Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Mundo Baviera

Qué es la oncocercosis y cómo se trata

La oncocercosis, o ceguera de los ríos, es una enfermedad causada por un parásito que afecta tanto a la piel como a los ojos. Si no se trata a tiempo, puede llegar a dañar de forma significativa diversas partes del ojo, derivando finalmente en la ceguera del paciente. 

¿Qué es la oncocercosis o ceguera de los ríos?

La oncocercosis es una enfermedad causada por el parásito Onchocerca volvulus. Este parásito infecta la piel y los ojos de las personas afectadas y, a medida que se reproduce, daña los tejidos infectados, causando nódulos subcutáneos y diversos problemas en los ojos que pueden terminar por causar la ceguera total del paciente. 

Meandro de un río

¿Cuáles son las causas de la oncocercosis?

El parásito que causa la oncocercosis o ceguera de los ríos se localiza en regiones tropicales, sobre todo en el África subsahariana y algunas regiones del Caribe y Sudamérica. Para sufrir oncocercosis es necesario infectarse con el parásito Onchocerca volvulus. Esta infección se produce como consecuencia de la picadura de moscas negras (especies de Simulium). Estas moscas son habituales en las zonas con corrientes rápidas de agua, lo que hace que la oncocercosis también sea conocida comúnmente como ceguera de los ríos. 

La infección se produce a partir de la picadura de una mosca infectada, que transmite las larvas del parásito. Pasados entre 12 y 18 meses, estas larvas se convierten en parásitos adultos, con aspecto de gusanos de diversa longitud que puede ir desde los 20 mm hasta los 50 mm según el caso. A partir de este momento, los parásitos adultos comienzan a reproducirse. Es entonces cuando las nuevas larvas del parásito empiezan a extenderse hacia otros tejidos, tales como diversas partes de la piel y los ojos. 

¿Cuáles son los síntomas de la oncocercosis?

Los síntomas de la oncocercosis se localizan tanto en la piel como en los ojos. 

Síntomas cutáneos 

Los síntomas cutáneos pueden manifestarse en diferentes estadios y diferentes zonas de la piel. 

  • Prurito intenso (más habitual en las infecciones en fases leves)
  • Nódulos subcutáneos
  • Úlceras descamativas
  • Licuenificaciones cutáneas
  • Arrugas prematuras
  • Hipopigmentación irregular
  • Atrofia del tejido cutáneo 
  • Pérdida de elasticidad

Síntomas oculares 

Los síntomas oculares pueden abarcar desde sintomatología leve hasta llegar a producir ceguera total, en los casos más graves. 

  • Queratitis puntiforme
  • Queratitis esclerosante
  • Uveítis anterior
  • Iridociclitis
  • Coriorretinitis
  • Neuritis óptica
  • Atrofia óptica

¿Cómo se realiza el diagnóstico? 

El diagnóstico de la oncocercosis o ceguera de los ríos se suele realizar mediante el examen de una biopsia de tejido cutáneo del paciente. Aunque también se puede diagnosticar mediante una PCR (reacción de cadena de polimerasa) a partir de muestras cutáneas y mediante un examen con lámpara de hendidura de la córnea y de la cámara anterior del ojo.

¿Qué tratamiento existe para la oncocercosis?

Una vez que se detecta la presencia del parásito en el organismo, el tratamiento recomendado consistirá en la administración de ivermectina. Este medicamento se administra de forma oral y permite la eliminación de las larvas del parásito. No obstante, no elimina los parásitos adultos, que pueden llegar a vivir hasta 14 años. Debido a esto, el tratamiento suele prolongarse con una administración de ivermectina cada 6 ó 12 meses hasta que los síntomas desaparezcan. Así mismo, el paciente deberá llevar un seguimiento rutinario para evitar posibles rebrotes de la enfermedad. 

¿Qué medidas de prevención se pueden aplicar para evitar la oncocercosis?  

La oncocercosis se puede prevenir evitando aquellas zonas geográficas donde la transmisión es más probable, tales como zonas de ríos y pantanos en aquellos países donde hay presencia del parásito. Además, también es muy importante que, en las áreas afectadas, se extreme la precaución utilizando ropa que cubra la mayor parte de piel posible y usando repelentes de insectos que evitan la picadura de la mosca transmisora de la enfermedad.

Fuentes:

Wikipedia – Oncocercosis

MSD Manuals – Oncocercosis (Ceguera de los ríos)

Organización Mundial de la Salud – Oncocercosis

1 Comentario

  1. 4 de enero de 202100:53
    dijo:

    Hola, no me cansaré de daros las gracias por toda la información que dais, sobre los ojos y las enfermedades.
    Esto de la oncocercosis, me ha impactado! que horror de moscas! no lo había oído.
    Que importante estar informado, para prevenir.

Escribe un comentario