Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Blefaritis con caspa o grasa en las pestañas: ¿qué más tipos hay y que tratamientos existen?

4.4/5 - (11 votos)

La blefaritis es una enfermedad que se caracteriza por la inflamación o infección de los párpados, concretamente en la zona en la que nacen las pestañas y donde se encuentran las glándulas de Meibomio. Estas glándulas generan una serie de secreciones que forman parte de la película lagrimal, en la que abundan lípidos de diversos tipos. 

Se trata de una anomalía que produce inflamación, infección en los párpados, enrojecimiento y secreciones, aunque, sin duda, uno de sus síntomas más conocidos es la aparición de grasa y de caspa en las pestañas.

Como se puede ver, la blefaritis es un problema molesto y que puede dificultar de forma considerable la vida de la persona que la sufre. Por suerte, además de los tratamientos indicados por el médico, existen diversos tratamientos naturales y caseros que nos pueden ayudar bastante a aliviar sus síntomas.

¿Qué tipos de blefaritis existen?

1. Blefatiris escamosa

  • Se caracteriza por la formación de escamas en la base de las pestañas. Suelen ser costras duras y secas.
  • Su síntoma más significativo es que el paciente se levanta con los ojos pegados a causa de la secreción continua y los problemas en la piel.
  • Provoca una seria irritación de los ojos, especialmente de los párpados.
  • Se asocia a la presencia de una bacteria del género Staphylococcus y suele ser más problemática y severa que el resto de blefaritis.

2. Blefaritis seborreica

  • Su síntoma más significativo es la acumulación y exceso de grasa en las pestañas y en el borde de los párpados.
  • Otro síntoma característico es el picor y enrojecimiento, fruto de la acumulación de lípidos en la zona lagrimal.

Con frecuencia, este tipo de blefaritis se asocia a otros problemas cutáneos, como la dermatitis del cuero cabelludo o de otras áreas del cuerpo.

También existen tres tipos de blefaritis según dónde se sitúe el problema:

1. Blefaritis anterior

  • Afecta a la parte exterior del párpado, donde se ubican las pestañas, y puede ser escamosa o seborreica.
  • Su origen se encuentra en una infección bacteriana o vírica.
  • Los síntomas aparecen en los párpados y suelen consistir en enrojecimiento, hinchazón y/o picor.
  • Existe un alto riesgo de complicaciones asociadas al engrosamiento o inflamación de los párpados que pueden provocar un entropión o un ectropión e, incluso,  una úlcera en la córnea debido al roce de las pestañas.

2. Blefaritis posterior

  • Afecta a las glándulas de Meibomio y suele ser seborreica.
  • Las glándulas no funcionan correctamente porque se obstruyen, derivando en la formación de legañas y en la inflamación del borde del párpado.
  • Puede conducir a la aparición de orzuelos y chalaziones.
  • Una característica diferencial de este tipo de blefaritis es que las lágrimas adquieren una textura espumosa.

3. Blefaritis mixta

En este caso se producen, simultáneamente y en distintos grados, una blefaritis anterior y una blefaritis posterior.

En casi todas las ocasiones, las blefaritis suelen ser leves, aunque pueden aparecer complicaciones a medio y largo plazo si no se toman las medidas terapéuticas e higiénicas adecuadas.

Antes y después de blefaritis

¿Cuáles pueden ser las causas de la blefaritis?

Entre las causas que provocan la blefaritis podemos destacar:

  • Infección bacteriana en el párpado.
  • Trastornos de las glándulas de Meibomio.
  • Ojo seco.
  • Infección por hongos en el párpado.
  • Parásitos o ácaros en el párpado.
  • Abuso o mal uso de lentes de contacto.
  • Reacción alérgica.
  • Ciertos tipos de enfermedades cutáneas como la dermatitis seborreica o la rosácea.

New Call-to-action

¿Cuáles son los remedios para la blefaritis?

Según el grado y tipo de blefaritis que se sufre, algunos de los remedios que podemos aplicar son los siguientes: 

Remedios caseros 

Algunos remedios naturales y caseros para la blefaritis son los siguientes: 

  • Higiene del párpado: limpiar los ojos con agua puede ayudarnos a eliminar sustancias irritantes que pueden ser una de las causas de la blefaritis. La limpieza de los párpados la realizaremos siempre con los ojos cerrados. 
  • Aplicar calor: el calor ayuda a mejorar la circulación en la zona. Podemos coger una gasa y la humedecemos con agua muy caliente. A continuación, la escurrimos bien y la colocamos sobre los párpados. Dejamos actuar durante unos 5 minutos aproximadamente. Esto nos ayuda a limpiar restos de aceite y a que las posibles costras se reblandezcan y caigan con más facilidad. 
  • Masaje en los párpados: un masaje ligero en la zona puede mejorar los síntomas de la blefaritis. Para ello debemos tener las manos completamente limpias y, si es posible, utilizaremos un producto emoliente que facilite el masaje. 

¿Qué medicamentos se usan para la blefaritis?

En algunos casos de blefaritis, el médico especialista en oftalmología puede optar por el uso de fármacos por vía oral, en colirio o en forma de pomada. El objetivo de estos tratamientos para la blefaritis es controlar la inflamación de los párpados.

En la mayoría de los casos, la opción higiénica, es la más recomendada. Para ello es necesario realizar una limpieza a fondo de la zona afectada frotando suavemente los ojos con un paño limpio, champú neutro o toallitas especiales para la blefaritis, eliminando el exceso de grasa, las escamas, las costras y las secreciones.

Este tratamiento es mucho más eficaz si la limpieza de los párpados se realiza con agua tibia o caliente y si se siguen las indicaciones que nuestro oftalmólogo nos haya dado sobre la regularidad de los lavados y el uso de un producto especial.

¿Qué otros tratamientos existen para la blefaritis?

  • Desbridamiento electromecánico del borde del párpado. Se trata de eliminar las bacterias, la biopelícula y los ácaros y desobstruir las glándulas de Meibomio.
  • Tratamiento de pulsación termal o pulsación térmica. Se aplica calor y presión terapéutica en los párpados para mejorar el drenaje de las glándulas.
  • Terapia de luz pulsada de alta intensidad (IPL) para mejorar la secreción de los lípidos por las glándulas. Además, se puede reducir la inflamación local y de las bolsas palpebrales.

¿Y en los casos más graves?

En los casos más severos de blefaritis, cuando esta provoca anomalías en los párpados como el entropión o el ectropión que pueden llegar a afectar a la superficie ocular, se puede optar por la cirugía de párpados para corregir los desajustes del tejido de esta zona. 

Se trata de una intervención ambulatoria que debe realizarse siempre bajo supervisión de nuestro oftalmólogo y sólo si antes se han efectuado las pruebas necesarias para avalar el buen estado de salud del paciente. 

¿Qué factores pueden empeorar la blefaritis?

Depende del tipo de blefaritis que se padezca. Sin embargo, lo más recomendable es seguir los siguientes consejos:

  • Evitar ambientes extremos (como los muy fríos, los muy cálidos y los muy secos). 
  • Proteger los ojos del viento y el sol (se recomienda usar gafas de sol grandes en espacios al aire libre). 
  • Evitar el humo y la contaminación. 
  • Evitar usar maquillajes o cremas que no estén indicadas específicamente para el tratamiento de la blefaritis. Estos productos pueden tapar y obstruir los poros de la piel de los párpados, con el riesgo de que se desarrolle una blefaritis asociada a la obstrucción de los folículos pilosos de las pestañas. También pueden facilitar la acumulación de gérmenes, provocando una blefaritis infecciosa.
  • Evitar el consumo de alcohol, tabaco y cafeína. 
  • Evitar frotarse los ojos. 
  • Extremar la higiene de los ojos y de las propias manos. 

¿Qué bacterias pueden causar la blefaritis?

Existen diversas bacterias que pueden causar la blefaritis. No obstante, lo más habitual es que este problema aparezca por una infección de Staphyloccocus aureus o Staphyloccocus epidermidis. Ambas bacterias pueden infectar la conjuntiva y las glándulas de Meibomio, lo que favorece la inflamación de la zona y la aparición de la blefaritis. 

¿Qué antibiótico tomar para la infección de los ojos?

Los antibióticos solo deben tomarse cuando la infección que se sufre es de tipo bacteriano (no sirven si la infección es de tipo vírico). 

Para saber qué antibiótico se debe tomar en cada caso, es necesario acudir al médico para que pueda revisar el estado de la infección. En estos casos, lo más habitual será que el oftalmólogo recete un colirio o pomada oftálmica que contenga el antibiótico más adecuado. 

Chica limpiándose los párpados

¿Cuánto tiempo puede durar la blefaritis?

Depende del tipo de blefaritis que se padece y de los cuidados que el paciente aplique. Con el tratamiento adecuado, es un problema que puede solucionarse en unos días o, como mucho, en un par de semanas. 

¿Cómo se contagia la blefaritis?

La blefaritis solo es contagiosa cuando está causada por algún agente patógeno (virus, bacterias, hongos, etc.). En general, la blefaritis que se contagia por alguno de estos patógenos se debe al contacto directo entre el ojo y alguna superficie infectada. 

Las vías de contagio más habituales son las siguientes: 

  • Contacto directo con la mano del propio paciente. 
  • Consecuencia de compartir cremas, maquillaje o productos cosméticos. 
  • Lentes de contacto en mal estado o contaminadas por bacterias. 

¿Cómo se hace un lavado de ojos?

Para lavar los ojos debemos seguir los siguientes pasos:

  1. Limpiar nuestras propias manos con agua y jabón. 
  2. Limpiar la cara con agua y con un jabón neutro y formulado para el tratamiento de la blefaritis u otras enfermedades oftálmicas. 
  3. Limpiar la zona de los párpados con un producto adecuado para la limpieza de los ojos. Por ejemplo, toallitas oftálmicas. 
  4. Al final, si es necesario, aplicamos lágrimas artificiales, gotas oftálmicas o pomadas en el ojo siguiendo las indicaciones de nuestro médico. 

Artículo revisado por el Dr. Diogo da Saúde, oftalmólogo de Clínica Baviera.

Fuentes 

Academia Americana de Oftalmología (AAO) – Párpado

Academia Americana de Oftalmología (AAO) – ¿Qué es la blefaritis?

Academia Americana de Oftalmología (AAO) – Tipos de cirugía de párpados

Teresa Delgado
24/05/2022
100% recomendable, trato, profesionalidad y eficacia al mismo nivel, top
Santiago Esponda Chaux
23/05/2022
Juan Carlos Cuenca
20/05/2022
David Tores
13/05/2022
Carolina Vicent Toril
03/05/2022
Christian Martinez Garcia
20/04/2022
Sierri León Vega
06/04/2022
Marta Acero
02/04/2022
Contenta con el momento de la operación y cómo nos han tratado, aunque sí es cierto que me dijeron que iba a quedar después de la operación totalmente perfecta y que mi visión iba a ser del 100% y NO HA SIDO así. Ayer mismo me dieron el alta y avisé a mi Doctora Belén que no veía 100% bien desde mi ojo izquierdo y me dijo que me había quedado un poco de astigmatismo en ese ojo y que no hacía falta ningún retoque. Esto ha sido bastante feo para mí, porque crees que vas a quedar perfecta al 100% y te quedas viendo mal de un ojo, la verdad que ha sido un final un tanto amargo. Tengo dos amigas que se iban a operar aquí, y ya me encargaré de avisarlas por lo menos que no se quede como yo, con ese mal sabor de boca.
Flora Rascón Rascón
24/03/2022
Jorge Gallego
23/02/2022
Le pongo 5 estrellas porque no se pueden poner mas. El trato es espectacular desde que entras por la puerta, el personal muy profesional y agradable que no escatima en tiempo y dedicacion al paciente, Un 10.

New Call-to-action

Autor

  • Clínica Baviera es una institución médica especializada en el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de todo tipo de trastornos oftalmológicos. En nuestra red de clínicas, formada por más de 80 centros repartidos en cuatro países (España, Alemania, Austria e Italia), un equipo de más de 200 oftalmólogos ya ha realizado más de 1.000.000 tratamientos, lo que nos convierte en centro europeo de referencia en oftalmología.

1 Comentario

  1. 19 de julio de 202002:19
    dijo:

    Gracias

Escribe un comentario