Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Daltonismo en niños, ¿cómo se detecta?

¿Es imposible detectar a tiempo el daltonismo en niños? ¿Deben ser ellos o los padres los que den la primera voz de alarma ante un trastorno de este tipo? A continuación te damos un par de claves que debes tener en cuenta en este sentido.

New Call-to-action

Daltonismo en niños, ¿a qué se debe?

Los niños, como bien sabemos, no suelen manifestar abiertamente los síntomas de una enfermedad, entre ellas las de tipo visual. O si lo hacen no saben exactamente que se trata de síntomas. Por ello, es fundamental que como padre estés atento a todas las señalas que puedan sugerir la aparición de una enfermedad visual.

El daltonismo, en concreto, es una alteración en la percepción de los colores naturales. Según se sabe hasta la fecha, su origen es genético y está ligado al cromosoma X, que es el que impide distinguir de forma correcta los colores.

Los daltónicos tienen problemas especialmente con los colores rojos y verdes, aunque en algunos casos tampoco logran identificar con precisión los azules. De hecho, existen diferentes tipos de daltonismo.

Si bien es una enfermedad compleja mas no necesariamente grave, la detección precoz de la misma a través de diferentes pruebas resulta fundamental para iniciar un tratamiento oportuno, sobre todo si se trata de niños de edades tempranas que empiezan a conocer el mundo y no ven como deberían.

Claves para detectar el daltonismo en niños

Saber si los niños sufren daltonismo o no resulta crucial para su proceso de aprendizaje y formación, pues en caso de que el diagnóstico resulte positivo, el objetivo tiene que centrarse en hacerle más llevadera esta situación. Ahora bien, ¿cómo saberlo? ¿De qué forma podemos anticiparnos y realizar un diagnóstico de uno de estos trastornos ?

  • Realizar pruebas en casa para tener claro que los niños distinguen los tonos de los colores con normalidad. Si son muy pequeños, este tipo de tests irán de la mano de su habilidad para memorizar y retener elementos del aprendizaje.
  • Si los niños ya conocen el nombre de los colores, las pruebas pueden reducirse a elaborar dibujos con peticiones específicas o a participar en juegos en los que se les pida distinguir los tonos de forma amena y didáctica. Nunca se les tiene que presionar, pues esto puede provocar un bloqueo mental y dar por sentado que no pueden distinguir los colores, aunque probablemente sí lo hagan.
  • Otra forma de diagnosticar el daltonismo en niños consiste simplemente en ver cuáles son los colores que usa en cada caso para retratar en sus dibujos o deberes los objetos de la realidad. Por ejemplo, si ves que tu hijo se empeña en hacer los caballos verdes o los perros rojos, probablemente exista un problema.
  • Acudir al oftalmólogo para que le practiquen a los pequeños pruebas como la del test de Isihara, un método fácil y rápido que consiste en identificar números ocultos y pintados en colores distintos a los de los círculos que los contienen. Eso sí, es imprescindible que los niños reconozcan los números. También se les pueden someter al test de Farnsworth, que detecta los distintos tipos de ceguera hacia los colores entre 15 grupos cromáticos diferentes.

 Mujer enseñando carpetas de colores a una niña

¿El daltonismo es hereditario?

El daltonismo es un problema oftalmológico genético con un origen hereditario. De hecho, las personas daltónicas no distinguen bien los colores por una alteración de los genes encargados de producir los pigmentos de los conos de los ojos. Este defecto es hereditario y afecta a un gen recesivo ligado al cromosoma X.

Normalmente, los hombres son más propensos a ser daltónicos, ya que todos los varones que hereden un cromosoma X vana  padecer este trastorno de la visión. Para que una mujer sea daltónica, sus dos cromosomas X tienen que presentar este gen. Por lo tanto, existe un 1,5% de probabilidad de que un hombre sea daltónico y tan sólo un 0,5% de que lo sea una mujer.

Tratamiento del daltonismo

El daltonismo congénito (hereditario) no tiene tratamiento y normalmente no causa una discapacidad incapacitante y apreciable. Actualmente se están desarrollando y probando unas gafas que corrigen la visión en determinados casos de daltonismo.

El oftalmólogo sí puede tratar las formas adquiridas de daltonismo (cuando este está causado por una enfermedad que afecta a la retina o al  nervio óptico o por la toma de algún medicamento).

Ya lo sabes: si eres padre de familia, tu labor resultará básica para reconocer si existe un cuadro de daltonismo en los niños. La detección precoz de esta deficiencia visual es el mejor tratamiento.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario