Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

¿Por qué me pican los ojos?

5/5 - (2 votos)

El picor de ojos es bastante habitual y puede tener distintas causas. Muchas personas llegan a consulta diciendo que les pican los ojos o que sienten un escozor constante, lo que les obliga a cerrar los ojos y dificulta que lleven a cabo con normalidad las actividades de su día a día.

En estos casos, el oftalmólogo llevará a cabo una exploración de la zona ocular y determinará cuál es el tratamiento más adecuado en cada caso. 

Si quieres saber más sobre las causas y los posibles tratamientos del picor de ojos sigue leyendo y te lo contamos.

¿Por qué me pican los ojos?

Cuando un paciente dice “me pican los ojos”, las causas pueden ser varias. Sin embargo, en la mayoría de los casos, el problema lo encontraremos en una conjuntivitis. Es decir, una inflamación de la conjuntiva. 

La conjuntiva es una capa transparente y muy fina que recubre el globo ocular y, precisamente por esto, está muy expuesta a los agentes externos del medio ambiente o del entorno en el que se encuentra el paciente. Esto hace que también sea una parte del ojo que se puede inflamar con frecuencia, lo que se manifiesta con picor y escozor de ojos, así como enrojecimiento y lagrimeo cuando la conjuntivitis es más aguda.

Existen diferentes tipos de conjuntivitis dependiendo de su causa: 

Conjuntivitis infecciosa

Se trata de la conjuntivitis más molesta que se puede padecer , ya que implica una infección en la conjuntiva causada por la presencia de gérmenes de algún tipo, generalmente bacterias (aunque también puede ser una conjuntivitis vírica). 

En estos casos, lo más normal es que el oftalmólogo recomiende el uso de un colirio específico (por lo general, con antibiótico en el caso de la infección bacteriana) y que nos ayude a curar la conjuntivitis lo antes posible.

Conjuntivitis alérgica

En este caso, la causa de la conjuntivitis no serán los gérmenes, sino la presencia de agentes alérgenos en el ambiente que irritan la conjuntiva y producen el picor. En este caso, hablamos de conjuntivitis alérgica

Por lo tanto, lo primero que habrá que hacer es identificar el agente alérgeno en cuestión (polen, polvo, humo, pelo de animales, etc.), y a continuación, evitarlo. 

Asimismo, es fundamental limpiar correctamente la zona para retirar por completo la presencia del alérgeno y completar el tratamiento con productos farmacológicos que eviten la reacción alérgica (por lo general, mediante el uso de antihistamínicos).

Conjuntivitis irritativa

Se produce por la irritación de la conjuntiva, aunque no necesita estar causada por un agente externo de forma obligatoria. Se puede dar por diferentes causas, por ejemplo, sequedad del ojo. 

Suele ser muy habitual en aquellas personas que trabajan muchas horas delante de una pantalla de ordenador, ya que reducen el parpadeo habitual y esto conlleva mayor sequedad de la conjuntiva, lo que produce irritación. Se suele solucionar mejorando la lubricación del ojo mediante el uso de lágrimas artificiales o colirios similares.

 

New Call-to-action

¿Cuáles son las causas más comunes del picor de ojos?

Además de la conjuntivitis, el picor de ojos también puede aparecer por las siguientes causas: 

  • Alergias: el contacto con una sustancia alérgica puede producir picor de ojos. Por lo general, este síntoma también suele ir acompañado de escozor, enrojecimiento del ojo, abundante lagrimeo y dificultad para mantener abierto el párpado. 
  • Sequedad ocular: la sequedad ocular también puede producir picor de ojo. En el caso de que se padezca síndrome de ojo seco, este picor será continuado. Entre los síntomas que suelen acompañar al picor causado por los ojos secos también cabe destacar la sensación de tener algo dentro del ojo, similar a la arenilla, la visión borrosa y la necesidad de aumentar la frecuencia de parpadeo. 
  • Infecciones: la presencia de una infección ocular no siempre tiene que desencadenar una conjuntivitis. En estos casos, la infección puede ser la causa del picor del ojo sin necesidad de que se produzca una inflamación de la conjuntiva. 
  • Fatiga visual: la fatiga visual se produce después de hacer un esfuerzo visual prolongado. Por ejemplo, leer durante mucho tiempo, conducir durante largas distancias o usar pantallas durante la mayor parte del día. En estos casos, los síntomas suelen desaparecer por sí solos después de dejar descansar la vista el tiempo necesario para que se recupere. 

Niña frotándose un ojo

¿Cuáles son los síntomas del picor de ojos?

El principal síntoma del picor de ojos es la sensación de escozor en el interior del ojo. Esto, en la mayoría de las veces, suele ir acompañado de otros síntomas: 

¿Cuándo acudir al médico?

En general, si el picor de los ojos no se va por sí solo en unos minutos o unas pocas horas, lo más recomendable será acudir al oftalmólogo para que pueda llevar a cabo una revisión y descartar cualquier tipo de enfermedad. El oftalmólogo será quien determine cuál es la causa del picor de ojos y cuál es el tratamiento más adecuado en cada caso. 

En este sentido, hay que entender que el picor de ojos puede aparecer por distintas causas, muchas de ellas transitorias y que se resuelven por sí solas sin necesidad de atención médica. No obstante, si el picor en los ojos se mantiene más tiempo de lo que podríamos considerar habitual, lo mejor será acudir inmediatamente al médico para que pueda prescribir el tratamiento más adecuado según el diagnóstico pertinente. 

¿Cómo tratar el picor de ojos y lagrimal?

Algunas recomendaciones que nos pueden ayudar a tratar el picor de los ojos y de la zona del lagrimal son las siguientes: 

  • Limpiar la zona: si aparece picor de ojos, lo primero que debemos hacer es limpiar la zona para retirar cualquier tipo de suciedad o posible alérgeno. Para ello, lo más recomendable será utilizar abundante agua y, si podemos, usar suero fisiológico para limpiar el interior del ojo. 
  • Desinfectar la zona: además de limpiar la zona, una buena recomendación será desinfectar la zona. Para ello, podemos utilizar toallitas oftálmicas desinfectantes. 
  • Aplicar frío: el frío contribuye a reducir la inflamación. Podemos aplicar una compresa con hielo que ayude a desinflamar la zona del párpado y reducir el picor. Para ello, envolveremos el hielo en un trapo o tela. Nunca lo aplicamos directamente sobre la piel, ya que podríamos quemarla. 
  • Masajear la zona: masajear la zona contribuye a mejorar la circulación, lo que puede ayudar a que el picor desaparezca en menos tiempo. Para ello, lo haremos siempre después de haber limpiado con agua la zona y después de haber lavado correctamente nuestras manos. El masaje debe ser suave y sin ejercer presión excesiva. 

¿Se puede prevenir el picor de ojos?

Algunas recomendaciones que nos ayudarán a prevenir el picor de ojos son las siguientes: 

  • No tocarse o frotarse los ojos con las manos: al tocarnos los ojos con las manos, facilitamos que la suciedad y los agentes patógenos lleguen hasta los ojos. No tocarse los ojos evita, en gran medida, esta situación. 
  • Lavarse las manos antes de tocarse los ojos: si no podemos evitar tocarnos los ojos, debemos lavar correctamente nuestras manos antes de hacerlo. 
  • Lavarse la cara frecuentemente: al lavarnos la cara, eliminamos gran parte de la suciedad y gérmenes que se pueden acumular en esta zona del cuerpo y que pueden llegar a ser la causa del picor en los ojos. 
  • Evitar el maquillaje y los cosméticos en los ojos: el uso de productos de maquillaje y cosméticos en los ojos facilita que se pueda acumular suciedad y gérmenes en la zona. Evitar su uso nos ayuda a prevenir el picor de ojos. Por otro lado, si los usamos, es muy importante limpiarse correctamente antes de dormir. 
  • Hacer un uso correcto de las lentillas: las lentillas pueden favorecer la aparición de gérmenes en los ojos, así como causar irritación en la conjuntiva. Para evitar el picor de ojos, es esencial hacer un uso correcto de las mismas. 
  • Usar gafas de sol protectoras al realizar actividades al aire libre: usar gafas de sol nos protege, tanto de los rayos ultravioleta como del viento, el polvo y cualquier otro posible peligro para nuestros ojos en espacios abiertos. 
  • Usar gafas de agua en la playa y la piscina: el agua de la playa y la piscina puede irritar los ojos, además de favorecer la presencia de gérmenes. Usar gafas de agua nos ayuda a evitarlo.

Fuentes

Academia Americana de Oftalmología (AAO) – ¿Qué son las alergias de los ojos?

Academia Americana de Oftalmología (AAO) – Conjuntivitis: ¿Qué es el ojo rojo?

Academia Americana de Oftalmología (AAO) – Fatiga ocular: cómo prevenir el cansancio ocular

Teresa Delgado
24/05/2022
100% recomendable, trato, profesionalidad y eficacia al mismo nivel, top
Santiago Esponda Chaux
23/05/2022
Juan Carlos Cuenca
20/05/2022
David Tores
13/05/2022
Carolina Vicent Toril
03/05/2022
Christian Martinez Garcia
20/04/2022
Sierri León Vega
06/04/2022
Marta Acero
02/04/2022
Contenta con el momento de la operación y cómo nos han tratado, aunque sí es cierto que me dijeron que iba a quedar después de la operación totalmente perfecta y que mi visión iba a ser del 100% y NO HA SIDO así. Ayer mismo me dieron el alta y avisé a mi Doctora Belén que no veía 100% bien desde mi ojo izquierdo y me dijo que me había quedado un poco de astigmatismo en ese ojo y que no hacía falta ningún retoque. Esto ha sido bastante feo para mí, porque crees que vas a quedar perfecta al 100% y te quedas viendo mal de un ojo, la verdad que ha sido un final un tanto amargo. Tengo dos amigas que se iban a operar aquí, y ya me encargaré de avisarlas por lo menos que no se quede como yo, con ese mal sabor de boca.
Flora Rascón Rascón
24/03/2022
Jorge Gallego
23/02/2022
Le pongo 5 estrellas porque no se pueden poner mas. El trato es espectacular desde que entras por la puerta, el personal muy profesional y agradable que no escatima en tiempo y dedicacion al paciente, Un 10.

New Call-to-action

Autor

  • La Dra. Ángeles Giménez-Almenara es oftalmólogo especialista en cirugía refractiva, cirugía de la presbicia, cirugía de cataratas, estrabismo y oftalmología pediátrica y oculoplastia. Desarrolla su labor asistencial en Clínica Baviera Córdoba.

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario