplo Alberto, quien explica su vivencia personal  en la web cuidatuvista. Alberto fue diagnosticado de daltonismo a la edad de 12 años, un día que unos optometristas acudieron a su colegio para hacer a los escolares unas pruebas de la vista, entre ellas el test de Ishihara. «Aquella fue la primera vez que supe que era daltónico ya que anteriormente no me había dado cuenta de que no distinguía todos los colores. Pensaba que todo el mundo los veía igual que yo, pero me di cuenta de que no era así».

En realidad, todo depende del grado o tipo de daltonismo que se padezca, puesto que hay una gran diversidad. La más leve sería una pequeña confusión de algunos colores, mientras que en el extremo se encontrarían los afectados de acromatopsia, personas que únicamente ven en blanco, negro o algunos grises. Pero normalmente el problema de los daltónicos son las dificultades para distinguir el rojo y el verde.

Es conveniente diagnosticarlo tempranamente

Aunque como hemos visto el daltonismo no es, normalmente, un problema importante, ni tiene porqué suponer un hándicap en las personas afectadas, es conveniente que se diagnostique a tiempo, a ser posible en edad escolar. Sobre todo para utilizar métodos alternativos a los esquemas de colores y similares en los niños daltónicos para que no se encuentren en inferioridad de condiciones respecto al resto de la clase, evitando así problemas de aprendizaje de algunos conceptos o materias.

Mujer enseñando unas cartulinas de colores a una niña

Ya hemos dicho que la mayoría de personas con daltonismo no son conscientes de que tienen este defecto. Para su diagnóstico existen una serie de tests o pruebas, siendo el más usado el test de Ishihara, que consiste en una serie de tarjetas con círculos con distintos tamaños y colores con unos números en el centro. Dichos números son solo identificables en personas con una buena percepción y distinción de los distintos colores.

Sí que es cierto que el daltonismo puede suponer un problema para el ejercicio de algunas actividades o profesiones, sobre todo las relacionadas con el diseño o la moda. Aunque la mayoría de personas con daltonismo acaban usando trucos para salir del paso, como este que nos cuenta Manu: «Al ser estudiante de arquitectura, utilizo mucho el programa AUTOCAD, el cual trabaja con capas de colores. Siempre utilizo colores llamativos y muy claros, nada de verde-rojizo y cosas así. El problema es cuando tengo que elegir un verde para una zona ajardinada, donde mis compañeros tienen que ayudarme».

¿Se cura el daltonismo?

Lo cierto es que aún no existe un tratamiento eficaz para el daltonismo, también llamado ceguera de los colores, aunque ya se está experimentando con terapias génicas y una startup llamada EnChroma ha sacado al mercado unas gafas especiales con, al parecer, unos resultados ciertamente satisfactorios.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario