Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

“Ver moscas volantes o destellos de luz puede ser síntoma de un problema grave de retina”

Las patologías retinianas tienen tres factores que las agravan: producen un gran deterioro de la visión si no se tratan, progresan muy rápido y apenas dan síntomas hasta que no están avanzadas. Por eso, ante cualquier alteración de la visión se debe acudir al oftalmólogo para realizarse una revisión completa. La Dra. Marta S. Figueroa, directora de la Unidad de Retina de Clínica Baviera, nos ayuda a identificar las posibles señales de alarma de las patologías de retina.

¿A qué se deben síntomas como las moscas que se desplazan al mover el ojo y los fogonazos o destellos de luz?

Estos dos síntomas, que reciben el nombre técnico de miodesopsias y fotopsias, son frecuentes a partir de los 50 años de edad y se producen cuando el vítreo, que es un gel que hay dentro de ojo y que está en íntimo contacto con la retina, se desprende de su anclaje normal alrededor del nervio óptico. El anillo fibroso con el que el vítreo estaba anclado queda, una vez desprendido, flotando delante de la mácula, que es la parte central de la retina. El paciente lo percibe como una mancha móvil que dificulta su visión central.

Aunque puede alarmar mucho al paciente, el desprendimiento del vítreo  es un cambio normal que ocurre con la edad y que se produce a edades más jóvenes en los ojos con miopía.

¿Podemos quitarle importancia a estos síntomas?

No, debemos prestar atención a estos síntomas y acudir al oftalmólogo para que realice una exploración completa dilatando la pupila. Esta exploración es muy importante porque no es infrecuente encontrar que, cuando el vítreo se desprende, tira de la retina y la rompe.

¿Y qué sucede si se rompe la retina?

Si se produce un desgarro en la retina podemos rodearlo con láser y así evitar que la retina se desprenda. El láser que utilizamos en la retina es un láser térmico que induce una quemadura controlada. Gracias a las múltiples quemaduras puntuales que producimos con el láser alrededor del desgarro o agujero, éste queda sellado impidiendo que el líquido que hay dentro del ojo pase por el agujero debajo de la retina y la desprenda.

¿Qué síntomas produce un desprendimiento de retina?

A veces el desprendimiento de retina no produce más síntomas que los antes descritos, asociados al desprendimiento de vítreo, y es al estudiar la retina con dilatación de la pupila cuando nos damos cuenta de que hay un pequeño desprendimiento. Si el desprendimiento de retina aumenta de tamaño, se puede percibir como una cortina que produce una sombra en el campo de visión.

El desprendimiento de retina se puede producir también como consecuencia de un traumatismo en el ojo. Es muy importante prevenir los traumatismos sobre los ojos, tanto en el campo laboral como en el deportivo (por ejemplo, cuando se practica pádel), mediante el uso de gafas protectoras.

¿Cuál es el tratamiento para el desprendimiento de retina?

El tratamiento del desprendimiento de retina es la cirugía, más concretamente la microcirugía, y su objetivo es volver a colocar la retina en su sitio. Hay varias técnicas quirúrgicas, todas ellas muy resolutivas. Hoy en día, la más empleada es la vitrectomía, técnica con la que manipulamos la retina desde el interior del globo ocular. Es un procedimiento muy sofisticado que permite una alta tasa de éxito.

Dra. Marta Figueroa

Dra. Marta S. Figueroa, directora de la Unidad de Retina de Clínica Baviera

 

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario