Clínica Baviera
Llama gratis
900 180 100

Bye bye gafas con Cirugía Refractiva

¿Debo alarmarme si mi bebé tiene un ojo hinchado?

Puede ocurrir que un bebé tenga un ojo hinchado y que ello active todas las alarmas. Así, incluso al nacer, podemos detectar que el párpado de nuestro hijo está ligeramente hinchado.

New Call-to-action

Síntomas

Lo cierto es que al nacer y pasar por el canal del parto, el recién nacido puede sufrir una presión sobre la cara que se manifiesta en forma de derrames en la esclerótica (membrana blanca del ojo) y/o enrojecimientos en la piel. Esto no reviste gravedad y remite a los tres o cuatro días.

Asimismo, es posible que la apertura de los ojos del bebé no sea totalmente simétrica durante los primeros días de vida. En principio, no debería asustarnos. Únicamente debe motivar una visita al especialista si esta asimetría no desaparece al mismo tiempo que la hinchazón, aunque seguramente no le otorgará mayor importancia.

No obstante, existen otras causas, aparte de la mencionada, que pueden motivar que un bebé tenga un ojo hinchado.

Causas por las que un bebé puede tener un ojo hinchado

Un ojo hinchado puede deberse a razones variopintas pero en general resultan bastante leves y remiten tras un mínimo de intervención médica o con el transcurso de unos días. Las vemos a continuación:

Bebé con un ojo hinchado

  • Blefaritis: Tanto en niños como en bebés (y, por supuesto, en adultos) pueden darse casos de blefaritis. Se trata de una inflamación de los bordes de los párpados. En concreto, se aprecia que éstos presentan una apariencia enrojecida, escamosa e inflamada. Esta afección suele tener un origen bacteriano e incluso derivar de una dermatitis seborreica. También, pero en menor medida, las alergias o incluso un brote de piojos en las mismas pestañas se esconden tras un episodio de blefaritis.
  • Una enfermedad en los riñones también puede ocasionar que los párpados se encuentren hinchados. Aunque este síntoma por sí solo no puede hacernos sospechar este problema, pues se presenta con muchos más trastornos como fiebre o hinchazón de los pies, entre otros. Una prueba de orina suele servir para confirmar o descartar una enfermedad en el riñón.
  • Conjuntivitis: Las conjuntivitis también pueden causar que los párpados se encuentren hinchados, además de que los ojos se presentan enrojecidos y llorosos.
  • Los orzuelos: Hablamos de un pequeño absceso que se forma, generalmente, en el exterior de los párpados, aunque excepcionalmente se origina también en el interior. Habitualmente están provocados por una bacteria, el estafilococo. En estos casos, podemos dirigirnos al pediatra para que lo valore y nos recete una pomada antibiótica o lo que considere oportuno.
  • Las picadura de insectos: Fíjate bien si tiene una pequeña picadura antes de alarmarte de forma innecesaria.
  • Una alergia: Un ojo hinchado en un bebé puede explicarse por un cuadro alérgico. En este caso, tendremos que estar atentos a si ésta viene acompañada por otros síntomas. En cualquier caso, siempre es recomendable una visita al pediatra para que examine al pequeño.

En cualquier caso, si tu bebé presenta otros síntomas, a parte de ese ojo hinchado, aprecias un empeoramiento o la hinchazón le causa grandes molestias y llora, no dudes en solicitar ayuda médica de inmediato.

New Call-to-action

No hay comentarios

Todavía no hay comentarios.

Escribe un comentario