Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Qué es la luteína y cómo influye en tu salud visual?

En otros post te hemos hablado de la luteína, de sus propiedades y, además, de cuáles son los alimentos más ricos en este componente. Pues bien, en esta ocasión queremos ampliar dicha información con algunos datos que nos hablan de cuál es su verdadera influencia en nuestra salud visual. ¿Nos acompañas?

¿Por qué la luteína es idónea para el cuidado de los ojos?

Que la luteína sea especialmente idónea para nuestra salud visual no es un invento o una tendencia de último momento. Todo lo contrario, varios estudios e investigaciones han dejado claro que este pigmento potencia el cuidado de nuestros ojos y nos ayuda a reducir el riesgo de sufrir enfermedades de este tipo.

 

New Call-to-action

 

¿A qué se debe esto? Sencillo: varias de sus propiedades influyen de forma directa o indirecta en el cuidado visual. Repasémoslas:

  • Funciona como un filtro solar natural que se encuentra en el fondo de los ojos. Esta característica lo hace especialmente idóneo para protegerlos de los rayos solares, previniendo o retrasando, de paso, la pérdida visual que se produce con el proceso de envejecimiento.
  • La luteína actúa directamente sobre la mácula, que es, recordemos, el punto del globo ocular donde más agudeza visual tenemos. Por tanto, es un ingrediente que potencia la vista y la refuerza de manera constante.
  • Protege el aparato visual (y el organismo en general) de los efectos nocivos de los radicales libres, que son los que aceleran el envejecimiento y promueven la aparición de enfermedades asociadas al aumento de la edad. Es decir, la luteína actúa en este caso como un antioxidante.
  • Actúa, además, como una especie de filtro protector en la piel, incluida la que recubre los ojos , previniendo, por ejemplo, el envejecimiento precoz. Aparte, impide el desarrollo de agentes oxidantes, algo que lo convierte en una herramienta idónea para luchar  contra enfermedades como el cáncer.

Mujer con camisa verde comiéndose una zanahoria

 Radicales libres, el enemigo número uno de la luteína

Lo que conocemos como radicales libres son, en realidad, átomos individuales o grupos de átomos generados por el organismo para luchar contra bacterias y virus, pero que no están aparejados y, por lo tanto, se convierten en agentes inestables para el organismo.

Esto quiere decir que pueden robarle electrones y energía a nuestras células, por lo cual deben estar controlados por la acción antioxidante del cuerpo.

Sin embargo, los radicales libres también pueden aparecer en el ambiente, por ejemplo cuando el organismo está expuesto a radiaciones, rayos ultravioleta, contaminación ambiental, humo del cigarrillo, escapes de los coches, etc.

Sea a cual sea su causa, lo importante en este caso es tener clara la importancia del rol que juega la luteína, un ingrediente que neutraliza la acción de dichos agentes hasta reconvertirlos en moléculas estables.

Además de la luteína, también se recomienda el consumo de las vitaminas de los grupos C, E y el betacaroteno para neutralizar a los radicales libres, así como alimentos con altos componentes de varios minerales, especialmente el zinc, el magnesio y el selenio.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario