Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

Lentillas para astigmatismo: ¿por qué tienen que ser diferentes?

El astigmatismo es un problema visual que se engloba dentro de los denominados problemas de la refracción. El ojo de las personas con astigmatismo se caracteriza por presentar una irregularidad de la córnea o del cristalino que hace que los objetos se enfoquen en más de un punto de la retina al mismo tiempo. Esto provoca visión borrosa a todas las distancias, tanto si se mira de cerca como de lejos. En la gran mayoría de casos, el astigmatismo es de carácter congénito, aunque también puede producirse como consecuencia de un traumatismo o como efecto secundario a una intervención quirúrgica. Hoy en día, existen gafas y lentillas para astigmatismo, que permiten solucionar este problema de la vista de forma fácil. Además, el uso de cirugía refractiva, permite que esta corrección libere al paciente de la necesidad de usar gafas o lentillas.

New Call-to-action

Astigmatismo combinado con otros problemas de visión

Aunque se puede dar el caso de pacientes que presentan únicamente astigmatismo, lo más habitual es que el astigmatismo aparezca asociado a un problema de miopía o hipermetropía. En estos casos, además de que el paciente vea borroso por culpa del astigmatismo, también presenta problemas para ver de lejos o de cerca respectivamente, dependiendo de si su astigmatismo va acompañado de miopía o hipermetropía. En estos casos, lo más habitual es usar gafas o lentillas para astigmatismo que están expresamente diseñadas para corregir los dos problemas de la vista del paciente, lo que le permite ver de forma correcta independientemente de los problemas de visión que presente. 

Por otro lado, hay que tener en cuenta que existen varios tipos de astigmatismo. El astigmatismo simple (si afecta a un solo eje), el astigmatismo miópico (asociado a la miopía), el astigmatismo hipermetrópico (asociado a la hipermetropía) y el astigmatismo mixto (que se produce cuando un eje se enfoca delante de la retina y el otro detrás). En todos estos casos, es importante que el oftalmólogo u óptico lleve a cabo las pruebas correspondientes para conocer el tipo de astigmatismo que padece el paciente en cada ojo, lo que permitirá adoptar el tratamiento más adecuado en cada caso y escoger un tratamiento personalizado al paciente y a cada uno de sus ojos.

Características diferenciales de las lentillas tóricas

Una forma de corregir los problemas de visión provocados por el astigmatismo es a través del uso de las lentillas para astigmatismo o lentillas tóricas.

Las principales características que diferencian a estas lentes del resto son las siguientes:

  • Se fabrican con una curvatura especial específica para cada ojo, en función de la desviación que presente.
  • El usuario debe tener mucho cuidado a la hora de colocarlas, ya que si no se hace en la posición correcta, puede sufrir muchas molestias y dificultades de visión. Una vez colocadas, hay que tener mucho cuidado de que no se muevan ni se giren. 
  • Son más caras que el resto de lentillas debido a que su fabricación es más personalizada, lo que incrementa los costes.

Mujer de ojos azules poniéndose una lente de contacto

Lentillas para astigmatismo: por qué son diferentes

Las lentillas para astigmatismo (tóricas) están especialmente diseñadas para corregir los desperfectos de la curvatura de la córnea, propios del ojo con astigmatismo (cuya forma no es simétrica, sino similar a la de una pelota de rugby). Por este motivo, tienen una forma diferente y, sobre todo, altamente personalizada para cada paciente. 

De hecho, es necesario personalizarlas en cada paciente porque, a diferencia de otros problemas de la vista que se pueden solucionar con lentillas (miopía o hipermetropía, por ejemplo), en este caso el error en la curvatura del ojo no es común, sino que cada paciente presenta este error en la curvatura del ojo de forma particular y personal. De esta forma, es necesario adaptarlas no solo al propio paciente, sino a cada una de las irregularidades que el propio paciente presenta en cada uno de sus ojos. Además, debido precisamente a esto, se trata de lentillas que no se pueden intercambiar entre los dos ojos del paciente, porque aunque pueda presentar la misma graduación en ambos ojos, la forma en que la lentilla corrige este problema es particular de cada uno de ellos. 

Ventajas e inconvenientes de las lentillas para astigmatismo

El lado positivo de estas lentillas para astigmatismo es que su aparición ha permitido a muchas personas con astigmatismo usar lentes de contacto cuando, antes, estaban obligadas a usar gafas. Sin embargo, este tipo de lentillas también presentan un inconveniente: debido a sus peculiaridades, a algunas personas les resultan incómodas, lo que hace que les cueste adaptarse más en comparación con las lentillas tradicionales. 

Una forma de evitar estos inconveniente es someterse a una cirugía refractiva, puesto que los avances tecnológicos existentes hoy en día posibilitan que la mayor parte de pacientes con astigmatismo puedan operarse con unos resultados excelentes. 

Por lo general, las operaciones de astigmatismo con cirugía láser se realizan mediante la técnica Lasik. Esta técnica es un procedimiento mediante el cual, un cirujano experimentado puede resolver este problema refractivo en menos de 10 minutos. Además, se trata de una forma mínimamente invasiva, muy segura y sin necesidad de que el paciente permanezca ingresado en un centro hospitalario.

¿Por qué veo mal?

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario