Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Blefaritis: remedios caseros que pueden ayudarte

La blefaritis es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación o infección de los párpados, concretamente en la zona en la que nacen las pestañas y donde se encuentran las glándulas de Meibomio. Estas glándulas generan una serie de secreciones que forman parte de la lágrima en la que abundan lípidos de diversos tipos. Se trata de una anomalía que produce inflamación, infección en los párpados, enrojecimiento y secreción de una serie de líquidos aunque, sin duda, alguno de sus síntomas más conocidos es la aparición de grasa y de caspa en las pestañas. 

New Call-to-action

La blefaritis puede ser de tres tipos:

  • Anterior, cuando afecta la parte exterior del párpado, donde se ubican las pestañas. Este tipo de blefaritis puede llevar a complicaciones como el engrosamiento de los párpados provocando un entropión o un ectropión, incluso, a una úlcera en la córnea.
  • Posterior, cuando afecta a la parte interior del borde de los párpados y se produce por un mal funcionamiento de las glándulas de Meibomio. Puede conducir a la aparición de orzuelos o chalaziones. Una característica diferencial de este tipo de blefaritis es que las lágrimas adquieren una textura espumosa.
  • Mixta, cuando se producen simultáneamente y, en distintos grados, una blefaritis anterior y posterior.
  • Provocada por ciertos tipos de enfermedades cutáneas como la dermatitis seborreica o la rosácea.

En casi todas las ocasiones, las blefaritis suelen ser leves, aunque pueden aparecer complicaciones a medio y largo plazo si no se toman las medidas terapéuticas e higiénicas adecuadas a cada caso.

¿Causas de la blefaritis?

Entre las causas que provocan la blefaritis podemos destacar:

  • Infección bacteriana en el párpado.
  • Trastornos de las glándulas de Meibomio.
  • Ojo seco.
  • Infección por hongos en el párpado.
  • Parásitos o ácaros en el párpado.
  • Abuso o mal uso de lentes de contacto.

Chica limpiándose los párpados con una toallita en su rutina de higiene ocular

Remedios para la blefaritis

En algunos casos de blefaritis el médico especialista en oftalmología puede optar por el uso de fármacos por vía oral, en colirio o en forma de pomada. El objetivo de estos tratamientos para la blefaritis es controlar la inflamación.

En los casos más severos de blefaritis, cuando esta provoca anomalías en los párpados como el entropión o el ectropión, que pueden llegar a afectar a la superficie ocular, se puede optar por la cirugía de párpados para corregir los desajustes del tejido de esta zona. 

Se trata de una intervención ambulatoria que debe realizarse siempre bajo supervisión de nuestro oftalmólogo y sólo si antes se han efectuado las pruebas necesarias para avalar el buen estado de salud de los pacientes. Entre las recomendaciones habituales para una pronta recuperación se pueden mencionar las siguientes.

En la mayoría de los casos la opción higiénica, es decir la limpieza cuidadosa de los párpados es la más recomendada para tratar esta enfermedad, especialmente cuando hablamos de blefaritis crónica, para lo cual es necesario realizar una limpieza a fondo de la zona afectada frotando suavemente los ojos con un paño limpio, champú neutro o toallitas especiales para la blefaritis, eliminando la grasa, las escamas, las costras y las secreciones.

Este tratamiento es mucho más eficaz si la limpieza de los párpados se realiza con agua tibia o caliente y si se siguen las indicaciones que nuestro oftalmólogo nos haya hecho sobre la regularidad de los lavados y el uso de un producto especial.

New Call-to-action

1 Comentario

  1. 19 de julio de 202002:19
    dijo:

    Gracias

Escribe un comentario