Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Qué hacer ante un dolor de párpados?

Existen una serie de causas, como la conjuntivitis, la blefaritis o los orzuelos, que pueden ocasionar un dolor de párpados. Sin embargo, en primer lugar vamos a explicar qué función cumplen los párpados en nuestra anatomía y, sobre todo, en relación al ojo.

Conviene recordar que los párpados protegen el globo ocular. Además, con el parpadeo se consigue la distribución de la lágrima por la superficie ocular y, por lo tanto, gracias a esto el ojo  se mantiene correctamente hidratado.

Así, es habitual que al aproximarse un objeto el párpado se cierre de manera instintiva  con el fin de proteger el ojo de cualquier tipo de traumatismo.

Dicho todo esto, vamos a explicar qué puede causar un dolor de párpados.

New Call-to-action

Blefaritis

La blefaritis se distingue por provocar una infección en el borde de los párpados. Así, la persona experimenta enrojecimiento e hinchazón palpebral, además de dolor de párpados. En concreto, afecta a los folículos de las pestañas y a las glándulas ubicadas en esta zona.

Dado que el área de los párpados resulta difícil de limpiar es posible observar un empeoramiento a lo largo de los años. No se descarta que origine daños de importancia tanto en el párpado, como en las glándulas lagrimales.

Bulto en párpado superior

Conjuntivitis

La conjuntivitis puede tener un origen alérgico o infeccioso (virus o bacterias). En ambos casos se puede apreciar, además de dolor de párpados, los siguientes síntomas:

  • Ojo enrojecido.
  • Lagrimeo constante.
  • Sensación de tener un cuerpo extraño alojado en el ojo.
  • Secreciones.
  • Picor.
  • Fotofobia.
  • Incomodidad en el uso de las lentillas (en su caso).

Dependiendo de cuál haya sido su causa, se optará por un tratamiento u otro, aunque la prescripción de colirios para la conjuntivitis suele ser lo habitual en estos casos.

Orzuelos

Los orzuelos también tienen su reflejo en los párpados. En concreto, se definen como una inflamación de las glándulas sebáceas que se hallan localizadas en la base de los párpados o las pestañas motivada por un excesivo número de bacterias.

Uno de los síntomas más evidentes es el dolor de párpados, pero también puede venir acompañado de otras molestias:

  • Se observa un bulto rojo en la parte inferior del párpado.
  • Hinchazón de los párpados.
  • Legañas alrededor de los párpados.
  • Lagrimeo constante y excesivo que puede acumularse en forma de legañas alrededor de los ojos.

En estos casos debemos extremar la higiene, pero podemos seguir estas pautas para aliviar el dolor:

  • Aplicar compresas calientes en el ojo afectado.
  • Evitar las lentillas mientras el orzuelo persista.
  • No usar maquillaje pues puede agravar el orzuelo.

Por supuesto, podemos acudir al oftalmólogo para que valore nuestro caso y nos indique el tratamiento adecuado.

Entropión y ectropión

El entropion es una dolencia en la que el párpado se pliega sobre sí mismo contra el globo ocular. Por su parte, en el ectropion es una dolencia en la que el párpado se pliega hacia fuera y no hay contacto alguno con el globo ocular.

En ambos casos se pueden irritar los ojos y causar lagrimeo.

Tumores palpebrales

También cabe hablar de la aparición de tumores que pueden causar problemas en los párpados.

En cualquier caso, sobre todo si el problema no remite, es aconsejable acudir a un especialista para que realice un correcto diagnóstico.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario