Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Herpes en el párpado: cómo actuar

El herpes es un virus que afecta a la mayoría de la población. De hecho, se calcula que, aproximadamente, el 90% de la población se infectará de este virus en algún momento de su vida. Además, una vez que se produce la infección, el virus puede permanecer latente en el cuerpo del paciente para el resto de su vida y, reaparecer en situaciones concretas, como por ejemplo bajada de defensas por múltiples motivos, como por ejemplo el estrés. El herpes puede aparecer en cualquier parte del cuerpo, aunque generalmente lo hace en las zonas húmedas de la piel. De hecho, una posibilidad es que se manifieste herpes en el párpado. En estos casos, es importante tomar una serie de precauciones para evitar que la infección se extienda, así como para que pueda curarse lo antes posible.

New Call-to-action

Qué es un herpes y cómo puede afectar en el párpado

El herpes en el párpado es el una infección de algún tipo de virus herpes que se localiza en la zona de la piel del párpado. En sí mismo, no es diferente a otros tipos de herpes que pueden localizarse en cualquier otra parte del cuerpo. Sin embargo, debido a que el párpado está muy cerca de los ojos, requiere un especial cuidado para evitar su propagación y conseguir la curación lo antes posible.

Este problema  puede estar producido por alguno de los siguientes tipos de herpes:

  • Herpes tipo 1: Es el más común cuando se produce una infección de herpes en el párpado, y es el mismo que puede producir infecciones en la zona labial.
  • Herpes tipo 2: Suele estar asociado al herpes genital, aunque también puede ser causante de infecciones en la zona labial, bucal o, incluso, en el propio párpado.

Ya se trate de uno u otro tipo, los tratamientos y precauciones a tener en cuenta durante la recuperación serán los mismos en ambos casos.

Primer plano de ojo azul con bultos en el párpado

¿Qué síntomas presenta un herpes en el párpado?

Los síntomas que presenta un herpes en el párpado son similares a los que pueden presentarse cuando la infección tiene lugar en otra parte del cuerpo. El elemento más característico será la presencia de heridas herpéticas, que se caracterizan por ser heridas abiertas que se producen en la piel sin que haya tenido lugar ningún tipo de traumatismo.

Además, este tipo de heridas suelen presentarse en varios puntos diferentes, y suelen ser pequeñas y tomar un aspecto de racimo. Por otro lado, es habitual que se presenten en los pliegues de la piel, así como desarrollarse a lo largo de los mismos, ya que son las zonas más húmedas, que es donde el virus se desarrolla más rápido.

Por otro lado, además de la presencia de las heridas, el herpes también se suele manifestar con picor y enrojecimiento en la zona, así como con supuración de las heridas abiertas.

Cómo actuar ante un herpes y cuándo ir al médico

Aunque el tratamiento para solucionar un herpes en el párpado será similar al de un herpes en otra zona del cuerpo, debido a la delicadeza de la zona, se recomienda acudir al médico para que pueda evaluar el problema de forma concreta y, de este modo, recomendar el tratamiento más adecuado en cada caso.

Por lo general, este tratamiento consistirá en mantener una buena higiene en la zona (así como en las manos para evitar posibles contagios a otras personas u otras partes del cuerpo) y el uso de pomadas o medicamentos antivirales destinados a reducir los efectos del virus. No obstante, como se ha dicho, deberá ser el propio médico quien determine el tipo de tratamiento más adecuado en cada caso.

Aspectos importantes que debes conocer sobre el herpes en el párpado

Como se ha dicho, el herpes es un virus muy común y que, después del primer contagio, la persona mantiene en su cuerpo de forma constante aunque latente. Esto hace que, ante determinadas situaciones en las que las defensas bajan, el virus se pueda reactivar, dando como consecuencia nuevos brotes en la misma zona en la que ya apareció con anterioridad (labios, párpados, etc.).

Debido a esto, es importante llevar una serie de hábitos saludables que ayuden a que no se produzca la bajada de defensas en el organismo y así evitar nuevos brotes. Por otro lado, también es fundamental que, más allá del tratamiento específico recomendado por el médico cuando aparezca el herpes en el párpado, se tengan en cuenta una serie de consejos que ayudarán a minimizar este tipo de brotes:

  • Secar correctamente la zona: El herpes es un virus que tiende a desarrollarse en las zonas húmedas de la piel. Por ello, es importante secar bien la zona afectada para evitar que se pueda facilitar su desarrollo.
  • Usar gafas de sol que cubran por completo el párpado: Pese a que el herpes se desarrolla en zonas húmedas, se ha comprobado que la incidencia directa de la luz solar favorece también su aparición . Por esto, especialmente cuando se tenga un brote de herpes en el párpado, es fundamental cubrir la zona para evitar la exposición a la luz solar. En este sentido, lo más aconsejable es evitar la exposición directa al sol durante los brotes y, en el caso de que no se pueda evitar, proteger la zona con unas gafas de sol que cubran toda la zona afectada.
  • No compartir elementos de higiene o cosmética: El virus del herpes es muy contagioso, especialmente cuando se produce un brote y aparecen heridas abiertas. Debido a esto, es fundamental evitar compartir objetos que puedan ser transmisores del virus, tales como colirios, maquillaje, toallas, etc.
  • Mantener una higiene perfecta: Por otro lado, al ser un virus que se transmite con tanta facilidad, es muy importante que la zona afectada se mantenga limpia de manera constante. Por ello, es fundamental limpiar la herida con frecuencia usando agua y un jabón adecuado. Además, después de hacerlo, es imprescindible lavarse correctamente las manos, ya que, en el caso de que el virus se localice en ellas, podría transmitirse a otra parte del cuerpo al tocarnos de manera habitual (por ejemplo al tocarnos la boca o al tocarnos en el otro ojo).

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario